busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Viernes, 27 de agosto de 2010
Médica y propietario de una clínica que mudaron una operación fraudulenta de Florida a Detroit condenados por su papel en un ardid de $2.3 millones de dólares

WASHINGTON - El propietario de una clínica del área de Detroit, Juan De Oleo, y una médica que ayudó a falsificar registros en la clínica, la Dra. Rosa Genao, fueron condenados hoy por un jurado federal en Detroit por su papel en un ardid de fraude contra Medicare de $2.3 millones de dólares.

Según la evidencia presentada durante el juicio de dos semanas, Juan De Oleo era propietario de una empresa llamada Xpress Center, Inc. (XPC), con sede en Livonia, Mich.  La evidencia demostró que De Oleo y terceros fundaron XPC con la única finalidad de defraudar a Medicare.  XPC era una clínica de pacientes ambulatorios que alegaba especializarse en terapias con infusiones e inyecciones.  Según la evidencia presentada durante el juicio, De Oleo y sus coconspiradores importaron el concepto de fraude con clínicas de "infusión" del sur de Florida a Detroit a raíz de un mayor escrutinio de las fuerzas del orden público en Florida.  De Oleo contó con la ayuda de su esposa, la Dra. Rosa Genao, para falsificar registros médicos en XPC para que pareciera que los pacientes de la clínica realmente necesitaban los medicamentos que se facturaban a Medicare.  Según la evidencia presentada durante el juicio, Genao anotaba síntomas falsos en las fichas clínicas de los pacientes que llevaba la clínica para justificar la administración de medicamentos costosos y exóticos facturados a Medicare.  Una de las drogas exóticas, llamada octreotida, se usa principalmente en el tratamiento de acromegalia y diarrea severa, y la clínica la facturaba a razón de miles de dólares por dosis.

Como demostró la evidencia presentada durante el juicio, aproximadamente entre noviembre de 2006 y marzo de 2006, los demandados presentaron alrededor de $2.3 millones de dólares en reclamos a Medicare por servicios de terapia de inyección que nunca se brindaron o no eran médicamente necesarios. Medicare pagó alrededor de $1.7 millones de dólares correspondientes a esos reclamos.

La evidencia demostró que XPC compró solo una pequeña fracción de los medicamentos que facturó a Medicare. Se les recetaban medicamentos a los pacientes de la clínica no con base en la necesidad médica, sino de acuerdo a qué medicamentos generarían más reembolsos de Medicare.

La evidencia mostró que los beneficiarios de Medicare no eran referidos a XPC por sus médicos de atención primaria, ni por ningún otro fin médico legítimo, sino que eran reclutados para que asistieran a la clínica a través del pago de comisiones ilícitas. A cambio de esas comisiones ilícitas, se comprobó que los beneficiarios de Medicare asistían a la clínica y firmaban documentos en que indicaban que habían recibido los servicios facturados a Medicare. Las comisiones ilícitas se pagaban en efectivo.

De Oleo fue condenado por un cargo de conspiración para cometer fraude de servicios médicos, cinco cargos de fraude de servicios médicos y dos cargos de lavado de dinero. La Dra. Rosa Genao fue condenada de un cargo de conspiración para cometer fraude de servicios médicos, cinco cargos de fraude de servicios médicos y un cargo de destrucción o alteración de registros. Los cargos de fraude de servicios médicos y lavado de dinero tienen una sentencia máxima de 10 años de prisión y una multa de $250,000 dólares, mientras que la destrucción de registros tiene una sentencia máxima de 20 años de prisión y una multa de $250,000 dólares. El tribunal todavía no programó una fecha de lectura de la sentencia.

Deirdre Teagan, una asistente médica que trabajó en XPC, fue absuelta de un cargo de conspiración para cometer fraude de servicios médicos y cinco cargos de fraude de servicios médicos. El jurado no logró llegar a un veredicto en el cargo de destrucción de registros y el tribunal declaró un juicio nulo respecto de ese cargo.

Contando los cinco veredictos de culpabilidad de hoy, se ha condenado a seis personas relacionadas a XPC por sus papeles en ardides de fraude contra Medicare.

El veredicto de hoy fue anunciado por el Secretario de Justicia Auxiliar Lanny A. Breuer de la División Criminal; la Fiscal Federal para el Distrito Este de Michigan Barbara L. McQuade; el Agente Especial a Cargo Andrew G. Arena de la Oficina Local de Detroit del Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)]; y el Agente Especial a Cargo Lamont Pugh III de la Oficina Regional de Chicago del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU., Oficina del Inspector General [U.S. Department of Health and Human Services, Office of Inspector General’s (HHS-OIG)].

Estuvieron a cargo de la acusación en el caso los Abogados Litigantes Benjamin D. Singer y Gejaa T. Gobena de la Sección de Fraude de la División Criminal. El FBI y la HHS-OIG llevaron a cabo la investigación.

La demanda fue entablada como parte de la Fuerza de Ataque al Fraude contra Medicare, supervisada por la Sección de Fraude de la División Criminal y la Fiscalía Federal para el Distrito Este de Michigan.

Desde su creación en marzo de 2007, las operaciones de la Fuerza de Ataque de Fraude contra Medicare en siete distritos lograron la acusación formal de 810 personas que, en conjunto, facturaron fraudulentamente al programa Medicare más de $1.850 billones de dólares. Además, los Centros para Servicios de Medicare y Medicaid del HHS, en trabajo conjunto con la HHS-OIG, están tomando medidas para lograr una mayor responsabilización y una menor presencia de proveedores fraudulentos.

Para conocer más sobre el Equipo de Acción, Prevención y Control de Fraude de Servicios Médicos [Health Care Fraude Prevention and Enforcement Action Team (HEAT)], visite: www.stopmedicarefraud.gov.

10-976
División Criminal