busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Jueves, 12 de agosto de 2010
Nuevos fondos del Congreso servirán para optimizar la estrategia de la frontera sudoeste del Departamento de Justicia

WASHINGTON – La aprobación de hoy por el Congreso del Proyecto de Ley de Asignaciones Presupuestarias para la Seguridad de la Frontera provee $196 millones de dólares para el Departamento de Justicia, para la labor de las fuerzas del orden público federales en áreas de gran incidencia de delitos en la región de la frontera sudoeste, anunció el Secretario de Justicia Adjunto Interino Gary G. Grindler.  

 

"Felicito al Congreso por su aprobación del Proyecto de Ley de Asignaciones Presupuestarias para la Seguridad de las Fronteras, la que agrega importantes recursos para reforzar la seguridad en la frontera sudoeste", dijo el Secretario de Justicia Adjunto Interino Gary G. Grindler.   “Esos fondos son críticos para el agregado de capacidades para acabar con organizaciones delictivas transnacionales y reducir el tráfico ilícito de personas, drogas, monedas y armas.

 

"Esta ley ayudará a fortalecer la labor histórica de seguridad realizada por el Departamento de Justicia en la frontera sudoeste.  A lo largo de los últimos 18 meses, este gobierno y este departamento han dedicado personal, tecnología y recursos sin precedentes a la frontera, con resultados sin precedentes, y seguiremos concentrando nuestros esfuerzos en el desmantelamiento de organizaciones delictivas y las redes que explotan", dijo el Secretario de Justicia Adjunto Interino Grindler.

 

Acompañaron al Secretario de Justicia Adjunto Interino Grindler en el anuncio el Secretario de Justicia Auxiliar Lanny A. Breuer de la División Criminal; el Director Adjunto Kenneth Melson del Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos [Bureau of Alcohol, Tobacco, Firearms and Explosives (ATF)]; la Administradora Interina de la Administración de Control de Drogas de EE.UU. [U.S. Drug Enforcement Administration (DEA) Michele M. Leonhart; el Director Auxiliar Kevin Perkins de la División de Investigaciones Criminales del Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI) y el Director del Servicio de Alguaciles Federales John Clark.

 

Específicamente, los fondos permitirán más de 400 cargos nuevos y el destacamento de hasta 220 miembros del personal a lo largo de la frontera como parte de la Estrategia para la Frontera Sudoeste más amplia del Departamento de Justicia, incluidos:

 

·         Equipos del Proyecto "Gunrunner" del ATF - Establecimiento de siete equipos del Proyecto Gunrunner del ATF compuestos por agentes especiales e investigadores de operaciones de la industria para luchar contra el tráfico de armas de fuego a lo largo de la frontera sudoeste;  

·         Labor de control de drogas en los cárteles - Optimización e incremento de operaciones de inteligencia contra los cárteles de drogas, así como 50 posiciones nuevas adicionales en oficinas de la frontera sudoeste;

 

·         Escuadrones Híbridos del FBI - Creación de cinco Escuadrones Híbridos adicionales en la frontera sudoeste, dedicados a combatir la amenaza de la delincuencia violenta a lo largo de la frontera y a ampliar la labor de recabar inteligencia;

 

·         Fuerza de Tarea contra la Delincuencia Organizada y los Delitos asociados al Narcotráfico [Organized Crime Drug Enforcement Task Force (OCDETF)] - Mayores fondos para la región de la frontera sudoeste, incluidas sus siete Fuerzas de Ataque OCDETF en el área para apoyo a investigaciones y enjuiciamientos de cárteles de narcotráfico mexicanos de alto nivel;

 

·         Fiscales Federales - Destacamento de más de 30 fiscales en áreas específicas para proveer recursos de acusación adicionales dedicados a combatir el narcotráfico, el tráfico de armas y el contrabando de grandes cantidades de dinero a lo largo de la frontera sudoeste;

 

·          División Criminal - Creación de 26 cargos para el análisis de solicitudes de intervenciones telefónicas, junto con solicitudes de extradición y asociadas al tratado mutuo de asistencia legal [mutual legal assistance treaty (MLAT)], así como para proveer apoyo adicional para la investigación y el enjuiciamiento de pandillas, delitos de armas de fuego y narcotraficantes transnacionales, y el lavado de dinero a lo largo de la frontera sudoeste;

 

·         Investigaciones internacionales del Servicio de Alguaciles Federales [U.S. Marshalls Service (USMS)] - Destacamento de más de 20 Alguaciles Federales Adjuntos para apoyo a sus investigaciones internacionales, incluido el establecimiento de oficinas en México para tratar de investigaciones que se extienden a ambos lados de la frontera y mejorar la presencia del USMS en el Centro de Inteligencia de El Paso [El Paso Intelligence Center (EPIC)] para facilitar investigaciones más centradas en la inteligencia;  

 

·         Litigios Inmigratorios - Mayores fondos para que los Equipos de Jueces de Inmigración puedan acelerar los procesos de deportación asociados a delincuentes extranjeros;

 

·         Prisiones y detención Mayores fondos para camas contratadas y personal del USMS de acuerdo a los niveles de prisioneros; y

 

·         Capacitación para las fuerzas del orden público mexicanas - Fondos adicionales para apoyo a las operaciones de las fuerzas del orden público mexicanas con análisis balístico, análisis de ADN, información compartida, capacidades técnica y asistencia.  

 

La Estrategia para la Frontera Sudoeste, encabezada por el Secretario de Justicia Adjunto, utiliza fuerzas de tarea lideradas por fiscales federales que reúnen a todos los componentes de las fuerzas del orden público para identificar, desmantelar y acabar con los carteles de narcotráfico mexicanos a través de la investigación, el enjuiciamiento y la extradición de sus principales líderes y facilitadores, y confiscar sus activos.   El Departamento de Justicia está acentuando su concentración en investigaciones y enjuiciamientos del contrabando de armas y dinero que se dirige al sur y que alimenta a la violencia y la corrupción, y en atacar a los carteles en México en si, en asociación con la Oficina del Procurador General de la República (PGR) y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

 

Los más recientes recursos y fondos anunciados por los Estados Unidos se fundamentan en el marco de conocimientos y experiencia anunciados el año pasado, así como en los éxitos logrados por estos recursos y fondos, como parte del apoyo brindado por el gobierno Obama a la lucha contra los cárteles.

 

Como la mayor presencia de las fuerzas del orden público en México con oficinas en todo el país, y una historia de una década de trabajo con el gobierno mexicano, la DEA tiene un punto de ventaja estratégico a partir del cual puede evaluar la situación del narcotráfico en México, su violencia asociada, sus causas y su contexto histórico.   Actualmente, el 29 por ciento de los cargos de agentes nacionales de la DEA está asignado a sus divisiones locales de la frontera sudoeste.   El Proyecto "Deliverance", anunciado en junio de 2010, permitió el arresto de más de 2,200 individuos por cargos asociados a narcóticos en los Estados Unidos y la confiscación de más de 74.1 toneladas de drogas ilegales como parte de una investigación multiagencias de las fuerzas del orden público que duró 22 meses.

 

A través del Proyecto "Gunrunner" del ATF, agentes reúnen inteligencia de registros de licencias federales para porte de armas de fuego, balísticas y otros datos de análisis de laboratorio y de rastreo, y utilizan métodos tradicionales para reunir inteligencia para negarles las "herramientas necesarias" a la infraestructura de tráfico de armas de fuego a organizaciones delictivas que operan en México y en todos los Estados Unidos.   Como resultado del Proyecto Gunrunner, el ATF confiscó 2,589 armas de fuego y 265,500 municiones destinadas a la frontera sudoeste en el año fiscal 2009.

 

El ATF ha ampliado significativamente su labor al destacar a Equipos de Impacto Gun Runner [Gun Runner Impact Teams (GRIT)] a áreas específicas a lo largo de la frontera.   Como resultado del primer equipo GRIT destacado en Houston, agentes investigaron y completaron más de 1,000 pistas de investigación, lo cual resultó en el inicio de más de 275 casos de armas de fuego y la confiscación de más de 440 armas de fuego ilegales.   Los equipos GRIT también completaron más de 1,100 inspecciones de titulares de licencias federales de armas de fuego [federal firearms licensee (FFL)].

 

Fondos de la Ley de Recuperación proporcionaron $10 millones de dólares al Proyecto Gunrunner para la contratación de agentes especiales, investigadores de operaciones de la industria y otro personal para oficinas nuevas en McAllen, Texas; El Centro, Calif.; y Las Cruces, N.M. (incluida una oficina satélite en Roswell, N.M.,) para combatir a los traficantes de armas que permiten que las armas lleguen a delincuentes violentos.

 

El ATF también ha ampliado su exitosa iniciativa eTrace, la cual permite que agencias de las fuerzas del orden público identifiquen tendencias de tráfico de organizaciones de narcotráfico y otras organizaciones delictivas que envían armas a México desde los Estados Unidos, así como desarrollar pistas para la investigación, a fin de detener a traficantes de armas de fuego y personas que, a sabiendas, compran armas de fuego para personas que tienen prohibido portarlas, antes de que crucen la frontera.  

 

Además de los cinco nuevos Escuadrones Híbridos, el FBI sigue adelante con su Fuerza de Tarea contra la Corrupción en las Fronteras Nacionales, con representantes del FBI, de la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional, el Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras de EE.UU. - Asuntos Internos y TSA para guiar y supervisor los programas de corrupción fronteriza en todo el país.    

 

El USMS ha intensificado su labor a lo largo de la frontera sudoeste, destacando a 94 Alguaciles Federales Adjuntos adicionales y enviando a cuatro delegados adicionales a la Ciudad de México para prestar asistencia a la Oficina Local Extranjera de la Ciudad de México del Servicio de Alguaciles en el año fiscal 2009.  Veinticinco nuevos Especialistas en Confiscación de Activos - Investigadores de Delitos han sido colocados en unidades de confiscación de activos del USMS en el campo.  Los nuevos cargos son singulares con respecto a que están dedicados exclusivamente a la División de Confiscación de Activos del USMS y brindan apoyo a las Fiscalías Federales y agencias de investigación en investigaciones de carteles y otras investigaciones de gran escala.

 

Las extradiciones de México alcanzaron un récord en 2009, con 107 individuos extraditados de México a los Estados Unidos para ser enjuiciados por supuestos delitos cometidos en los Estados Unidos.  La Oficina de Asuntos Internacionales de la División Criminal ya ha logrado la extradición de 54 fugitivos de México en 2010, 22 de los cuales fueron acusados de delitos de narcotráfico.  Esto incluyó la extradición de México de Mario Ernesto Villanueva Madrid, el ex gobernador del estado mexicano de Quintana Roo.

 

Además de proporcionar mayores recursos y fondos, el Departamento de Justicia sigue brindando apoyo a las fuerzas del orden público mexicanas a través de iniciativas de capacitación. La Oficina de Desarrollo de Enjuiciamiento en el Exterior, Asistencia y Capacitación [Office of Overseas Prosecutorial Development, Assistance and Training (OPDAT)] de la División Criminal y otros están proporcionando capacitación práctica en tiempo actual a través de seminarios para investigadores y fiscales en México sobre la investigación y el enjuiciamiento de casos complejos, a medida que México realiza su transición a un sistema acusatorio.   La capacitación de 5,462 fiscales e investigadores mexicanos en el ámbito estatal y federal y en los poderes ejecutivo y judicial ya ha ocurrido, y el departamento pretende haber logrado capacitar a 9,261 hasta fines de 2010.

 

Además, el programa OCDETF ha aumentado la cantidad de analistas a lo largo de la frontera sudoeste y la Oficina de Programas Judiciales ha invertido $30 millones de dólares en fondos de incentivo para asistir en el combate a la actividad del narcotráfico que pasa por la frontera sudoeste y en áreas de alta intensidad de narcotráfico, llevado a cabo por las fuerzas del orden público estatales y locales.  

10-925
Oficina de Asuntos Públicos