busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Jueves, 18 de febrero de 2010
Un supuesto líder de cartel de narcotráfico mexicano fue extraditado de México a los Estados Unidos para enfrentar cargos federales de narcotráfico

Un supuesto líder jerárquico de uno de los mayores carteles de narcotráfico de México, cuyo padre se alega que lidera una facción del Cartel de Sinaloa y está entre los más poderosos lords del narcotráfico de México, fue extraditado hoy de México para enfrentar cargos federales de conspiración para realización de narcotráfico en los Estados Unidos. Se cree que Jesús Vicente Zambada-Niebla es uno de los más importantes demandados asociados al narcotráfico mexicano, extraditado de México a los Estados Unidos desde que Osiel Cárdenas Guillen, el líder acusado del notorio Cartel del Golfo, fue extraditado en 2007. Los hechos de hoy son el resultado de una cooperación estrecha y continua entre los Estados Unidos y México para investigar y enjuiciar a líderes de carteles internacionales de narcotráfico.

Zambada-Niebla, 34, quien pasó aproximadamente 11 meses detenido en México, llegó a Chicago después de que las autoridades mexicanas lo entregaron hoy a agentes de las fuerzas del orden público estadounidenses. Zambada-Niebla comparecerá el martes, 23 de febrero, a las 11:00 a.m. CST ante el Juez Federal de Distrito Rubén Castillo en el Tribunal Federal de Distrito en Chicago.

Zambada-Niebla está entre tres docenas de demandados que fueron acusados formalmente en Chicago en agosto de 2009 como parte del mayor caso internacional de conspiración para cometer narcotráfico ya enjuiciado en el Distrito Norte de Illinois. También fue acusado formalmente en un caso separado pendiente en el Tribunal Federal de Distrito para el Distrito de Columbia, el cual está siendo enjuiciado por la Sección de Narcóticos y Drogas Peligrosas de la División Criminal. Primero, Zambada-Niebla enfrentará los cargos en Chicago, y luego enfrentará los cargos en el Distrito de Columbia.

"A través de la cooperación estrecha y sostenida con nuestros asociados en México, estamos llevando a supuestos líderes de carteles ante la justicia - en ambos lados de la frontera", dijo el Secretario de Justicia Auxiliar Lanny A. Breuer de la División Criminal. "En 2009, México extraditó la mayor cantidad de demandados ya vista a los Estados Unidos en un año, representando nuestro compromiso compartido y nuestra responsabilidad por desestabilizar y desmantelar estas organizaciones de narcotráfico violentas y corrosivas".

"Felicitamos a México por seguir extraditando a líderes de carteles mexicanos a los Estados Unidos", dijo Michele M. Leonhart, Administradora Interina de la Administración de Control de Drogas [Drug Enforcement Administration (DEA)]. "El Cartel de Sinaloa ha contrabandeado múltiples toneladas de cocaína y heroína a nuestro país durante décadas, utilizando la intimidación y el homicidio para crear y proteger su imperio criminal. Esta extradición ilustra claramente la voluntad del gobierno mexicano de mantener una asociación fuerte con la DEA para combatir, desestabilizar y desmantelar a los carteles mexicanos poderosos".

"Se trata de un hecho de gran importancia en la labor de los Estados Unidos de enjuiciar conspiraciones de importación de narcóticos internacionales, donde sea que operen los demandados", dijo Patrick J. Fitzgerald, Fiscal Federal para el Distrito Norte de Illinois. "La acusación formal alega que esta organización importó muchas toneladas de cocaína y cantidades de heroína a los Estados Unidos, y que este demandado ocupó un papel central como miembro jerárquico de la supuesta conspiración".

Zambada-Niebla fue acusado formalmente en Chicago junto con Joaquín "el Chapo" Guzmán-Loera y el padre de Zambada-Niebla, Ismael "el Mayo" Zambada-García, ambos los cuales se alega que dirigían facciones del Cartel de Sinaloa. Se alega que estas facciones coordinaban el narcotráfico entre sí, con otras facciones del Cartel de Sinaloa, y con otros carteles afiliados, en una alianza conocida comúnmente como "la Federación". La acusación formal de Chicago incluye delitos que ocurrieron, supuestamente, entre 2005 y 2008, mientras que Guzmán-Loera, Zambada-García y Arturo Beltrán-Leyva fueron acusados formalmente por separado en Brooklyn, N.Y. por supuestas actividades de narcotráfico entre 1990 y 2005. Beltrán-Leyva fue asesinado en un tiroteo con autoridades mexicanas en diciembre de 2009, en México.

La acusación formal de Chicago alega que Zambada-García y Guzmán-Loera, en conjunto con otros siete asociados jerárquicos, incluidos sus respectivos hijos, Zambada-Niebla y Alfredo Guzmán-Salazar, coordinaron sus actividades de narcotráfico para importar múltiples toneladas de cocaína de países de América Central y América del Sur, incluidos Colombia y Panamá, al interior de México, utilizando diversos medios de transporte. Luego, se alega que contrabandearon centenas de kilogramos de cocaína a la vez, así como múltiples kilogramos de heroína, por la frontera estadounidense hasta Chicago y todos los Estados Unidos.

Según la acusación formal, Guzmán-Loera, Zambada-García y Zambada-Niebla, buscaron obtener armas en los Estados Unidos y deliberaron sobre el uso de violencia contra edificios gubernamentales estadounidenses y/o mexicanos en represalia a la aplicación por cada país de sus leyes contra narcóticos y para perpetuar sus actividades de narcotráfico.

La acusación formal del Distrito de Columbia acusa a Zambada-Niebla y sus codemandados de conspiración para importar y distribuir cocaína de 1992 al 28 de enero de 2003. De acuerdo con la acusación formal, la organización Zambada-García recibió múltiples toneladas de cocaína colombiana a través de navíos y luego utilizaron diversos medios, incluidos aviones, camiones y automóviles, para transportar la cocaína por la frontera entre EE.UU. y México. La acusación formal alega específicamente que la organización Zambada-García distribuyó cocaína a Los Ángeles, Chicago y Nueva York, incluidos 1,003 kilos de cocaína al área de Nueva York/Nueva Jersey, 1,770 kilos de cocaína al área de Chicago, y 2-3 kilos de cocaína al área de Los Ángeles. El valor total estimado de esta cocaína, toda la cual fue supuestamente distribuida entre agosto de 2001 y junio de 2002, es de 47.5 millones de dólares. Alega la acusación del Distrito de Columbia que, en total, Zambada-Niebla y sus codemandados transportaron aproximadamente 12,500 kilos de cocaína de Colombia, a México y luego a los Estados Unidos.

La DEA lideró la investigación en Chicago, junto con la División de Investigaciones Criminales del Servicio de Impuestos Internos y el Departamento de Policía de Chicago. También ayudaron en la investigación general el Centro Nacional de Inteligencia de Narcóticos [National Drug Intelligence Center (NDIC)] de la DEA; la Unidad Especial de Área de Alta Intensidad de Narcotráfico [High-Intensity Drug Trafficking Area (HIDTA)]; la Fiscalía Federal de Milwaukee y el Departamento de Policía de Milwaukee; la Fiscalía Federal para el Distrito Central de Illinois; las oficinas de Chicago y Peoria del Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)]; las oficinas de Chicago del Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos; el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE.UU.; el Servicio de Alguaciles Federales; el Departamento del Alguacil del Condado de Cook y otras dependencias de las fuerzas del orden público estatales y locales. La investigación fue coordinada por la Fiscalía Federal en Chicago, con la asistencia de agentes y analistas de la División de Operaciones Especiales [Special Operations Division (SOD)], y abogados de la Sección de Narcóticos y Narcóticos Peligrosos [Narcotic and Dangerous Drug Section (NDDS)] de la División Criminal, quienes están enjuiciando casos asociados. Están a cargo de la acusación en el caso de Chicago los Fiscales Federales Auxiliares Thomas Shakeshaft y Michael Ferrara.

La investigación en el Distrito de Columbia estuvo encabezada por SOD. Originalmente, estuvo a cargo del caso del Distrito de Columbia el ex Abogado Litigante de NDDS Patrick Hearn; actualmente están a cargo de la acusación en el caso los Abogados Litigantes de NDDS Mary Mogavero y Glenn Alexander.

La Oficina de Asuntos Internacionales de la División Criminal brindó importante asistencia en la extradición de Zambada-Niebla.

El departamento reconoce y valora la importante asistencia proporcionada por el gobierno de México y asociados de las fuerzas del orden público mexicanas en esta extradición.

Los cargos enunciados en esta acusación formal son solo acusaciones y se supone que el demandado es inocente hasta que se pruebe lo contrario.

10-161
División Criminal