busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Viernes, 19 de febrero de 2010
Empresario de Florida se declara culpable de lavado de dinero en ardid de soborno en el extranjero

El presidente de una empresa con sede en el Condado de Miami-Dade, Fla. se declaró culpable hoy de realizar transacciones monetarias asociadas a propiedad derivada de un ardid para sobornar a ex funcionarios gubernamentales haitianos, anunciaron el Secretario de Justicia Auxiliar Lanny A. Breuer de la División Criminal; el Fiscal Federal Jeffrey H. Sloman del Distrito Sur de Florida; y Daniel W. Auer, Agente Especial a Cargo del Servicio de Impuestos Internos, Oficina Local de Miami de Investigaciones Criminales [Internal Revenue Service, Criminal Investigation (IRS-CI)].

De acuerdo con la demanda criminal entablada el 1° de febrero de 2010, Jean Fourcand, 62, de Miami, era presidente y director de Fourcand Enterprises Inc. Al declararse culpable, Fourcand admitió que recibió fondos entre noviembre de 2001 y agosto de 2002 originarios de empresas de telecomunicaciones estadounidenses para el beneficio de un funcionario de la empresa nacional estatal de telecomunicaciones de la República de Haití, Telecommunications D’Haiti (Haiti Teleco). Fourcand admitió durante su declaración de culpabilidad que parte de estos fondos fueron recibidos por una empresa intermediaria, J.D. Locator Services Inc. Juan Díaz, el presidente de J.D. Locator, se declaró culpable el 15 de mayo de 2009, de conspiración para cometer violaciones de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero [Foreign Corrupt Practices Act (FCPA)] y lavado de dinero. Fourcand también admitió que Robert Antoine, el ex director de relaciones internacionales de Haití Teleco, fue el destinatario de los sobornos.

De acuerdo con el expediente judicial, diversas empresas de telecomunicaciones estadounidenses enviaron dinero a Díaz, quien luego distribuyó los fondos utilizando cheques de J.D. Locator pagaderos a Fourcand Enterprises. Por ejemplo, Fourcand admitió que recibió un cheque por $18,500 dólares el 20 de febrero de 2002, contra la cuenta bancaria de J.D. Locator Service, el cual depositó en una cuenta a nombre de Fourcand Enterprises. Este cheque contenía un número de factura falso para que el pago pareciera ser para servicios legítimos cuando, en realidad, el dinero era para Antoine. Fourcand admitió que utilizó estos fondos para realizar una transacción de bienes raíces que beneficiaba a Antoine.

Los cargos de la acusación conllevan cada uno una sentencia máxima de 10 años de prisión y una multa de 250,000 dólares o el doble del valor de las propiedades asociadas a la transacción, de los anteriores el que resulte superior. Fourcand también acordó entregar $18,500 dólares como parte de su declaración de culpabilidad.

Antoine fue acusado formalmente el 4 de diciembre de 2009, de conspiración para cometer lavado de dinero. Más tarde fue arrestado y expulsado de Haití para enfrentar cargos en EE.UU. También fueron acusados el 4 de diciembre de 2009, de sus supuestos papeles en el ardid Joel Esquenazi, el ex presidente, y Carlos Rodríguez, el ex vicepresidente ejecutivo de una empresa de telecomunicaciones estadounidense, así como Jean Rene Duperval, un ex director de Haiti Teleco, y la hermana de Duperval, Marguerite Grandison.

Una acusación formal es apenas una acusación y los demandados son considerados inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad, más allá de la duda razonable.

El 27 de abril de 2009, Antonio Pérez, el ex Contralor de una empresa de telecomunicaciones estadounidense, se declaró culpable de conspirar para cometer violaciones a la FCPA y lavado de dinero por su papel en el pago de sobornos a ex funcionarios de Haiti Teleco.

El Departamento de Justicia expresa su gratitud al gobierno de Haití por proveer asistencia esencial en reunir pruebas durante esta investigación. En particular, la unidad de inteligencia financiera de Haití, la Unité Centrale de Renseignements Financiers (UCREF), el Bureau des Affaires Financières et Economiques (BAFE), un componente especializado de la Policía Nacional Haitiana, y el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública proporcionaron cooperación y coordinación significativas en esta investigación en curso.

Estuvieron a cargo de la acusación en el caso el Abogado Litigante Kevin Gerrity de la Sección de Confiscación de Activos y Lavado de Dinero de la División Criminal, la Abogada Litigante Nicola J. Mrazek de la Sección de Fraude de la División Criminal y la Fiscal Federal Auxiliar Aurora Fagan de la Fiscalía Federal para el Distrito Sur de Florida. La Oficina de Asuntos Internacionales de la División Criminal también brindó asistencia en este caso. El caso fue investigado por la Oficinal Local de Miami de la IRS-CI.

10-167
División Criminal