busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Miércoles, 24 de febrero de 2010
Un tribunal en Texas prohíbe actuar a 12 subpromotores de un supuesto ardid de 30 millones de dólares asociado a créditos tributarios basados en la producción ficticia de metano en vertederos
Se alega que los residentes de Texas y Louisiana vendieron más de 5 millones de dólares en créditos tributarios falsos a clientes de todo el este de Texas y el oeste de Louisiana

WASHINGTON - Un juez federal en Beaumont, Texas, ha prohibido en forma permanente a 12 personas promover un supuesto ardid de fraude tributario asociado a créditos de impuestos sobre ingresos fraudulentos, anunció hoy el Departamento de Justicia. Los doce se encuentran entre 32 demandados nombrados en un enjuiciamiento de interdicto civil quienes, supuestamente, ayudaron a clientes a reclamar más de 30 millones de dólares en créditos de impuesto sobre ingresos federal fraudulentos designados para productores de combustible a partir de fuentes no convencionales. La orden judicial fue firmada por la Juez Marcia A. Crone del Tribunal Federal de Distrito para el Distrito Este de Texas.

De acuerdo con la demanda presentada por el gobierno en el caso, originalmente entablada en Florida, el ardid consistió en reclamar créditos tributarios con base en la supuesta recuperación y venta de metano de vertederos en Puerto Rico, Illinois, Nueva York y Connecticut. De hecho, cita la demanda, no se produjo o vendió metano, a pesar de que algunos de los demandados supuestamente crearon registros comerciales ficticios para documentar falsamente las supuestas producción y ventas.

Las doce personas prohibidas de actuar son Silas Anderson de San Antonio, Texas; Ursa Bookman de Camden, Texas.; Joann Spooner de Port Author, Texas.; Carlos Metoyer, de Lake Charles, La.; Cleven Harper, Gloria Toren y Edward Trotty de Lufkin, Texas.; Jacqueline Levias y Jackie E. Mayfield de Orange, Texas; y Yusef A. Muhammed, Denise White y Craig D. Johnson de Beaumont, Texas. Todos consintieron a la prohibición sin admitir actos indebidos.

El enjuiciamiento gubernamental alega que George Calvert y Gregory Guido de Florida, quienes habían sido prohibidos anteriormente, tramaron un ardid y lo promovieron a través de preparadores de declaraciones de impuestos que actuaron como subpromotores. Se alega que los preparadores de impuestos vendieron intereses en las instalaciones ficticias de producción de metano a miles de clientes en al menos 14 estados en todo el país y prepararon declaraciones de impuesto sobre ingresos para sus clientes en las que declararon más de 30 millones de dólares en créditos tributarios basados en las ventas ficticias de metano.

Se ha prohibido a un total de 23 de los 32 demandados, incluidos, además de los nombrados anteriormente, David Berger de Studio City, Calif. y Elizabeth y Louis Powell de Carthage, Texas., así como a Robert Anderson de Bloomington, Ill. Anderson también se declaró culpable de conspiración para defraudar a los Estados Unidos y a fraude postal en un caso de delito federal asociado en junio de 2009. El caso de interdicto contra los nueve demandados restantes aun está pendiente.

John DiCicco, el Secretario de Justicia Auxiliar Interino de la División de Impuestos del Departamento de Justicia, agradeció a la abogada litigante del Departamento de Justicia Shana Starnes, quien está a cargo del caso, y a Jane Lane, una Agente de Impuestos de la División de Pequeñas Empresas/Trabajadores Autónomos del Servicio de Impuestos Internos, quien estuvo a cargo de la investigación.

En la última década, el Departamento de Justicia ha obtenido interdictos contra más de 445 preparadores de declaraciones de impuestos y promotores de fraude tributario. Se puede obtener información sobre la División de Impuestos del Departamento de Justicia y su labor para prohibirles ejercer su profesión a preparadores de declaraciones de impuestos y promotores de fraude tributario inescrupulosos en el portal del Departamento de Justicia.