busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Jueves, 28 de enero de 2010
Ex ejecutivos de Willbros International fueron sentenciados a prisión por sus papeles en un ardid de soborno en el extranjero de 6 millones de dólares
Dos ex ejecutivos de Willbros International Inc. (WII), una subsidiaria de Willbros Group Inc. (Willbros) con sede en Houston, fueron sentenciados hoy por sus papeles en una conspiración para pagar más de 6 millones de dólares en sobornos a funcionarios gubernamentales de la República Federal de Nigeria y funcionarios de un partido político nigeriano, anunciaron el Secretario de Justicia Auxiliar Lanny A. Breuer de la División Criminal y el Director Auxiliar Interino a Cargo John G. Perren de la Oficina Local de Washington del Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)].

Jason Edward Steph, 40, fue sentenciado hoy a 15 meses en prisión por el Juez Federal de Distrito Simeon T. Lake III en Houston. Además de la sentencia de prisión, el Juez Lake ordenó que Steph cumpliera con dos años de libertad bajo supervisión después de haber cumplido su sentencia en prisión y que pagara una multa de 2,000 dólares. El tribunal reconoció en la audiencia de emisión de sentencia la asistencia provista por Steph en las investigaciones.

Jim Bob Brown, 48, fue sentenciado hoy a 12 meses y un día en prisión por el Juez Lake. Además de la sentencia de prisión, el Juez Lake ordenó que Brown cumpliera con dos años de libertad bajo supervisión después de haber cumplido su sentencia en prisión y que pagara una multa de 1,000 dólares por mes mientras Brown se encuentra en libertad bajo supervisión. El tribunal reconoció en la audiencia de emisión de sentencia la asistencia provista por Brown en las investigaciones.

Tanto Steph como Brown se habían declarado culpables de un cargo de conspiración para violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero [Foreign Corrupt Practices Act (FCPA)] ante el Juez Lake en el Tribunal Federal de Distrito para el Distrito Sur de Texas. Al declararse culpables, Steph y Brown admitieron que Willbros, una empresa que negocia sus acciones en la bolsa de volares y provee servicios de construcción, ingeniería y otros servicios en el sector de petróleo y gas, conducían sus operaciones internacionales a través WII y que ambos eran empleados de WII. Steph admitió que, a partir de aproximadamente fines de 2003, conspiró con terceros para realizar una serie de pagos corruptos por un total de más de 6 millones de dólares a diversos funcionarios gubernamentales nigerianos y funcionarios de un partido político nigeriano para que ayudaran a Willbros a obtener y retener el Proyecto de Recolección de Gas Oriental [Eastern Gas Gathering System (EGGS) Project], por un valor aproximado de 387 millones de dólares.

Steph también admitió que, a principios de 2005, él, el ex ejecutivo de WII Brown y otros, realizaron arreglos para el pago de aproximadamente 1.8 millones de dólares en efectivo a funcionarios gubernamentales de Nigeria para promover la conspiración. Steph admitió que, a fin de realizar estos pagos, obtuvo 550,000 dólares en efectivo de otro coconspirador, con la finalidad de pagar dicho dinero a funcionarios gubernamentales nigerianos. También admitió que obtuvo aproximadamente 350,000 dólares de una cuenta de gastos menores, los cuales se reunieron a lo largo de varias semanas al exagerar las solicitudes de fondos de la cuenta de gastos menores transmitidos a Willbros y al cubrir las sumas exageradas con facturas de proveedores ficticios, las cuales representaban supuestos gastos comerciales legítimos.

Brown admitió que, a principios de 2005, conspiró con terceros para pagar sobornos a funcionarios gubernamentales en Nigeria con la finalidad de retener el Proyecto EGGS. Brown admitió que, para promover esta conspiración, con la asistencia de terceros, obtuvo una valija que contenía 1 millón de dólares en efectivo de una empresa de construcciones alemana asociada a WII, los cuales Brown luego pagó a otro coconspirador con la finalidad de enviar el dinero a funcionarios gubernamentales nigerianos.

Brown también admitió que, por lo menos, en 1996 y hasta, por lo menos 2004, conspiró con terceros para negociar obligaciones tributarias federales y estatales más bajas a cambio de pagos corruptos "por debajo de la mesa" a funcionarios tributarios nigerianos, incluidos funcionarios responsables por auditar y hacer valer las leyes tributarias, con la finalidad de obtener o retener negocios y para lograr ventajas indebidas. Brown admitió que también conspiró con terceros para realizar pagos corruptos a funcionarios del sistema judicial nigeriano a cambio de acción favorable en casos pendientes, con la finalidad de obtener o retener negocios y para lograr ventajas indebidas.

Asimismo, Brown admitió haber realizado pagos corruptos de por lo menos 300,000 dólares a funcionarios gubernamentales ecuatorianos asociados a PetroEcuador y PetroComercial, con la finalidad de obtener y retener negocios para Willbros, WII y otros, incluido el Proyecto Santo Domingo. En conexión con la transacción ecuatoriana, Brown y otros acordaron pagar 150,000 dólares a funcionarios ecuatorianos por adelantado, y 150,000 dólares al concluirse el proyecto.

Hasta la fecha, además de Steph y Brown, la acusación en este caso también incluye:

  • El 12 de noviembre de 2009, el ex consultor de WII Paul Novak se declaró culpable de un cargo de conspiración para violar la FCPA y un cargo sustantivo de violar la FCPA, en conexión con su papel en el pago de sobornos a funcionarios gubernamentales de Nigeria. La emisión de la sentencia de Novak está programada actualmente para el 9 de julio de 2010.
  • El 19 de diciembre de 2008, fue revelada una acusación formal contra el ex ejecutivo de Willbros, Kenneth Tillery, la cual lo acusa de conspiración para realizar pagos de sobornos por más de 6.3 millones de dólares a funcionarios gubernamentales nigerianos y ecuatorianos; dos cargos individuales de violación de la FCPA en conexión con la autorización de pagos corruptos específicos a funcionarios de dichos países; y un cargo de conspiración para lavar los pagos de soborno a través de supuestas empresas de consultoría. Tillery está fugitivo.
  • El 14 de mayo de 2008, Willbros realizó un acuerdo de aplazamiento de enjuiciamiento y acordó pagar una multa criminal de 22 millones de dólares, en conexión con el pago de sobornos por la compañía a funcionarios gubernamentales en Nigeria y Ecuador.

Estuvieron a cargo de la acusación en este caso el Jefe Auxiliar Hank Bond Walther y la Abogada Litigante Laura N. Perkins de la Sección de Fraude de la División Criminal. El caso fue investigado por el escuadrón de la Oficina Local de Washington del FBI, la cual se especializa en investigaciones de violaciones de la FCPA.

10-102
División Criminal