busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Jueves, 8 de julio de 2010
Diez agentes rusos se declararon culpables y serán deportados de los Estados Unidos

Diez individuos se declararon culpables hoy en el tribunal federal de Manhattan de conspiración para actuar como agentes ilegales de la Federación Rusa en los Estados Unidos y serán inmediatamente expulsados de los Estados Unidos, anunció hoy el Departamento de Justicia.

En audiencias hoy ante el Juez Kimba M. Wood en el Tribunal Federal de Distrito para el Distrito Sur de Nueva York, cada uno de los 10 demandados arrestados el 27 de junio de 2010, se declararon culpables de un cargo de conspiración para actuar como agentes de un gobierno extranjero en los Estados Unidos, sin notificar al Secretario de Justicia de los Estados Unidos. Bajo sus acuerdos de declaración de culpabilidad, se les exigió a los demandados que revelaran sus verdaderas identidades en el tribunal hoy y que aceptaran la confiscación de activos atribuidos a sus delitos.

Los demandados conocidos como "Richard Murphy" y "Cynthia Murphy" admitieron hoy que son ciudadanos rusos de nombre Vladimir Guryev y Lydia Guryev y que son agentes de la Federación Rusa. Los demandados "Michael Zottoli" y "Patrica Mills" admitieron que son ciudadanos rusos de nombre Mikhail Kutsik y Natalia Pereverzeva, y que son agentes de la Federación Rusa. Los demandados "Donald Howard Heathfield" y "Tracey Lee Ann Foley" admitieron que son ciudadanos rusos de nombre Andrey Bezrukov y Elena Vavilova, y que son agentes de la Federación Rusa. "Juan Lázaro" admitió que es un ciudadano ruso de nombre Mikhail Anatonoljevich Vasenkov y que es agente de la Federación Rusa.

Los demandados Vicky Peláez, Anna Chapman y Mikhail Semenko, quienes operaban en este país bajo sus verdaderos nombres, admitieron que son agentes de la Federación Rusa; y Chapman y Semenko admitieron ser ciudadanos rusos.

Los Estados Unidos aceptaron trasladar a estos individuos a la custodia de la Federación Rusa. A cambio, la Federación Rusa ha acordado liberar a cuatro personas encarceladas en Rusia por supuesto contacto con agencias de inteligencia occidentales.

"Se trata de un caso extraordinario, desarrollado a lo largo de años de trabajo realizado por investigadores, abogados de inteligencia y fiscales, y el acuerdo que logramos hoy provee una resolución exitosa para los Estados Unidos y sus intereses", dijo el Secretario de Justicia de los Estados Unidos Eric Holder.

"La contrainteligencia es una alta prioridad de investigación del Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)], y en este caso en especial representa la labor dedicada de los hombres y las mujeres que trabajaron sin descanso entre bastidores para contrarrestar los esfuerzos de quienes intentaban robar los secretos vitales de nuestra nación", dijo el Director del FBI Robert S. Mueller.

Este caso es el resultado de una investigación de varios años de duración llevada a cabo por el FBI y otros elementos de la comunidad de inteligencia estadounidense; la Fiscalía Federal para el Distrito Sur de Nueva York y la Sección de Contraespionaje de la Oficina de Inteligencia de la División de Seguridad Nacional del Departamento de Justicia.

Estuvieron a cargo de la acusación en el caso los Fiscales Federales Auxiliares Michael Farbiarz, Glen Kopp y Jason Smith de la Unidad de Terrorismo y Narcóticos Internacionales de la Fiscalía Federal para el Distrito Sur de Nueva York, y los Abogados Litigantes Kathleen Kedian y Richard Scott de la Sección de Contraespionaje de la División de Seguridad Nacional del Departamento de Justicia.

10-787
Secretario de Justicia de los Estados Unidos