busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Jueves, 10 de junio de 2010
El "Proyecto Liberación" resulta en más de 2,200 arrestos, confiscaciones de aproximadamente 74 toneladas de drogas y $154 millones de dólares estadounidenses durante el operativo de 22 meses
La labor conjunta con las unidades del orden público mexicanas genera el arresto de objetivo de alta prioridad

WASHINGTON –El Secretario de Justicia de los Estados Unidos Eric Holder anunció hoy el arresto de más de 2,200 personas por cargos relacionados con narcóticos en los Estados Unidos y la confiscación de más de 74.1 toneladas de drogas ilegales como parte de una investigación multiagencia de 22 meses de las unidades del orden público conocida como “Proyecto Liberación” [Project Deliverance].  El Secretario de Justicia de los Estados Unidos anunció los resultados actuales del Proyecto Liberación junto con la Administradora Interina Michele M. Leonhart de la Administración de Control de Drogas de los EE.UU. [Drug Enforcement Administration (DEA)]; el Director Auxiliar Kevin L. Perkins de la División de Investigación Criminal del Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)]; y el Secretario Auxiliar John Morton del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los EE.UU. [Immigration and Customs Enforcement (ICE)].

Ayer, 429 personas en 16 estados fueron arrestadas como parte de Proyecto Liberación, que tuvo como objetivo la infraestructura de transporte de las organizaciones mexicanas de narcotráfico en los Estados Unidos, especialmente a lo largo de la frontera sudoeste, a través de unidades coordinadas entre las unidades del orden público federales, estatales y locales. Más de 3,000 agentes y oficiales trabajaron en todos los Estados Unidos para realizar los arrestos de ayer. Durante el trabajo de ejecución de ayer, los agentes de las unidades del orden público confiscaron $5.8 millones de dólares estadounidenses, 2,951 libras de marihuana, 112 kilogramos de cocaína, 17 libras de metanfetamina, 141 armas y 85 vehículos.

“Esta operación interagencia transfronteriza ha sido nuestra iniciativa más grande y exitosa de ejecución legal hasta la fecha contra estos carteles mortales y es resultado directo de nuestra Estrategia en curso para la Frontera Sudoeste”, dijo el Secretario de Justicia de los EE.UU. Holder.  “Esta operación exitosa, sin embargo, es solo una batalla en una guerra constante. Mientras los carteles y contrabandistas intenten causar estragos en nuestras fronteras, seguiremos luchando contra ellos con todos los recursos disponibles del gobierno federal.  Este gobierno, trabajando con las unidades del orden público en todos los niveles, así como también con nuestros asociados internacionales, está comprometido a derrotar a estos carteles, y hemos demostrado el poder de una sólida colaboración y coordinación para lograr ese objetivo”.

Además, como parte de las iniciativas bilaterales entre México y los Estados Unidos para desbaratar las operaciones de carteles de narcotráfico, las unidades del orden público mexicanas brindaron un importante apoyo al Proyecto Liberación. Entre las personas arrestadas en el transcurso de Proyecto Liberación estuvo Carlos Ramón Castro-Rocha, un supuesto traficante de heroína que ha sido designado como miembro de la Lista Consolidada de Objetivos Prioritarios [Consolidated Priority Organization Target (CPOT)].  Una designación de CPOT se reserva para importantes narcotraficantes que se cree que son los líderes de organizaciones de narcotráfico responsables por la importación de grandes cantidades de narcóticos a los Estados Unidos. Castro-Rocha fue arrestado por las autoridades mexicanas el 30 de mayo de 2010 con base en una orden de arresto de los Estados Unidos. Castro-Rocha fue acusado formalmente en el Tribunal Federal de Distrito del Distrito Oeste de Carolina del Norte y en el Tribunal Federal de Distrito del Distrito de Arizona por cargos de narcotráfico.

Los individuos acusados formalmente en estos casos están siendo acusados de una variedad de delitos, entre ellos: conspiración para distribuir metanfetamina, cocaína y marihuana; distribución de metanfetamina, cocaína, heroína y marihuana; conspiración para importar narcóticos a los Estados Unidos; lavado de dinero y otras violaciones de la ley federal. Muchos demandados también son acusados de confiscación.

Hasta la fecha, el Proyecto Liberación ha resultado en el arresto de 2,266 personas y en la confiscación de aproximadamente $154 millones de dólares estadounidenses, y aproximadamente 1,262 libras de metanfetamina, 2.5 toneladas de cocaína, 1,410 libras de heroína, 69 toneladas de marihuana, 501 armas y 527 vehículos.

“El Proyecto Liberación dio un fuerte golpe a la red de facilitadores y células de transporte encubiertos controlados por los principales carteles mexicanos de narcotráfico”, dijo la Administradora Interina de la DEA Leonhart. “Este proyecto es la continuación de una iniciativa deliberada y estratégica para cortar y desbaratar el suministro de drogas que ingresan a nuestro país, y el flujo de ganancias del narcotráfico y drogas hacia México.  Hay muchísimo en juego, y esta gigantesca operación es un acontecimiento importante en nuestra ofensiva incansable contra estos violentos carteles de narcotráfico”.

“Las redes violentas de distribución de drogas a lo largo de la Frontera Sudoeste representan una amenaza a la seguridad de nuestra frontera y por ende una amenaza a los ciudadanos de nuestro país. Combinando recursos mediante operaciones como Proyecto Liberación, la comunidad de las unidades del orden público seguirá desbaratando y desmantelando redes de distribución de drogas y colocando tras las rejas a quienes participan en el transporte de estas drogas”, dijo el Director Auxiliar del FBI Perkins.

“Esta operación representa uno de los mayores ataques lanzados por el gobierno de los EE.UU. contra las organizaciones criminales que ingresan narcóticos, armas y efectivo de contrabando por nuestras fronteras”, dijo el Secretario Auxiliar del ICE Morton.  “Los resultados del Proyecto Liberación demuestran con claridad la unidad combinada que las agencias federales pueden emplear en la batalla contra los carteles”.

Esta iniciativa coordinada forma parte de la Estrategia para la Frontera Sudoeste del Departamento, anunciada en marzo de 2009, que usa unidades especiales federales lideradas por fiscales que emplean componentes de las unidades del orden público federales, estatales y locales para identificar, desbaratar y desmantelar carteles mexicanos de narcotráfico a través de equipos de investigación, enjuiciamiento y extradición de sus principales líderes y facilitadores, y la confiscación y el decomiso de sus activos. A través de la cooperación constante en todos los niveles de los gobiernos de Obama y Calderón, el Departamento de Justicia y sus asociados trabajan activamente para detener el flujo de narcóticos ilegales, armas y dinero en grandes cantidades a través de la frontera entre los EE.UU. y México.

En el transcurso de esta investigación, se realizaron arrestos y/o se emitieron cargos relacionados con el Proyecto Liberación en las siguientes áreas: Distrito de Arizona, Distritos Este y Sur de California, Distrito de Colorado, Distrito Sur de Florida, Distrito Norte de Georgia, Distrito Norte de Illinois, Distrito de Maryland, Distrito Este de Missouri, Distrito de Montana, Distrito de Nevada, Distrito de Nuevo México, Distritos Norte y Sur de Nueva York, Distrito Oeste de Carolina del Norte, Distritos Este y Oeste de Pensilvania, Distrito Medio de Tennessee, Distritos Sur y Oeste de Texas, Distrito Este de Virginia, Distrito Oeste de Washington y Distrito Este de Wisconsin.

El 9 de junio de 2010, en una acción coordinada, la Oficina de Control de Activos Extranjeros [Office of Foreign Assets Control (OFAC)] del Departamento del Tesoro nombró a dos personas y dos entidades asociadas a la organización internacional de narcotráfico La Familia Michoacana como Narcotraficantes Especialmente Designados.  Esta acción fue contra Wenceslao Álvarez Álvarez, alias Wencho, su nominado Ignacio Mejia Gutiérrez y dos entidades, Mega Empacadora de Frutas, S.A. de C.V. e Importaciones y Exportaciones Nobaro , S.A. de C.V. Bajo la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros del Narcotráfico, cualquier activo que estas personas o entidades puedan tener bajo jurisdicción estadounidense queda congelado. Además, se prohíbe a los estadounidenses realizar transacciones financieras o comerciales con las personas designadas.

La labor de investigación del Proyecto Liberación fue coordinada por la División multiagencia de Operaciones Especiales, conformada por agentes y analistas de la DEA, el FBI, el ICE, Servicios de Impuestos Internos, el Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras de los EE.UU., el Servicio de Alguaciles Federales y el Buró de Control de Bebidas Alcohólicas, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, así como también la Sección de Narcóticos y Drogas Peligrosas de la Sección Criminal.  Más de 300 agencias federales, estatales, locales y extranjeras de las unidades del orden público contribuyeron recursos de investigación y procesales al Proyecto Liberación, muchos de ellos a través de las Unidades Especiales de Área de Narcotráfico de Alta Intensidad [High Intensity Drug Trafficking Area (HIDTA)] y las Unidades Especiales contra la Delincuencia Organizada [Organized Crime Drug Enforcement Task Forces (OCDETFs)].  El Proyecto Liberación también recibió asistencia significativa de la Oficina de Asuntos Internacionales de la División Criminal.

Una acusación formal es solo un cargo y no es prueba de culpabilidad. Un demandado tiene derecho a un juicio justo en el que será la carga del gobierno probar su culpabilidad más allá de la duda razonable.

10-680
Secretario de Justicia de los Estados Unidos