busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Martes, 15 de junio de 2010
Dos ciudadanos estadounidenses fueron arrestados en Costa Rica en conexión con una empresa de oportunidades comerciales fraudulentas

Dos ciudadanos estadounidenses acusados en conexión con las operaciones de una serie de oportunidades comerciales fraudulentas fueron arrestados hoy en Costa Rica después de haber sido acusados formalmente por un gran jurado federal en Miami el 9 de marzo, anunciaron hoy el Departamento de Justicia y el Servicio de Inspección Postal de EE.UU. Silvio Carrano y Patrick Williams fueron arrestados con base en cargos de que ellos y sus coconspiradores alegaban vender oportunidades comerciales con máquinas automáticas de venta, bebidas y tarjetas de felicitación, lo que incluía asistencia para establecer, mantener y operar esos negocios.

Un tercer demandado, Donald Williams, fue arrestado en Houston el 7 de mayo por los mismos cargos. Las autoridades siguen buscando al cuarto demandado, Gregory Britt Fleming, también nombrado en la acusación formal. Los cargos de la acusación formal son parte de la iniciativa continua del gobierno contra el fraude de oportunidades comerciales en todo el país.

A partir de junio de 2004, Carrano, Patrick Williams, Donald Williams, Fleming y sus conspiradores supuestamente indujeron fraudulentamente a compradores en los Estados Unidos a que compraran oportunidades comerciales en Apex Management Group Inc., USA Beverages Inc., Twin Peaks Gourmet Coffee Inc., Cards-R-U Inc., Premier Cards Inc., The Coffee Man Inc. y Nation West Distribution Company. Según la acusación formal, las oportunidades comerciales que los demandados vendieron costaban miles de dólares cada una y la mayoría de los compradores pagaron al menos $10,000 dólares. Generalmente cada empresa operaba por varios meses y, después de que una empresa cerraba, abría la próxima. Las distintas compañías usaban cuentas bancarias, oficinas y otros servicios en el Distrito Sur de Florida y otros lugares.

La acusación formal alega que los demandados, utilizando seudónimos, participaron en una conspiración que utilizó diversos medios para hacer creer a los compradores potenciales que las empresas estaban plenamente ubicadas en los Estados Unidos. En realidad, Carrano, Patrick Williams, Donald Williams y Fleming operaban desde Costa Rica para inducir fraudulentamente a compradores potenciales en los Estados Unidos a comprar las supuestas oportunidades comerciales, alega la acusación formal.

Según la acusación formal, las empresas realizaron diversas declaraciones falsas a compradores potenciales de las oportunidades comerciales. Entre las declaraciones falsas que se alegan en la acusación formal, se alega que se decía a los compradores que tendrían ganancias sustanciales; que compradores anteriores de las oportunidades comerciales estaban teniendo ganancias sustanciales; que los compradores venderían un mínimo garantizado de mercancía, como tarjetas de felicitación y bebidas; y que la oportunidad comercial funcionaba con localizadores que conocían el área del comprador potencial y que conseguirían o ya habían conseguido ubicaciones de alto tráfico para los puestos de venta del comprador potencial. También se dijo falsamente a los compradores potenciales que las ganancias de las empresas se basaban en parte en las ganancias de los compradores de oportunidades comerciales, con lo que se daba la falsa impresión de que las empresas tenían un interés en el éxito de los compradores y en encontrar buenas ubicaciones.

La acusación formal alega que las empresas emplearon a diversos tipos de representantes de ventas, incluidos promotores, personas que concretaban los negocios y referencias. El promotor hablaba con los compradores potenciales cuando entraban en contacto inicialmente con la empresa en respuesta a un anuncio publicitario. La persona que concretaba las ventas hablaba, después, con los compradores potenciales para concretar los negocios. Las referencias hablaban con los compradores potenciales sobre el éxito financiero del que supuestamente gozaban desde que habían comprado una de las oportunidades comerciales.

La acusación formal alega que Carrano, alias Bob Orr, John Kirby, Paul Bently y Dave Jakovich, era promotor y referencia para USA Beverages, promotor y referencia para Twin Peaks, promotor y referencia para Cards-R-Us, referencia para Premier Cards y referencia para Coffee Man. También figuraba en un documento de la empresa como tesorero de USA Beverages.

La acusación formal alega que Patrick Williams, alias Bill Gardner, Peter Burns, David Price y Matt Skaggs, era promotor para Apex, localizador y referencia para USA Beverages, promotor y referencia para Twin Peaks, promotor y referencia para Cards-R-Us, referencia para Premier Cards, referencia para Coffee Man y promotor y referencia para Nation West.

La acusación formal alega que Donald Williams, bajo seudónimos, era promotor para USA Beverages, promotor y referencia para Twin Peaks, promotor y referencia para Cards-R-Us y promotor y referencia para Premier Cards.

La acusación formal alega que Fleming, bajo seudónimos, era promotor para USA Beverages, era promotor y referencia para Twin Peaks, y promotor y referencia para Nation West.

"El fraude de oportunidades comerciales es algo grave. Les causa grandes dificultades financieras a víctimas inocentes y trabajadoras", dijo Tony West, Secretario de Justicia Auxiliar de la División Civil del Departamento de Justicia. "El Departamento de Justicia seguirá presionando para que se enjuicie a quienes defrauden a los ciudadanos estadounidenses para hacerse de dinero rápido".

Cada una de estas empresas estaba registrada como sociedad y alquilaba oficinas para que los potenciales compradores creyeran que sus operaciones se encontraban plenamente en los Estados Unidos. Apex estaba registrada como una empresa de Florida y alquilaba oficinas en Ft. Lauderdale, Fla., mientras que USA Beverages estaba registrada como una sociedad de Florida y Nuevo México y alquilaba oficinas en Las Cruces, N.M. Twin Peaks estaba registrada como una sociedad de Florida y Colorado y alquilaba oficinas en Fort Collins, Colo., y Cards-R-Us estaba registrada como una sociedad de Nevada y alquilaba oficinas en Reno, Nev. Premier Cards estaba registrada como una sociedad de Colorado y Pensilvania y alquilaba oficinas en Filadelfia, y The Coffee Man estaba registrada como una sociedad de Colorado y alquilaba oficinas en Denver. Nation West estaba registrada como una sociedad de Colorado y también alquilaba oficinas en Denver.

Los cuatro demandados fueron acusados de conspiración para cometer fraude postal y electrónico, y de cometer sus delitos a través del mercadeo por teléfono. Además, Carrano fue acusado de 10 cargos de fraude postal y tres cargos de fraude electrónico; Patrick Williams fue acusado de 10 cargos de fraude postal y tres cargos de fraude electrónico; Donald Williams fue acusado de ocho cargos de fraude postal y tres cargos de fraude electrónico; y Fleming fue acusado de seis cargos de fraude postal y un cargo de fraude electrónico.

De ser condenados, Carrano, Patrick Williams, Donald Williams y Fleming enfrentan una sentencia legal máxima de 25 años de prisión, una posible multa y restitución obligatoria por el cargo de conspiración. También enfrentan una sentencia legal máxima de 25 años de prisión por cada uno de los cargos de fraude postal y electrónico, una posible multa y restitución obligatoria.

"Esta investigación internacional y nacional ilumina la determinación del Servicio de Inspección Postal de proteger al público estadounidense contra ardides de oportunidades comerciales", indicó Henry Gutiérrez, Inspector Postal de EE.UU. a Cargo en Miami.

Los Estados Unidos tienen la intención de pedir la extradición de Carrano y Patrick Williams de Costa Rica.

Cualquier persona con información sobre el paradero de Gregory Britt Fleming debe comunicarse con el Servicio de Inspección Postal de EE.UU. en Miami al (954) 436-7200.

El Secretario de Justicia Auxiliar West elogió la labor de investigación del Servicio de Inspección Postal, así como la de las autoridades de las unidades del orden público de Costa Rica y el Servicio de Seguridad Diplomática del Departamento del Estado, ambos los cuales proporcionaron importante asistencia en ubicar y aprehender a Carrano y Patrick Williams. Está a cargo de la acusación en el caso los abogados litigantes Jeffrey Steger y Alan Phelps de la Oficina de Litigios de Consumidores del Departamento de Justicia de los EE.UU.

Una acusación formal es apenas un alegato y los demandados son considerados inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad más allá de la duda razonable.

10-697
División Civil