busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Martes, 29 de junio de 2010
Seis supuestos miembros de la pandilla "Nación Todopoderosa de Reyes y Reinas Latinos" (Almighty Latin King and Queen Nation) fueron acusados formalmente de conspiración para cometer delitos organizados

WASHINGTON – Seis supuestos miembros de una pandilla conocida como "Nación Todopoderosa de Reyes y Reinas Latinos" [Almighty Latin King and Queen Nation (Latin Kings)] han sido acusados formalmente de sus supuestos papeles en una conspiración para cometer delitos organizados en Hammond, Ind., y otros lugares, anunciaron el Secretario de Justicia Auxiliar Lanny A. Breuer de la División Criminal y el Fiscal Federal David Capp del Distrito Norte de Indiana.

La acusación formal, emitida por un gran jurado federal el 17 de junio de 2010 y revelada hoy en Hammond, Ind., acusa a Alexander Vargas, alias "Pacman," 33, de Highland, Ind.; Sisto Bernal, alias "Cisco," alias "Shug," 44, de Chicago; José Zambrano, alias "Speedy," 30, de Sauk Village, Ill.; Jason Ortiz, alias "Creeper," 27, de Chicago; Brandon Clay, alias "Cheddar," alias "Swiss," alias "Slick," 23, de Chicago; y Jermaine Ellis, alias "J-Dog," alias "Donnie Brosco," de Chicago, de conspiración para realizar actividades de delincuencia organizada. También se acusa a Ortiz y Clay de dos cargos cada uno de homicidio, un cargo de utilizar y portar un arma de fuego para cometer homicidio durante y en relación con un delito violento, dos cargos de homicidio resultantes del uso y porte de un arma de fuego durante y en relación con un delito violento, un cargo de posesión de un arma de fuego después de haber cometido un delito mayor, y un cargo de posesión de armas de fuego robadas.

La acusación formal alega que los demandados realizaron una serie de actos para la promoción y el fomento de los Latin Kings. Según alega la acusación formal, Vargas, Bernal y Zambrano viajaron del área de Chicago/noroeste de Indiana a Texas para reunirse con elementos jerárquicos de los Latin Kings de Texas el 29 de mayo de 2005. De acuerdo con alegatos de la acusación formal, Bernal amenazó "aplastar" al liderazgo de los Latin Kings de Texas si no cumplían con las reglas establecidas por el equipo jerárquico de los Latin Kings del área de Chicago. Durante la reunión, se alega que Bernal designó al mandante estatal de los Latin Kings de Texas como el intermediario entre el equipo jerárquico de los Latin Kings de Texas y el de Chicago.

La acusación formal también alega que Ortiz, Clay y Ellis participaron en el asesinato de los pandilleros rivales James Walsh y Gonzalo Díaz. Los homicidios tuvieron lugar en la puerta de un bar en Griffith, Ind., en la mañana del 25 de febrero de 2007.

Si se les condena, Ortiz y Clay enfrentan una sentencia máxima de prisión perpetua o la pena de muerte. Los demás demandados enfrentan una sentencia máxima de 20 años en prisión.

Vargas, Bernal, Zambrano, Clay y Ortiz fueron arrestados hoy. Zambrano compareció por primera vez ante el Juez Federal Magistrado Andrew Rodovich el lunes, y Vargas, Bernal, Clay y Ortiz se presentaron ante el Juez Rodovich hoy. Ellis está actualmente detenido en Chicago y se programará su comparecencia inicial ante el juez para una fecha futura.

De acuerdo con la acusación formal, Latin Kings es una pandilla con alcance nacional originada en Chicago y que se ha extendido por todos los Estados Unidos. Latin Kings es una pandilla callejera bien organizada con liderazgo específico y que está compuesta por regiones que incluyen capítulos múltiples.

Según alega la acusación formal, Latin Kings hace valer sus reglas y promueve la disciplina entre sus miembros, candidatos a miembros y asociados a través del homicidio, intento de homicidio, conspiración para cometer homicidio, agresiones y amenazas contra quienes violen las reglas y representen una amenaza para los Latin Kings. Los miembros deben seguir las órdenes de miembros de jerarquía más alta, incluido aceptar tareas conocidas como "misiones". Según alega la acusación formal, las misiones pueden variar de recibir órdenes de un líder de agredir a un pandillero rival o un miembro de los Latin Kings que haya cometido una violación de las reglas, a asesinar a un pandillero rival o un miembro de los Latin Kings que pueda haber cometido una violación grave de las reglas.

Este caso está siendo investigado por el Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)]; el Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos; la Administración de Control de Drogas, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE.UU.; el Centro Nacional de Combate, Control y Coordinación contra Pandillas [National Gang Targeting, Enforcement & Coordination Center (GangTECC)]; el Centro Nacional de Inteligencia de Pandillas; el Departamento de Policía de Chicago; el Departamento de Policía de Griffith; el Departamento de Policía de Highland; el Departamento de Policía de Hammon; y el Departamento de Policía de Houston.

Están a cargo de la acusación en el caso Joseph A. Cooley de la Unidad de Pandillas de la División Criminal y David Nozick de la Fiscalía Federal para el Distrito Norte de Indiana.

Una acusación formal no es prueba de culpabilidad. Se supone que todos los demandados son inocentes, a no ser que se compruebe su culpabilidad más allá de la duda razonable en un tribunal de justicia.

10-760
División Criminal