busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Viernes, 12 de marzo de 2010
Ex funcionario gubernamental de Haití se declara culpable de conspiración para cometer lavado de dinero en ardid de soborno en el extranjero

Un ex funcionario de la empresa nacional de telecomunicaciones estatal de la República de Haití se declaró culpable hoy de una conspiración de lavado de dinero en conexión con un ardid de soborno en el extranjero, anunciaron el Secretario de Justicia Auxiliar Lanny A. Breuer de la División Criminal; el Fiscal Federal Jeffrey H. Sloman del Distrito Sur de Florida; y Daniel W. Auer, Agente Especial a Cargo del Servicio de Impuestos Internos, Investigaciones Criminales [Internal Revenue Service, Criminal Investigation (IRS-CI)] de la Oficina Local de Miami.

"La declaración de culpabilidad de hoy representa otro acontecimiento importante en nuestra labor continua de acabar con la corrupción en el extranjero", dijo el Secretario de Justicia Auxiliar Lanny A. Breuer de la División Criminal. "El mensaje aquí es simple: ya sea que esté ubicado en los Estados Unidos o en cualquier otro lugar, no permitiremos que se utilice a las instituciones financieras estadounidenses como un vehículo para el lavado de fondos ilegales".

"La condena de hoy debe ser una advertencia a funcionarios gubernamentales de todos los lugares que ni ellos ni su dinero encontrarán refugio en los Estados Unidos", dijo el Fiscal Federal Jeffrey H. Sloman.

"El IRS se compromete a hacer valer las leyes contra el lavado de dinero y seguirá trabajando con nuestros asociados internacionales en la investigaciones de violaciones en todo el mundo", dijo el Agente Especial a Cargo Daniel W. Auer. "Las fuerzas del orden público haitianas merecen felicitaciones por su compromiso y profesionalismo a lo largo de esta investigación".

De acuerdo con la acusación formal presentada el 4 de diciembre de 2009, Robert Antoine, 62, de Miami y Haití, era el director de asuntos internacionales de la empresa de telecomunicaciones nacional perteneciente al estado, Telecommunications D’Haiti (Haiti Teleco), entre mayo de 2001 y abril de 2003. En dicho cargo, Antoine tenía la responsabilidad principal de las relaciones entre empresas de telecomunicaciones estadounidenses y Haití Teleco. Antoine admitió durante su declaración de culpabilidad que aceptó sobornos de tres empresas de telecomunicaciones estadounidenses defraudando a Haiti Teleco. Para disimular el origen de estos fondos, Antoine admitió que los lavó a través de empresas intermediarias, incluida J.D. Locator Services. Juan Díaz, el presidente de J.D. Locator, se declaró culpable el 15 de mayo de 2009 de conspiración para cometer violaciones de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero [Foreign Corrupt Practices Act (FCPA)] y lavado de dinero. Antoine admitió que una parte de los fondos de J.D.Locator también fueron lavados por Juan Fourcand de Fourcand Enterprises, quien se declaró culpable de lavado de dinero el 19 de febrero de 2010.

Antoine admitió durante su declaración de culpabilidad que una empresa de telecomunicaciones estadounidense de la que Joel Esquenazi era presidente y director, Carlos Rodríguez era vicepresidente ejecutivo y Antonio Pérez era, en ciertos momentos, contralor, tenía la intención de darle 800,000 dólares de esos sobornos. Pérez se declaró culpable el 27 de abril de 2009 de conspiración para cometer violaciones a la FCPA y lavado de dinero.

Esquenazi y Rodríguez, así como Jean Rene Duperval, quien fue director de relaciones internacionales de Haiti Teleco de junio de 2003 a abril de 2004, y la hermana de Duperval, Marguerite Grandison, fueron acusados formalmente junto con Antoine el 4 de diciembre de 2009.

Una acusación formal es asentencias una acusación y los demandados son considerados inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad, más allá de la duda razonable.

Antoine enfrenta una sentencia máxima de 20 años de prisión y una multa de 250,000 dólares o el doble del valor de las propiedades asociadas a la transacción, de las anteriores la que resulte superior. Antoine también aceptó una orden de confiscación de 1,580,771 dólares. La lectura de su sentencia está programada para el 27 de mayo de 2010.

El Departamento de Justicia expresa su gratitud al gobierno de Haití por proveer asistencia esencial en reunir pruebas durante esta investigación. En particular, la unidad de inteligencia financiera de Haití, la Unité Centrale de Renseignements Financiers (UCREF), el Bureau des Affaires Financières et Economiques (BAFE), un componente especializado de la Policía Nacional Haitiana, y el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública proporcionaron cooperación y coordinación significativas en esta investigación en curso.

Estuvieron a cargo de la acusación en el caso la Abogada Litigante Nicola J. Mrazek de la Sección de Fraude de la División Criminal, el Abogado Litigante Kevin Gerrity de la Sección de Confiscación de Bienes y Lavado de Dinero de la División Criminal y la Fiscal Federal Auxiliar Aurora Fagan de la Fiscalía Federal para el Distrito Sur de Florida. La Oficina de Asuntos Internacionales de la División Criminal también brindó asistencia en este caso. El caso fue investigado por la Oficinal Local de Miami de la IRS-CI.

10-260
División Criminal