busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Miércoles, 24 de marzo de 2010
Líder de la pandilla MS-13 de Maryland fue condenado por cargos de delincuencia organizada asociados a un homicidio; fue sentenciado a prisión perpetua
Ordenó el asesinato de una joven y que se disparara a otra

La Jueza Federal de Distrito Deborah K. Chasanow sentenció hoy a Roberto Antonio Argueta, alias "Alex Antonio Cruz," alias "Buda," 29, de Hyattsville, Md., a prisión perpetua, más 35 años adicionales, por ordenar el asesinato de Nancy Díaz y el intento de asesinato de otra joven. Un jurado federal compuesto por 12 personas votó hoy que lo sentenciara a prisión perpetua sin libertad condicional.

La condena y la sentencia fueron anunciadas por el Secretario de Justicia Auxiliar Lanny A. Breuer de la División Criminal; el Fiscal Federal para el Distrito de Maryland Rod J. Rosenstein; la Agente Especial a Cargo Theresa R. Stoop del Buró de Alcohol, Armas de Fuego y Explosivos - División Local de Baltimore; el Jefe Roberto L. Hylton del Departamento de Policía del Condado de Prince George; el Agente Especial a Cargo Richard A. McFeely del Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)]; el Agente Especial a Cargo William Winter del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE.UU.; el Jefe J. Thomas Manger del Departamento de Policía del Condado de Montgomery; y el Jefe Darien L. Manley de la Policía de Maryland National Capital Park.

El 4 de marzo de 2010, el jurado encontró a Argueta culpable de conspiración para cometer homicidio durante su participación en una delincuencia organizada conocida como la MS-13; conspiración para participar en delincuencia organizada; asesinato durante su participación en una delincuencia organizada; asesinato resultante del uso de un arma de fuego en un delito violento; dos cargos de agresión con un arma peligrosa durante su participación en una delincuencia organizada; y dos cargos de utilización de un arma de fuego durante un delito violento.

De acuerdo con testimonios presentados durante el enjuiciamiento de ocho semanas de duración, Argueta era el líder de la división de la Mara Salvatrucha, también conocida como MS-13, los Langley Park Salvatruchos (LPS). La pandilla está principalmente compuesta por inmigrantes o descendientes de inmigrantes de El Salvador, con miembros que operan en todo el Condado de Prince George y el Condado de Montgomery en Maryland, y en otros lugares dentro y fuera de los Estados Unidos.

Los testigos atestiguaron en el juicio que el 17 de septiembre de 2004, Argueta y otros miembros de la MS-13 apuñalaron a un miembro de una pandilla rival con botellas rotas y cuchillas en la puerta de un club nocturno en Langley Park, Md. Las pruebas presentadas en el juicio establecieron que, en octubre de 2004, Argueta encabezó una reunión de la pandilla en el Condado de Prince George en la que él y otros pandilleros deliberaron sobre planes para matar a Nancy Díaz. El jurado encontró, con base en pruebas presentadas en el juicio y durante la fase de emisión de sentencia, que Argueta ordenó el asesinato de Nancy Díaz. El 25 de octubre de 2004, otros dos miembros de la MS-13 llevaron en automóvil a Díaz y otra joven al Cementerio George Washington en Adelphi, Md. De acuerdo con testimonios, otro miembro de la MS-13 disparó y mató a Nancy Díaz, disparó a la otra joven en el rostro y la apuñaló dos veces en el pecho para asegurar que estuviera muerta. La víctima sobrevivió y luego identificó a sus atacantes.

Israel Ernesto Palacios, alias "Homie," 32, de Silver Spring, Md., fue sentenciado el 10 de noviembre de 2008, a prisión perpetua por su papel en el asesinato e intento de asesinato. James Guillen, alias "Toro," 23, de Hyattsville, Md., quien condujo el vehículo que transportó a los miembros de la MS-13 al cementerio, se declaró culpable de conspiración para cometer delincuencia organizada y fue sentenciado el 11 de enero de 2008 a 262 meses en prisión.  Jeffrey Villatoro, uno de los asesinos de Nancy Díaz, fue enjuiciado en el Tribunal de Circuito del Condado de Prince George y recibió una sentencia de prisión perpetua por sus crímenes. Otro de los asesinos, Jesús Canales, se declaró culpable en el tribunal federal de conspiración para cometer delincuencia organizada, incluido el homicidio de Nancy Díaz. El tribunal aun no ha establecido una fecha para la emisión de su sentencia.

Hasta la fecha, 51 miembros de la MS-13 han sido acusados de diversos delitos federales en el Distrito de Maryland. Veinticinco miembros de la MS-13 han sido condenados en juicio o se han declarado culpables de cargos de delincuencia organizada y 19 se han declarado culpables de otros cargos, principalmente violaciones inmigratorias o asociadas a armas de fuego. Cuatro de estos demandados han sido sentenciados a prisión perpetua por sus delitos. Un demandado restante enfrenta un enjuiciamiento capital que comenzará en junio de 2010.

Estuvieron a cargo de la acusación en el caso el Jefe Adjunto James M. Trusty y la Abogada Litigante Laura J. Gwinn de la Unidad de Pandillas de la División Criminal, y el Fiscal Federal Auxiliar Robert K. Hur del Distrito de Maryland.

El caso fue investigado por miembros de la Unidad Especial Regional de Control Antipandillas [Regional Anti-Gang Enforcement (RAGE)]. La Fiscalía Estatal del Condado de Prince George y la Fiscalía Estatal del Condado de Montgomery también brindaron asistencia en el caso.

10-307
División Criminal