busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Martes, 30 de marzo de 2010
Un miembro de la pandilla "Nación Todopoderosa Reyes y Reinas Latinos" fue sentenciado a 210 meses en prisión por su papel en una conspiración asociada al narcotráfico

WASHINGTON - El miembro de "Nación Todopoderosa Reyes y Reinas Latinos" (ALKQN) John Guzmán, 31, de Big Spring, Texas, fue sentenciado hoy a 210 meses en prisión por el Juez Federal de Distrito Sam R. Cummings, anunciaron el Secretario de Justicia Auxiliar Lanny A. Breuer de la División Criminal y el Fiscal Federal James T. Jacks del Distrito Norte de Texas.

 

Guzmán se declaró culpable de una acusación formal  modificada que lo acusaba de conspirar para distribuir y poseer con la intención de distribuir cinco kilogramos o más de cocaína y 100 kilogramos o más de marihuana.  Guzmán ha estado detenido desde su arresto en febrero de 2009.

 

De acuerdo con el expediente judicial, Guzmán admitió que era miembro de una conspiración que incluyó a José Robledo Nava, aka “Chino;” Luis Nava, alias “Flaco;” Reynaldo Nava, alias “Rat;” Robert Allen Ramírez, alias “Nesyo;” Marie Chávez, alias “Shorty;” Carol Ann Rivas Nava; Cecily Dominique Juárez; Jesús Martínez, alias “Solid;” David Hellums, alias “Cutthroat;” Eduardo Daniel Mares, alias “Pitt;” Gabriel Lee Gonzáles; Michael Conde, alias “Psycho;” Guerrero Olivas, alias “Screech;” Eliseo Pérez, alias “Wicked;” y otros.  Guzmán admitió que él y otros participantes en la conspiración acordaron distribuir y poseer con la intención de distribuir, cocaína y marihuana.  Guzmán también admitió que cobraba deudas por narcotráfico en nombre de ALKQN.  De acuerdo con la acusación formal  modificada, Guzmán y sus codemandados adquirieron la cocaína y la marihuana de México y la llevaron a la región del sur de Texas, donde fue empaquetada, almacenada y transportada a Big Spring, Lubbock y Midland, Texas, para su distribución.

 

Hasta la fecha, 17 codemandados se han declarado culpables y han sido sentenciados por sus papeles en esta conspiración.  Nava y Cole fueron encontrados culpables el 24 de febrero de 2010, por un jurado federal en Lubbock, de dos cargos de utilizar un arma de fuego para cometer homicidio durante y con relación a un delito de narcotráfico, y un cargo de conspiración para distribuir y posesión con intención de distribuir cinco kilogramos o más de cocaína y 100 kilogramos o más de marihuana.  El jurado también encontró a Nava culpable de un cargo de posesión con intención de distribuir de 500 gramos o más de cocaína, un cargo de conspiración para dedicarse al negocio de tráfico de armas de fuego y un cargo de posesión de armas de fuego robadas.

 

Nava y Cole también fueron encontrados culpables de su participación en un tiroteo desde un vehículo en movimiento en Big Springs, Texas, el 4 de mayo de 2008, en el cual seis personas fueron tiroteadas con un rifle del tipo AK-47.  De acuerdo con pruebas presentadas en el juicio, las víctimas incluyeron a Michael Cardona y Valerie García, quien estaba embarazada de 26 semanas en el momento del tiroteo.  Cardona y García finalmente fallecieron como resultado de sus heridas.  Las pruebas presentadas en el enjuiciamiento probaron que, después de los tiroteos, Nava ordenó a dos de sus coconspiradores que destruyeran el arma utilizada en los homicidios.

 

Nava y Cole enfrentan una sentencia legal obligatoria de prisión perpetua.  El tribunal aun no ha establecido una fecha para la emisión de la sentencia.

 

El caso fue investigado por el Centro Nacional de Combate, Control y Coordinación de Pandillas (GangTECC); Unidad Especial contra la Delincuencia Organizada y los Delitos asociados al Narcotráfico; la Administración de Control de Drogas de los EE.UU.; el Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)]; el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los EE.UU.; el Buró de Control de Bebidas Alcohólicas, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos; el Centro de Inteligencia de El Paso; el Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras de los EE.UU.; el Servicio de Alguaciles Federales; el Departamento de Seguridad Pública de Texas; los Departamentos de Policía de Lubbock, Midland, Houston, San Antonio y Big Spring, Texas; la Oficina del Alguacil del Condado de Lubbock, Texas; y la Fiscalía de Distrito del Condado de Howard, Texas.

Están a cargo de la acusación en el caso los Abogados Litigantes Cody L. Skipper y Joseph A. Cooley de la Unidad Antipandillas de la División Criminal y la Fiscal Federal Denise Williams de la Fiscalía Federal del Distrito Norte de Texas.

10-346
División Criminal