busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Jueves, 4 de marzo de 2010
La Unidad Especial de Ejecución contra el Fraude Financiero anuncia acuerdo conciliatorio con Subsidiarias de AIG en resolución de alegatos de discriminación en préstamos
Los prestamistas son responsables por el cobro de cargos de corredor más altos a prestatarios de grupos minoritarios

WASHINGTON - Dos subsidiarias de American International Group Inc. han acordado pagar un mínimo de 6.1 millones de dólares en resolución de alegatos de que exhibieron un patrón o práctica de discriminación contra prestatarios afroestadounidenses, anunciaron hoy representantes de la Unidad Especial de Ejecución contra el Fraude Financiero [Financial Fraud Enforcement Task Force (FFETF)] del Presidente Obama.

El acuerdo conciliatorio fue presentado hoy en conjunto con una demanda entablada por el Departamento de Justicia en el Tribunal Federal de Distrito en Delaware. Entablada bajo las leyes federales de Vivienda Justa y Oportunidad Igualitaria de Crédito, la demanda alega que se les cobraron a prestatarios afroestadounidenses en todo el país cargos más altos para préstamos mayoristas realizados por el AIG Federal Savings Bank (FSB) y Wilmington Finance Inc. (WFI), una empresa de préstamos hipotecarios afiliada.

"Las prácticas discriminatorias exhibidas por prestamistas, corredores y otros actores del mercado hipotecario contribuyeron para la crisis en la vivienda y económica de nuestra nación. Los prestamistas que desviaron la mirada e ignoraron las prácticas discriminatorias de los corredores deben ser responsabilizados", dijo Thomas E. Pérez, Secretario de Justicia Auxiliar a cargo de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia. "Seguiremos entablando demandas contra una amplia gama de abusos que han destruido a comunidades y transformado el sueño estadounidense de la vivienda propia en una pesadilla".

AIG FSB y WFI realizaron contratos con corredores hipotecarios para obtener solicitudes de hipotecas que eran suscritas y financiadas por los demandados. La demanda alega que AIG FSB y WFI dejaron de supervisar u observar a los corredores en el establecimiento de cargos de corretaje. Esta práctica tuvo impacto desparejo en prestatarios afroestadounidenses, a quienes se les cobraron cargos de corretaje más altos que a los prestatarios blancos no hispanos en miles de préstamos entre julio de 2003 y mayo de 2006, un periodo anterior a que el gobierno federal obtuviera un interés propietario en American International Group Inc.

"El acuerdo conciliatorio de hoy es importante porque marca la primera vez que el Departamento de Justicia ha responsabilizado a un prestamista por dejar de observar a sus corredores y asegurar que no se les cobraran cargos más altos a los prestatarios debido a su raza. Si fuera necesario, esta no será la última vez", dijo Pérez.

Según el acuerdo conciliatorio, el cual está sujeto a la aprobación del tribunal, AIG FSB y WFI pagarán hasta 6.1 millones de dólares a clientes afroestadounidenses a quienes se les cobraron cargos de corretaje más altos que a clientes blancos no hispanos en situación similar, e invertirán por lo menos 1 millón de dólares en iniciativas de educación financiera para consumidores. También se les prohibirá a AIG FSB y WFI discriminar con base en raza o color en cualquier aspecto del proceso de préstamos hipotecarios mayoristas para la vivienda.

"El acuerdo conciliatorio de hoy sirve de recordatorio de por qué el Presidente Obama estableció la Unidad Especial de Ejecución contra el Fraude Financiero y como ejemplo de lo que se puede esperar en el futuro", dijo el Director Ejecutivo de la FFETF Robb Adkins. "El tipo de comunicación interagencias que originó este caso y el trabajo arduo subsiguiente de profesionales de las fuerzas del orden público dedicados serán los cimientos de los logros de la unidad especial en nombre del pueblo de los Estados Unidos. En el futuro, el pueblo estadounidense puede esperar ver más casos, campañas de extensión comunitaria y resultados concretos como desenlace de nuestra nueva cooperación".

Este caso fue el resultado de un referido de la Oficina de Supervisión de Ahorro del Departamento del Tesoro a la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia, cuando este tipo de comunicación entre agencias solía ser una excepción a la regla, dijo Adkins. En noviembre de 2009, el Presidente Barack Obama estableció la FFETF para hacer de dicha coordinación entre dependencias una norma.

La unidad especial está llevando a cabo una iniciativa enérgica, coordinada y proactiva para investigar y enjuiciar los delitos financieros y corregir otros abusos en los mercados financieros. La unidad especial incluye a representantes de una amplia gama de dependencias federales, autoridades regulatorias, inspectores generales y miembros de las fuerzas del orden público estatales y locales quienes, trabajando juntos, aprovechan un poderoso espectro de recursos de ejecución criminal y civil. La unidad especial está trabajando para mejorar la labor en todo el poder ejecutivo federal, y con asociados estatales y locales, para investigar y enjuiciar los delitos financieros importantes, asegurar un castigo justo y eficaz para quienes cometan delitos financieros, combatir la discriminación en los mercados de préstamos y financieros, y recuperar fondos para las víctimas de delitos financieros.

"El acuerdo conciliatorio de hoy debe servir de advertencia a potenciales estafadores y a quienes discriminarían a los prestatarios - estamos redoblando nuestra lucha, fortaleciendo la cooperación y utilizando todos nuestros recursos para combatir estos delitos", dijo el Director Ejecutivo Adkins.

AIG FSB y WFI no se dedican actualmente al negocio de los préstamos hipotecarios mayoristas para vivienda; sin embargo, el acuerdo conciliatorio dispone que si cualquiera de los demandados volviera a dedicarse a dicho negocio, el prestamista implementará normas específicas y no raciales para los cargos de corretaje y observará todos los cargos cobrados para los préstamos hipotecarios que financien para garantizar el tratamiento igualitario de todos los clientes.

Para obtener una copia de la demanda, así como información adicional sobre la labor del Departamento de Justicia de hacer valer las leyes de otorgamiento justo de préstamos, visite el portal del Departamento de Justicia, en http://www.justice.gov/fairhousing. El 4 de marzo de 2009, American International Group Inc. emitió acciones a un fideicomiso establecido a favor del Tesoro de los Estados Unidos.

Hacer valer las leyes federales de justicia en el otorgamiento de préstamos es una prioridad de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia.

10-226
División de Derechos Civiles