busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Martes, 4 de mayo de 2010
Consultor de una clínica de Miami fue condenado en un ardid fraudulento de infusión para el VIH de $5.8 millones de dólares

WASHINGTON – David Marrero, 49, fue condenado hoy por fraude de servicios médicos, conspiración para cometer lavado de dinero y lavado de dinero en conexión con un ardid fraudulento contra Medicare de $5.8 millones de dólares asociado a su participación en una clínica de infusión para VIH/SIDA, anunciaron los Departamento de Justicia y de Salud y Servicios Humanos [Health and Human Services (HHS)].

De acuerdo con pruebas presentadas en el juicio, en 2004, Marrero estableció la empresa Tendercare Medical Center Inc., con su entonces esposa, figurando como "consultor de la clínica" en la solicitud de Medicare de Tendercare. En 2005, Tendercare comenzó a facturar a Medicare por medicamentos costosos de inyección e infusión supuestamente para tratar trastornos de la sangre asociados al VIH/SIDA. Marrero reclutó beneficiarios de Medicare para que visitaran Tendercare y contrató a empleados de Tendercare. Las pruebas presentadas en el juicio demostraron que estos beneficiarios no tenían las afecciones mencionadas en las facturaciones de la clínica a Medicare, y que los empleados no administraron, en realidad, los tratamientos por los cuales se le facturó a Medicare. De acuerdo con pruebas presentadas en el enjuiciamiento, entre enero de 2005 y diciembre de 2007, Tendercare presentó aproximadamente $5.8 millones de dólares en reclamos falsos y fraudulentos a Medicare por tratamientos de inyección e infusión médicamente innecesarios, la mayoría de los cuales ni siquiera fueron provistos. Medicare pagó a Tendercare aproximadamente $2.7 millones de dólares como resultado de dichos reclamos fraudulentos.

En el enjuiciamiento, las pruebas demostraron que Marrero reclutó a su tía de 76 años de edad como "paciente" de Tendercare y realizó un acuerdo con el entonces propietario de Tendercare para recibir una parte de lo que Medicare le pagara a Tendercare por facturación bajo el nombre de su tía. De acuerdo con las facturas presentadas a Medicare, esta mujer era VIH positiva, tenía múltiples trastornos de la sangre, y durante su primer "tratamiento" recibió 100 unidades de medicación por la cual se le facturaron a Medicare más de $10,000 dólares. De hecho, como quedó demostrado a través de las pruebas presentadas en el enjuiciamiento, su tía no era VIH positiva y no sufría de trastornos de la sangre. Además, un representante de Medicare atestiguó que era médicamente imposible inyectar a un paciente 100 unidades de este medicamento en una única visita a consultorio, lo cual equivalía a una inyección de aproximadamente 1 litro de medicamento. De acuerdo con el representante de Medicare, existen ahora ciertas protecciones para prevenir el pago por Medicare a clínicas por este tipo de factura médicamente imposible.

En el enjuiciamiento, una ex empleada de Tendercare atestiguó que Marrero la capacitó en cómo manipular muestras de sangre a fin de generar un análisis de laboratorio falso que podría utilizarse para justificar la facturación fraudulenta de la compañía. Las pruebas presentadas en el juicio también demostraron que Tendercare pagó comisiones ilícitas en dinero en efectivo a beneficiarios de Medicare para inducirlos a participar en el ardid.

Después del veredicto, Marrero fue detenido por el Juez Federal de Distrito Donald L. Graham del Distrito Sur de Florida. La lectura de la sentencia de Marrero está actualmente programada para el 30 de julio de 2010, ante el Juez Federal de Distrito Ursula Úngaro del Distrito Sur de Florida. Marrero enfrenta una sentencia máxima obligatoria en prisión de hasta 10 años por cada cargo por el cual fue condenado, además de una multa criminal de hasta $250,000 dólares o el doble de las ganancias o pérdidas, de los anteriores, el que resulte mayor.

El veredicto de culpabilidad de hoy fue anunciado por el Secretario de Justicia Auxiliar Lanny A. Breuer de la División Criminal, el Fiscal Federal Wifredo A. Ferrer para el Distrito Sur de Florida y el Agente Especial a Cargo Christopher B. Dennis de la Oficina Regional de Miami de la Oficina del Inspector General [Office of Inspector General (OIG)] del HHS.

Estuvieron a cargo de la acusación en el caso el Jefe Auxiliar John S. (Jay) Darden y la Abogada Litigante Especial Martha Talley de la Sección de Fraude de la División Criminal. El caso fue investigado por el Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)]. La demanda se entabló como parte de la Unidad Especial de Fraude contra Medicare, supervisada por la Fiscalía Federal para el Distrito Sur de Florida y la Sección de Fraude de la División Criminal.

Desde su creación en marzo de 2007, las operaciones de la Unidad Especial en siete distritos lograron la acusación formal de 560 personas quienes, en conjunto, facturaron fraudulentamente al programa Medicare más de $1.2 billones de dólares. Además, los Centros para Servicios de Medicare y Medicaid del HHS, en trabajo conjunto con HHS-OIG, están tomando medidas para lograr una mayor responsabilización y una menor presencia de proveedores fraudulentos.

Para obtener más información sobre el Equipo de Control y Prevención de Fraude de Servicios Médicos [Healthcare Fraud Prevention and Enforcement Action Team (HEAT)], visite: www.stopmedicarefraud.gov

10-526
División Criminal