busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Lunes, 10 de mayo de 2010
Ex ABN Amro Bank N.V. acuerda entregar $500 millones de dólares en conexión con una conspiración para defraudar a los Estados Unidos y una violación de la Ley de Secreto Bancario

WASHINGTON – El ex ABN AMRO Bank N.V., actualmente Royal Bank of Scotland N.V., ha aceptado entregar $500 millones de dólares a los Estados Unidos en conexión con una conspiración para defraudar a los Estados Unidos, para violar la Ley Internacional de Emergencia de Poderes Económicos [International Emergency Economic Powers Act (IEEPA)] y violar la Ley de Comercio con el Enemigo [Trading with the Enemy Act (TWEA)], así como una violación de la Ley de Secreto Bancario [Bank Secrecy Act (BSA)], anunciaron el Secretario de Justicia Auxiliar Lanny A. Breuer de la División Criminal y el Fiscal Federal Ronald C. Machen Jr. para el Distrito de Columbia.

Se presentó un informe acusatorio hoy en el Tribunal Federal de Distrito para el Distrito de Columbia, en el que se acusa al ex ABN AMRO, una empresa holandesa con sede en Ámsterdam, de un cargo de violar la BSA y un cargo de conspiración para defraudar a los Estados Unidos y violar la IEEPA y TWEA. El banco rechazó la acusación formal, aceptó la presentación del informe acusatorio, y aceptó y reconoció su responsabilidad por su conducta. El ABN AMRO aceptó entregar $500 millones de dólares como parte de un acuerdo de aplazamiento de enjuiciamiento, también presentado hoy el Distrito de Columbia. La Jueza Federal de Distrito Colleen Kollar-Kotelly aceptó hoy el acuerdo de aplazamiento de enjuiciamiento.

"El ABN AMRO facilitó el movimiento de dinero ilegal a través del sistema financiero de EE.UU. al eliminar información de transacciones y hacer la vista gorda a sus obligaciones de cumplimiento", dijo el Secretario de Justicia Auxiliar Breuer. "Es esencial que instituciones financieras, tanto grandes como pequeñas, controlen el origen de los fondos que fluyen a través de nuestro sistema financiero. Cuando las instituciones financieras no hagan esto, y, pero aún, cuando manipulen información a fin de obtener ganancias a partir de transacciones prohibidas, serán responsabilizadas".

"A lo largo de una década, ABN AMRO asistió a países y entidades sancionados en evadir las leyes estadounidenses al facilitar centenas de millones de transacciones en dólares estadounidenses", dijo el Fiscal Federal Machen. "Seguiremos utilizando todos los recursos a nuestra disposición para responsabilizar legalmente por sus acciones a quienes, a sabiendas e intencionalmente, busquen evadir sanciones y leyes bancarias estadounidenses".

Bajo la IEEPA, es un delito violar intencionalmente, o intentar violar, sanciones administradas por la Oficina de Control de Activos Extranjeros [Office of Foreign Assets Control (OFAC)] del Departamento del Tesoro. La TWEA dispone que es un delito intencionalmente realizar transacciones financieras por, bajo instrucciones de, o en beneficio de Cuba o ciudadanos cubanos. Bajo la BSA, es un delito dejar de establecer, intencionalmente, un programa adecuado contra el lavado de dinero.

Las violaciones de la IEEPA y la TWEA están relacionadas con la conspiración realizada por ABN AMRO para facilitar transacciones ilegales en dólares estadounidenses en nombre de instituciones financieras y clientes de Irán, Libia, Sudán, Cuba y otros países sancionados en programas administrados por la OFAC.

De acuerdo con el expediente judicial, entre aproximadamente 1995 y hasta diciembre de 2005, ciertas oficinas, sucursales, afiliadas y subsidiarias del ABN AMRO eliminaron o alteraron nombres y referencias a países sancionados de mensajes de pago. El ABN AMRO implementó procedimientos y una estructura de datos de manual especial para alertar sobre pagos asociados a países sancionados para que el ABN AMRO pudiera corregir cualquier texto problemático y agregó instrucciones a los manuales de pago sobre cómo procesar transacciones con estos países a fin de obviar las leyes de los Estados Unidos. A pesar de la institución de controles mejorados por el ABN y sus subsidiarias y afiliadas después de 2005, ocurrió un número limitado de transacciones adicionales asociadas a países sancionados entre 2006 y 2007.

De acuerdo con el expediente judicial, el ABN AMRO utilizó procedimientos de eliminación similares al procesar cheques en dólares estadounidenses, cheques de viajero, cartas de crédito y transacciones de moneda extranjera asociados a los países sancionados. El ABN AMRO y las entidades sancionadas estaban enteradas del hecho y discutieron el hecho de que, sin dichas alteraciones, enmiendas y palabras-código, los filtros de la OFAC automatizados del banco en los Estados Unidos pararían los mensajes de pago y otras transacciones y, en muchos casos, los bancos rechazarían o bloquearían las transacciones asociadas a países sancionados y las denunciarían a la OFAC. Al eliminar o alterar información material, estos pagos y otras transacciones pasarían sin detectar a través de los filtros en instituciones financieras de EE.UU. Este ardid permitió que países sancionados por EE.UU. movieran centenas de millones de dólares a través del sistema financiero de EE.UU.

Las violaciones de la BSA incluyeron la ausencia de procedimientos y procesos adecuados contra el lavado de dinero por la sucursal de Nueva York del ABN AMRO. De acuerdo con el expediente judicial, a partir de enero de 1998 y hasta aproximadamente diciembre de 2055, la sucursal de Nueva York del ABN AMRO dejó, intencionalmente, de establecer un programa adecuado contra el lavado de dinero. De acuerdo con el expediente judicial, la oficina no contaba con personal, capacitación y supervisión adecuados, lo cual permitió que empresas fantasmas de alto riesgo e instituciones financieras extranjeras utilizaran el banco para lavar dinero a través de los Estados Unidos. De acuerdo con el expediente judicial, más de $3.2 billones de dólares asociados a empresas fantasmas y transacciones de alto riesgo con instituciones financieras del extranjero pasaron por la sucursal de Nueva York del ABN AMRO. El ABN AMRO también admitió que dejó de mantener documentación adecuada sobre sus clientes o mantener documentación prontamente disponible sobre sus clientes de alto riesgo.

"Si los bancos y empresas globales desean conducir transacciones financieras en los Estados Unidos, podrán hacerlo, siempre y cuando cumplan con nuestras leyes que rigen dichas transacciones", dijo Victor S. O. Song, Jefe, Investigaciones Criminales del Servicio de Impuestos Internos [Internal Revenue Service (IRS)]. "El IRS se enorgullece de compartir sus conocimientos en investigación financiera en ésta y otras investigaciones financieras cada vez más sofisticadas. De hecho, la creación de estrategias y modelos nuevos de cooperación entre gobiernos con respecto al cumplimiento financiero internacional es una de las principales prioridades del IRS".

"Este acuerdo es el resultado del arduo trabajo de agentes, investigadores y analistas - aquí y en el exterior - quienes pudieron reunir las piezas de este delito internacional. Sea o no una amenaza de naturaleza obvia, junto con nuestros asociados, permanecemos alertas", dijo el Director Auxiliar a Cargo Shawn Henry de la Oficina Local de Washington del Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)].

A lo largo de la investigación, el ABN AMRO ha provisto cooperación rápida y sustancial, incluido trabajo con reguladores estadounidenses y extranjeros. El ABN AMRO también ha dedicado recursos significativos a conducir una extensa investigación interna de su conducta indebida y ha acordado mejorar sus programas de cumplimiento de sanciones de modo a ser plenamente transparentes en sus operaciones de pagos internacionales.

Teniendo en cuenta las acciones correctivas del banco, pagos de multas anteriores y acuerdos por consentimiento, su buena voluntad de reconocer y aceptar responsabilidad por sus acciones, el Departamento de Justicia ha acordado recomendar que se desestime el informe acusatorio en un año, siempre y cuando el ABN AMRO coopere plenamente y cumpla con los términos del acuerdo de aplazamiento de enjuiciamiento. En diciembre de 2005, el ABN AMRO firmó un decreto por consentimiento y pagó multas asociadas a la OFAC, la Junta de Gobernadores del Sistema de Reserva Federal, el Departamento de Regulación Financiera y Profesional del Estado de Illinois, el Departamento de Banca del Estado de Nueva York, De Nederlandsche Bank y la Red de Control Asociada a Delitos Financieros del Tesoro de EE.UU.

Estuvieron a cargo de la acusación en el caso Steven Pelak, anteriormente de la Fiscalía Federal para el Distrito de Columbia; Cynthia Stone, anteriormente de la Sección de Confiscación de Activos y Lavado de Dinero [Asset Forfeiture and Money Laundering Section (AFMLS)] de la División Criminal; el Abogado Litigante de la AFMLS Kevin Gerrity; y la Fiscal Federal Auxiliar para el Distrito de Columbia Denise Cheung; con apoyo brindado por Laurie Bender de la AFMLS.  El caso fue investigado por la División Local de Washington de Investigaciones Criminales del IRS y la Oficina Local de Washington del FBI. El Departamento de Justicia también expresó su gratitud a la OFAC, la Reserva Federal de Nueva York y la Junta de Gobernadores del Sistema de Reserva Federal por su importante y valiosa asistencia.

10-548
División Criminal