busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Martes, 11 de mayo de 2010
Fugitivo acusado de fraude contra Medicare fue detenido en el Aeropuerto Internacional de Miami; continuará detenido a la espera de su enjuiciamiento

WASHINGTON – José García, 55, quien ha estado fugitivo desde 2008, está bajo custodia federal desde ayer, habiendo sido detenido en el Aeropuerto Internacional de Miami, anunciaron los Departamentos de Justicia y Salud y Servicios Humanos [Health and Human Services (HHS)]. García se entregó a agentes del Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)] al llegar a Miami.

García compareció al tribunal federal en Miami hoy, donde el Juez Federal Magistrado William C. Turnoff ordenó su detención a la espera de la resolución de los cargos presentados en su contra. García y su codemandada, Nayda Freire, fueron acusados en 2008 de conspirar entre abril de 2003 y noviembre de 2003 para presentar aproximadamente $10.9 millones de dólares en reclamos falsos y fraudulentos al programa Medicare por servicios de infusión para el VIH supuestamente provistos en Global Med-Care Corp., una clínica de infusión para el VIH operada por García y Freire.

De acuerdo con la acusación formal, se alega que García, Freire y sus coconspiradores contrataron y capacitaron a médicos y asistentes de médicos como parte del ardid de Global Med-Care de dar la impresión de que se estaban proporcionando servicios médicos y servicios de infusión para el VIH legítimos. Los cargos en la acusación formal son meramente alegatos y se presume que García es inocente hasta que se pruebe lo contrario.

García y Freire fueron acusados de un cargo de conspiración para defraudar a los Estados Unidos, causar la presentación de reclamos falsos al programa Medicare, y pagar comisiones ilícitas asociadas a los servicios médicos; un cargo de conspiración para cometer fraude de servicios médicos; y un cargo de conspiración para lavar el producto de sus delitos. García también fue acusado de cuatro cargos de presentación de reclamos falsos al programa Medicare.

Freire se declaró culpable el 28 de agosto de 2008 de un cargo de conspiración para defraudar el programa Medicare, y fue sentenciada el 12 de noviembre de 2008 por el Juez Federal de Distrito Adalberto Jordán a 30 meses en prisión. Además de la sentencia en prisión, el Juez Jordán sentenció a Freire a dos años de libertad bajo supervisión después de haber cumplido su sentencia en prisión y le ordenó que pagara $7,992,391 dólares en restitución al programa Medicare. En su declaración de culpabilidad, Freire admitió que entre abril de 2003 y noviembre de 2003, ella y otros conspiraron para presentar $10.9 millones de dólares en reclamos falsos al programa Medicare por servicios de infusión para el VIH que no fueron provistos y no eran médicamente necesarios. Además, el expediente judicial explica cómo se les pagaban a los pacientes comisiones ilícitas en dinero en efectivo a cambio de aceptar permitir que Global Med-Care facturara a Medicare por los servicios innecesarios.

Freire admitió que, después de que los pagos de Medicare fueron realizados a las cuentas bancarias de Global Med-Care, ella y otros transfirieron aproximadamente $6 millones de dólares del producto fraudulento a empresas de administración, publicidad e inversiones fraudulentas que pertenecían a, y eran administradas por, Carlos, Luis y José Benítez. Los coconspiradores Carlos y Luis Benítez y Thomas McKenzie fueron acusados por separado de delitos de fraude de servicios médicos y lavado de dinero en una acusación formal modificada el 11 de junio de 2008. De acuerdo con la acusación formal separada, se alega que estos coconspiradores proveyeron el dinero y el personal necesarios para abrir Global Med-Care; los pacientes de Medicare para facturación al programa Medicare; y transporte para los pacientes de VIH que visitaban la clínica. La acusación formal también alega que Carlos y Luis Benítez eran los verdaderos propietarios de Global Med-Care.

Los tres hermanos Benítez y McKenzie fueron acusados de participar en la comisión de aproximadamente $109 millones de dólares en fraude de infusión para el VIH y lavado de dinero a través de Global Med-Care y 10 otras clínicas de infusión para el VIH. El 18 de septiembre de 2008, McKenzie se declaró culpable de un cargo de conspiración para cometer fraude de servicios médicos y un cargo de presentación de reclamos falsos al programa Medicare; también reconoció su papel en un ardid de fraude de infusión para el VIH de $119 millones de dólares. McKenzie fue sentenciado por el Juez Federal de Distrito Alan S. Gold el 18 de diciembre de 2008, a 14 años en prisión en conexión con su papel en el ardid de fraude de infusión para el VIH contra Medicare. Además de su sentencia en prisión, se le ordenó a McKenzie cumplir con tres años de libertad bajo supervisión después de haber cumplido su sentencia en prisión y pagar $84 millones de dólares en restitución al programa Medicare. Los hermanos Benítez permanecen fugitivos.

Los resultados de hoy fueron anunciados por el Secretario de Justicia Auxiliar Lanny A. Breuer de la División Criminal; el Fiscal Federal Wilfredo A. Ferrer del Distrito Sur de Florida; John V. Gillies , Agente Especial a Cargo de la Oficina Local de Miami del FBI; y el Agente Especial a Cargo Christopher Dennis de la Oficina de Investigaciones de Miami de la Oficina del Inspector General [Office of the Inspector General (OIG)] del HHS.

Estuvieron a cargo de la acusación en el caso el Jefe Adjunto Hank Bond Walther y el Abogado Litigante N. Nathan Dimock de la Sección de Fraude de la División Criminal. El caso fue investigado por el FBI y la Oficina del Inspector General del HHS. El caso surgió como parte de la Unidad Especial de Fraude contra Medicare y la Fiscalía Federal para el Distrito Sur de Florida.

Desde su creación en marzo de 2007, las operaciones de la Unidad Especial en siete distritos lograron la acusación formal de 560 personas quienes, en conjunto, facturaron fraudulentamente al programa Medicare más de $1.2 billones de dólares. Además, los Centros para Servicios de Medicare y Medicaid del HHS, en trabajo conjunto con HHS-OIG, están tomando medidas para lograr una mayor responsabilización y una menor presencia de proveedores fraudulentos.

Para obtener más información sobre el Equipo de Aplicación Legal y Prevención de Fraude de Servicios Médicos [Healthcare Fraud Prevention and Enforcement Action Team (HEAT)], visite: www.stopmedicarefraud.gov.

10-553
División Criminal