busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Jueves, 27 de mayo de 2010
Dos Corredores de Bolsa de Valores fueron acusados formalmente en ardid de fraude de valores en Texas

WASHINGTON – Dos Corredores de Bolsa de Valores fueron acusados en una acusación formal modificada hoy por sus supuestos papeles en un ardid de fraude de valores asociado a varias empresas con acciones negociadas en la bolsa de valores, anunció el Secretario de Justicia Auxiliar Lanny A. Breuer de la División Criminal.

Un gran jurado federal emitió una acusación formal sellada el 26 de mayo de 2010, acusando a Blake Williams, 27, de Dallas, y Derek López, 43, de Torrance, Calif., de un cargo de conspiración para cometer fraude de valores y siete cargos de fraude de valores. Los cargos, presentados en el Tribunal Federal de Distrito para el Distrito Norte de Texas, División Dallas, fueron revelados hoy. Williams y López fueron arrestados hoy en Dallas y Torrance, respectivamente, y realizarán sus comparecencias judiciales iniciales.

De acuerdo con la acusación formal, Williams era un Corredor de Bolsa de Valores y empleado de TBeck Capital, Inc., una supuesta empresa de negociación de valores y banca de inversiones en Grapevine, Texas. López era un Corredor de Bolsa de Valores que proveía servicios a TBeck Capital. De acuerdo con la acusación formal, de junio de 2006 a diciembre de 2008, Williams, López y sus coconspiradores realizaron un ardid para manipular el precio y el volumen de las acciones negociadas en el mercado extrabursátil.

La acusación formal alega que empresas de propiedad de, y controladas por un coconspirador obtuvieron el control de grandes posiciones de acciones de negociación libre en diversas empresas que negocian sus acciones. Se alega que Williams, López y otros coordinaban las negociaciones entre sí y con sus coconspiradores para crear la apariencia falsa de que había un interés de inversión mayor en las acciones. Se alega que Williams y López negociaron acciones en sus propios nombres así como a través de TBeck Capital y otras empresas para mantener los precios de las acciones artificialmente altos. Estas supuestas acciones permitieron que los demandados y sus coconspiradores luego vendieran las acciones a un precio artificialmente alto.

De acuerdo con la acusación formal, se alega que López negoció en su propio nombre, así como bajo el nombre "Da Big Kahuna" para disimular sus transacciones. Se alega que Williams negoció en su propio nombre y en nombre de diversas compañías para que pareciera que había múltiples entidades no relacionadas comprando y vendiendo las acciones. De acuerdo con la acusación formal, se alega que William recibió pagos en dinero en efectivo y López recibió acciones de negociación libre y pagos en dinero en efectivo a cambio por su asistencia en manipular los precios de las acciones de empresas en las que TBeck Capital era propietaria y controladora de grandes posiciones de acciones de negociación libre.

Si se les condena por el cargo de conspiración, cada demandado enfrenta una sentencia máxima de cinco años en prisión y una multa de $250,000 dólares, o el doble de las ganancias o pérdidas brutas, de los anteriores, el que resulte mayor. Cada uno de los cargos de fraude de valores conlleva una sentencia máxima de 20 años en prisión y una multa de $5 millones de dólares.

Una acusación formal es una mera acusación y se supone que los demandados son inocentes hasta que se pruebe lo contrario.

Están a cargo de la acusación en el caso el Jefe Adjunto Interino Hank Bond Walther y la Abogada Litigante Nicole H. Sprinzen de la Sección de Fraude de la División Criminal. El caso está siendo investigado por la Oficina Local de Washington del Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)].

Estos cargos son parte de la Unidad Especial de Aplicación Legal contra el Fraude Financiero del Presidente Barack Obama.

El Presidente Obama estableció una Unidad Especial de Aplicación Legal contra el Fraude Financiero para librar una iniciativa enérgica, coordinada y proactiva para investigar y enjuiciar los delitos financieros. La Unidad Especial incluye a representantes de una amplia gama de dependencias federales, autoridades regulatorias, inspectores generales y miembros de las fuerzas del orden público estatales y locales quienes, trabajando unidos, hacen uso de un amplio espectro de recursos de aplicación legal criminal y civil. La Unidad Especial está trabajando para mejorar la labor en todo el poder ejecutivo federal, y con asociados estatales y locales, para investigar y enjuiciar los delitos financieros importantes, asegurar un castigo justo y eficaz para quienes cometan delitos financieros, combatir la discriminación en los mercados de préstamos y financieros, y recuperar fondos para las víctimas de delitos financieros.

10-626
División Criminal