busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Martes, 18 de mayo de 2010
Kansas City, Missouri, gastará $2.5 billones de dólares en la eliminación de desbordes de alcantarillas

WASHINGTON – La ciudad de Kansas City, Mo., ha acordado realizar amplias mejoras en sus sistemas de alcantarillas, a un costo estimado en más de $2.5 billones de dólares a lo largo de 25 años, para eliminar desbordes no autorizados de aguas residuales sin tratar y reducir los niveles de contaminación en aguas de tormenta urbanas, anunciaron hoy el Departamento de Justicia y la Agencia de Protección Ambiental [Environmental Protection Agency (EPA)] de EE.UU.

El acuerdo conciliatorio, presentado hoy en el tribunal federal de Kansas City, exige que la ciudad implemente un plan de control de desborde, el cual es el resultado de más de cuatro años de opiniones públicas. El plan fue diseñado para producir beneficios importantes de largo plazo para la salud pública y el medio ambiente, y proveer un modelo para la incorporación de infraestructura y tecnología verdes para resolver los problemas de desborde.

Al concluirse, el sistema de alcantarillado contará con una infraestructura adecuada para capturar y trasladar a plantas de tratamiento agua de tormenta y aguas residuales. Esto evitará que miles de millones de galones de aguas residuales sin tratar lleguen a las aguas superficiales.

"El acuerdo de hoy tendrá efectos positivos y duraderos tanto en la salud pública como en el medio ambiente. El acuerdo da prioridad a los proyectos de rehabilitación de alcantarillas de vecindarios del centro urbano, reduciendo el atascamiento en sótanos y otros atascamientos de aguas residuales y mejorando significativamente la salud pública", dijo Ignacia S. Moreno, Secretaria de Justicia Auxiliar de la División de Recursos Naturales del Departamento de Justicia. "El Departamento de Justicia se compromete a hacer valer las leyes ambientales de nuestra nación para proteger al medio ambiente y la salud de nuestras comunidades".

"Este es un día histórico para Kansas City", dijo Karl Brooks, Administrador Regional de la EPA. "Este acuerdo determina el curso del mayor proyecto de infraestructura de la historia de la ciudad, y lo que creemos ser uno de los mayores proyectos municipales verdes de infraestructura ya llevados a cabo en el país. Estas disposiciones encauzan a uno de los mayores sistemas de alcantarillado municipales de la nación en el camino correcto hacia cumplir con la Ley de Agua Limpia al obligarlo a ocuparse de deficiencias que han perjudicado al medio ambiente y presentado riesgos a la salud y la seguridad públicas durante décadas. Con el tiempo, nuestras corrientes y ríos del área deberán volverse más limpios y seguros como resultado de esto".

Según el acuerdo, Kansas City pagará una multa civil de $600,000 dólares a los Estados Unidos, además del estimado de $2.5 billones de dólares que dedicará a reparar, modificar y reconstruir su sistema de alcantarillado. El plan también ha sido estructurado de modo a estimular a la ciudad a utilizar una "infraestructura verde" natural o de ingeniería, como techos vedes, jardines de lluvia y pavimento permeable, para minimizar los daños que las aguas de tormenta causen en el sistema mejorado.

Como parte del acuerdo, Kansas City dedicará $1.6 millones de dólares a proyectos ambientales complementarios para implementar un programa voluntario de conexión a alcantarillas y cierre de tanques sépticos para propietarios residenciales que reúnan los requisitos asociados a ingresos y que elijan cerrar sus tanques sépticos y conectarse al sistema de alcantarillado público.

El sistema de alcantarillado de Kansas City recolecta y recibe aguas residuales domésticas, comerciales e industriales de una población de aproximadamente 650,000 personas en la ciudad y 27 comunidades satélite vecinas, incluida una parte del Condado de Johnson, Kan. El sistema cubre más de 420 millas cuadradas, incluye siete plantas de tratamiento de aguas residuales, 38 estaciones de bombeo y más de 2,800 millas de redes de alcantarillas, y es uno de los mayores del país.

De las 420 millas cuadradas cubiertas por el sistema, 58 millas cuadradas mayormente dentro del centro urbano de la ciudad son atendidas actualmente por alcantarillas combinadas, las que transportan tanto agua de tormenta como aguas residuales. El resto del sistema está atendido por alcantarillas separadas. Según el decreto por consentimiento, Kansas City ha aceptado agilizar ciertos proyectos que se espera que proveerán alivio inmediato a residencias y otras propiedades actualmente atendidas por alcantarillas combinadas en el centro urbano.

Desde 2002, Kansas City ha tenido aproximadamente 1,294 desbordes de alcantarilla ilegales, incluidos al menos 138 desbordes combinados de alcantarillas sin permiso, 390 desbordes de alcantarillas y 766 atascamientos en edificios y propiedades privadas. Los desbordes violan la Ley Federal del Agua Limpia y los términos de los permisos del Sistema Nacional de Eliminación de Descarga de Contaminación [National Pollution Discharge Elimination System (NPDES)] de la ciudad para el funcionamiento de su sistema de alcantarillado.

Las aguas residuales sin tratar provenientes de desbordes pueden causar problemas de calidad de agua y de salud graves debido a los contaminantes, incluidos bacterias nocivas, sustancias que agotan el oxígeno, sólidos en suspensión, metales y sustancias químicas tóxicos, y nutrientes. Como parte del acuerdo conciliatorio de hoy, la ciudad ha aceptado instalar sistemas de tratamiento de desinfección en todas sus plantas de tratamiento de aguas residuales hasta 2013.

Los desbordes de Kansas City resultan en el vertido anual de un estimado de 7 billones de galones de aguas residuales sin tratar en corrientes y ríos locales, incluidos el Río Missouri, el Río Fishing, el Río Blue, Wilkerson Creek, Rocky Branch Creek, Todd Creek, Brush Creek, Penn Valley Lake y sus afluentes.

El acuerdo conciliatorio presentado hoy ante el Tribunal Federal de Distrito para el Distrito Oeste de Missouri, está sujeto a un periodo de comentario público de 30 días y aprobación por el tribunal federal. Existe una copia del decreto por consentimiento disponible en el portal de Internet del Departamento de Justicia en http://www.justice.gov/enrd/Consent_Decrees.html.

10-584
División de Medio Ambiente y Recursos Naturales