busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Miércoles, 17 de noviembre de 2010
Viktor Bout extraditado a los Estados Unidos para ser enjuiciado por cargos de terrorismo

WASHINGTON – Después de más de dos años de procesos judiciales, el supuesto traficante internacional de armas Viktor Bout ha sido extraditado al Distrito Sur de Nueva York de Tailandia para ser enjuiciado por cargos de terrorismo, anunció hoy el Departamento de Justicia.

Bout llegó esta noche en un avión fletado de la Administración de Control de Drogas [Drug Enforcement Administration (DEA)] y fue llevado a una prisión de alta seguridad en Manhattan, donde quedará detenido a la espera de su enjuiciamiento. Bout, también conocido por otros nombres, incluidos "Boris," "Víctor Anatoliyevich Bout," "Víctor But," "Viktor Budd," "Viktor Butt," "Viktor Bulakin," y "Vadim Markovich Aminov," deberá presentarse en el tribunal federal de Manhattan mañana a la tarde ante la Juez Federal de Distrito Shira A. Scheindlin, a quien se le ha asignado el caso.

"Viktor Bout ha sido acusado formalmente en los Estados Unidos; sin embargo, su supuesta actividad de tráfico de armas y apoyo a conflictos armados en África ha sido causa de inquietud en todo el mundo. Su extradición es una victoria para los Principios de la Ley mundial", dijo el Secretario de Justicia de los Estados Unidos Eric Holder. "Considerado hace mucho tiempo uno de los traficantes de armas más prolíficos, el Sr. Bout comparecerá ante el tribunal federal en Manhattan para responder por los cargos de conspiración para vender millones de dólares en armas a una organización terrorista para ser usadas para matar a ciudadanos estadounidenses".

El Fiscal Federal de Manhattan Preet Bharara dijo, "Viktor Bout supuestamente aprovechó la oportunidad de armar a narcoterroristas con la intención de matar a ciudadanos estadounidenses con un arsenal de armas de tipo militar. La extradición exitosa de hoy destaca nuestro compromiso de proteger a nuestros ciudadanos en nuestra propia tierra y en todo el mundo. La operación histórica que culminó en la extradición de hoy no hubiera sido posible sin el trabajo valiente e innovador de nuestros asociados de la DEA".

"Con Viktor Bout detrás de las rejas en los Estados Unidos, este demandado finalmente enfrentará la consecuencia que más temía: será responsabilizado por sus supuestos delitos en un tribunal de derecho", dijo Michele M. Leonhart, Administradora Interina de la DEA. "Se alega que durante más de una década el Sr. Bout realizó un comercio mortífero de misiles de superficie a aire, minas terrestres, balas, muerte y destrucción. Afortunadamente, con su arresto, extradición y su enjuiciamiento pendiente en el Distrito Sur de Nueva York, su último supuesto intento de realizar negocios con la muerte significa que finalmente enfrentará la justicia".

De acuerdo con la acusación formal y los demás documentos judiciales:

Hasta su arresto en marzo de 2008, Bout era un supuesto traficante internacional de armas. Para llevar a cabo su negocio de tráfico de armas, Bout creó una flota de aviones de carga capaces de transportar armas y equipos militares a diversas partes del mundo, incluidos África, América del Sur y el Medio Oriente. En 2004, como resultado de sus actividades de tráfico de armas en Liberia, la Oficina de Control de Activos [Office of Foreign Assets Control (OFAC)] del Departamento del Tesoro, colocó a Bout en la lista de Ciudadanos Especialmente Designados, la cual prohíbe toda transacción entre Bout y cualquier ciudadano estadounidense, y congela todos los activos de Bout dentro de la jurisdicción de los Estados Unidos.

Entre noviembre de 2007 y marzo de 2008, Bout aceptó vender a la organización narcoterrorista colombiana, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) millones de dólares en armas -- incluidos sistemas de misiles de superficie a aire [surface-to-air missile systems (SAMs)], lanzadores de cohetes perforadores, armas de fuego AK-47, millones de municiones, repuestos rusos para rifles, minas terrestres antipersonal, explosivos plásticos C-4, equipos de visión nocturna, aviones "ultraleves" que podían ser equipados con lanzadores de granadas y misiles, y vehículos aéreos sin tripulación.

Las FARC se dedican al derrocamiento violento del gobierno democráticamente electo de Colombia y es, también, el mayor proveedor de cocaína del mundo. Bout acordó vender las armas a dos fuentes confidenciales que trabajan para la DEA, quienes alegaron estar adquiriendo las armas para las FARC, con el entendimiento específico de que las armas serían utilizadas para atacar a helicópteros estadounidenses en Colombia.

Durante una reunión secretamente grabada en Tailandia el 6 de marzo de 2008, Bout informó a las fuentes confidenciales que haría arreglos para arrojar las armas a las FARC en Colombia desde un avión, y ofreció vender dos aviones de carga a las FARC que podrían usarse para entregas de armas. Asimismo, Bout proveyó un mapa de América del Sur y pidió a las fuentes confidenciales que le indicaran las ubicaciones de radar estadounidenses en Colombia.

Bout indicó que entendía que las fuentes confidenciales querían las armas para usarlas contra personal estadounidense en Colombia, y declaró que los Estados Unidos también eran su enemigo, indicando que la lucha de las FARC contra los Estados Unidos también era su batalla. Durante la reunión, Bout también ofreció proveer gente para capacitar a las FARC en el uso de las armas. Después de esta reunión, Bout fue arrestado por autoridades de las fuerzas del orden público tailandesas.

La acusación formal acusa a Bout de cuatro delitos de terrorismo distintos:

  • Primer cargo: conspiración para matar a ciudadanos estadounidenses,
  • Segundo cargo: conspiración para asesinar a autoridades o empleados estadounidenses;
  • Tercer cargo: conspiración para adquirir y utilizar un misil antiaéreo; y
  • Cuarto cargo: conspiración para proveer apoyo material o recursos a una organización terrorista extranjera designada.

Si se le condena por todos los cargos, Bout enfrenta una sentencia obligatoria mínima de 25 años en prisión y una máxima de prisión perpetua.

Esta investigación fue conducida por la DEA y su éxito es el resultado de la labor cooperativa de las fuerzas del orden público internacionales alrededor del mundo. Están a cargo del caso la Unidad de Terrorismo y Narcóticos Internacional del Distrito Sur de Nueva York. Los Fiscales Federales Auxiliares Anjan Sahni y Brendan R. McGuire están a cargo de la acusación. También brindaron asistencia significativa la Oficina de Asuntos Internacionales y la División de Seguridad Nacional del Departamento de Justicia, así como el Departamento de Estado de EE.UU.

Los cargos enunciados en esta acusación formal son solo acusaciones y se supone que el demandado es inocente hasta que se pruebe lo contrario.

10-1306
Secretario de Justicia de los Estados Unidos