busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Miércoles, 20 de octubre de 2010
Un hombre de Nueva Jersey se declara culpable de amenazar a empleados de organizaciones Hispanas de derechos civiles

WASHINGTON – El Departamento de Justicia anunció hoy que Vincent Johnson de Brick, N.J., quien usaba el pseudónimo de "Devilfish" en el Internet, se declaró culpable en el tribunal federal en Trenton, N.J., de múltiples cargos asociados a una serie de comunicaciones amenazadoras que envió e empleados de cinco organizaciones de derechos civiles que trabajan en mejorar las oportunidades para, y luchar contra la discriminación de, Hispanos en los Estados Unidos.

Durante el proceso de declaración de culpabilidad y en los documentos presentados en el tribunal, Johnson admitió que de noviembre de 2006 a febrero de 2009, envió en repetidas oportunidades comunicaciones de correo electrónico amenazadoras a empleados del Fondo de Defensa Legal y Educación Puertorriqueño LatinoJustice; el Fondo de Defensa Legal y Educación Mexicano; el Consejo Nacional de la Raza; la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos y la Coalición Nacional del Clero Latino y Líderes Cristianos.

Ejemplos de los mensajes amenazadores de Johnson incluyen: "¿Tienes un último deseo y testamento? Si no, es mejor que consigas uno pronto". "Te estoy dando una advertencia justa de que tu presencia y posición están siendo rastreadas... eres hombre muerto... junto con cualquier otra persona de tu organización", "Mi preferencia sería comprar más municiones para tratar del caos creciente creado por grupos pro-extranjeros ilegales. RIP [nombres de las víctimas] quienes no son amigos de nuestra democracia"; y "después de leer el artículo a continuación, ¿puede darme aunque sea una buena razón por la cual alguien no debería poner una bala entre sus ojos por sus acciones que están promoviendo la anarquía en este país?" Johnson admitió que la intención de sus amenazas era intimidar a las víctimas a fin de evitar que ayudaran a personas descendientes de Hispanos.

"No se tolerarán en este país amenazas de violencia alimentada por el odio debido al color de la piel de una persona, el idioma que habla o el país del que proviene", dijo Thomas E. Pérez, Secretario de Justicia Auxiliar para la División de Derechos Civiles. "La condena del demandado debe transmitir un claro mensaje a otros que serían capaces de cometer actos delictivos similares de que serán llevados ante la justicia y responderán por sus acciones".

"Johnson admitió que envió mensajes de correo electrónico amenazadores a personas y grupos debido a quiénes eran y lo que creían", dijo Paul Fishman, Fiscal Federal para el Distrito de Nueva Jersey. "La violencia o amenazas de violencia con base en raza, religión, origen nacional, género u orientación sexual son una violación intolerable de nuestros derechos civiles más básicos. El ocultarse detrás del anonimato de una pantalla de computadora para realizar amenazas odiosas no los protegerá contra el enjuiciamiento".

"Uno no se puede ocultar detrás de la tecnología para amenazar a las personas", dijo Michael B. Ward, Agente Especial a Cargo de la División de Newark del FBI. "El FBI tiene un programa de derechos civiles muy activo y enérgico y tomamos muy en serio las amenazas contra las libertades civiles. El Sr. Johnson intentó intimidar a sus víctimas para hacerles sentir miedo de dedicarse a actividades protegidas por la Constitución de EE.UU. Cualquiera que sienta que ha sido victimizado de esta manera debe saber que el FBI está de su lado y que basta una llamada para comunicarse con nosotros".

Johnson se declaró culpable de cinco cargos de interferir en el ejercicio de los derechos civiles, cada uno de los cuales conlleva una sentencia máxima de 10 años en prisión y una multa de $250,000 dólares. Además, Johnson se ha declarado culpable de cinco cargos de transmitir una comunicación amenazadora en comercio interestatal, cada uno de los cuales conlleva una sentencia máxima de cinco años en prisión y una multa de $250,000 dólares.

La Juez de Distrito Anne E. Thompson programó la lectura de la sentencia de Johnson para el 26 de enero de 2011.

El caso fue investigado por las oficinas locales de Washington, DC, y Newark, NJ, del FBI. Están a cargo de la acusación en el caso el Abogado Litigante Benjamin J. Hawk de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia y el Fiscal Federal Auxiliar Thomas Eicher de la Fiscalía Federal del Distrito de Nueva Jersey.

10-1173
División de Derechos Civiles