busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Miércoles, 1 de septiembre de 2010
Hombre se declara culpable de compra, venta y uso de información robada de tarjetas de crédito
Agentes del Servicio Secreto de los EE.UU. encontraron más de 26,000 números de tarjetas de crédito almacenados en la computadora del demandado

WASHINGTON – Juan Javier Cárdenas de Miami se declaró culpable hoy de un cargo de conspirar para traficar y poseer números no autorizados de tarjetas de crédito con la intención de defraudar y un cargo de traficar números no autorizados de tarjetas de crédito, anunciaron el Secretario de Justicia Auxiliar Lanny A. Breuer de la División Criminal; el Fiscal Federal Wifredo A. Ferrer del Distrito Sur de Florida; el Agente Especial a Cargo Michael K. Fithen de la Oficina Local de Miami del Servicio Secreto de EE.UU., y el Agente Especial a Cargo Kenneth T. Jenkins Jr. de la División de Investigaciones Criminales del Servicio Secreto de EE.UU..

En su audiencia de declaración de culpabilidad ante el Juez Federal de Distrito K. Michael Moore, Cárdenas, 45, admitió que entre febrero de 2008 y mayo de 2009, compró información robada de tarjetas de crédito a un coconspirador a través del Internet. Cárdenas revendió la información, también a través del Internet, a terceros que la usaron para realizar compras fraudulentas con las tarjetas de crédito. El 27 de mayo de 2009, cuando agentes del Servicio Secreto de los EE.UU. allanaron su casa, Cárdenas tenía almacenados en su computadora 26,669 números de tarjeta de crédito.

Cárdenas enfrenta sentencias máximas de prisión de cinco años por el cargo de conspiración y 10 años por el cargo de traficar números no autorizados de tarjetas de crédito. Cárdenas también enfrenta multas y condenas a libertad bajo supervisión por ambos cargos, así como también la confiscación de cualquier propiedad o ganancias derivadas de sus actividades criminales. La lectura de la sentencia está programada para el 18 de noviembre de 2010.

Están a cargo de la acusación en el caso el Fiscal Federal Auxiliar Marc Osborne de la Fiscalía Federal para el Distrito Sur de Florida y el Abogado Litigante Joseph E. Springsteen de la Sección de Delitos de Informática y Propiedad Intelectual de la División Criminal. El caso está siendo investigado por el Servicio Secreto de los EE.UU.

10-990
División Criminal