busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Jueves, 2 de septiembre de 2010
Líder de Reyes Latinos sentenciado a 228 meses de prisión por conspiración para cometer delitos organizados
Otro miembro de los Reyes Latinos se declara culpable por su papel en conspiración para cometer delitos organizados, entre ellos robo a mano armada y uso de bombas explosivas

WASHINGTON - El Juez Federal de Distrito Alexander Williams Jr. sentenció hoy a Andrés Echevarria, alias "B-Boy" y "King B-Boy," 23, de Brooklyn, N.Y., a 228 meses de prisión, seguidos de cinco años de libertad bajo supervisión, por conspirar para participar en una empresa de delincuencia organizada en conexión con sus actividades pandilleras como miembro de la pandilla "Nación Todopoderosa de Reyes y Reinas Latinos".

El 27 de agosto de 2010, Miguel Castillo, 23, de Rockville, Md., otro miembro de los Reyes Latinos, se declaró culpable de su papel en la empresa de delincuencia organizada, que incluyó el robo a mano armada a un narcotraficante y usar bombas explosivas en una residencia.

La sentencia y declaración de culpabilidad fueron anunciadas por el Secretario de Justicia Auxiliar Lanny A. Breuer de la División Criminal; el Fiscal Federal para el Distrito de Maryland Rod J. Rosenstein; la Agente Especial a Cargo Theresa Stoop de la División Local en Baltimore del Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos [Bureau of Alcohol, Tobacco, Firearms and Explosives (ATF)]; el Jefe J. Thomas Manger del Departamento de Policía del Condado de Montgomery, Md.; el Fiscal Estatal del Condado de Montgomery John McCarthy; el Jefe Roberto L. Hylton del Departamento de Policía del Condado de Prince George; el Fiscal Estatal del Condado de Prince George Glenn F. Ivey; y el Comisionado de Policía de la Ciudad de Nueva York Raymond W. Kelly. 

"La violencia coordinada y organizada es una de las características distintivas de las pandillas contra las que luchamos", dijo el Fiscal Federal Auxiliar Lanny A. Breuer de la División Criminal. "Cócteles molotov, robos a mano armada y otros medios violentos de intimidación y coerción son el modus operandi de estas pandillas, y Andrés Echevarria y sus codemandados tomaron un camino violento que los terminó llevando a prisión. A través de nuestra labor coordinada con la Fiscalía Federal y nuestros asociados de las fuerzas del orden público, estamos recuperando nuestros vecindarios de manos de estas pandillas".

"Este caso perturbador demuestra que ser miembro de una pandilla lleva a ardides criminales organizados y actos de violencia sin sentido", dijo el Fiscal Federal Rod J. Rosenstein. "La Fuerza de Tarea Regional de Control Antipandillas [Regional Anti-Gang Enforcement (RAGE)] liderada por la ATF ha probado ser muy valiosa en la lucha contra pandillas violentas".

Según los acuerdos de declaración de culpabilidad de Echevarria y Castillo, Reyes Latinos es una pandilla callejera violenta con miles de miembros en todos los Estados Unidos y el extranjero.  Los Reyes Latinos tienen una estructura organizativa detallada y uniforme que se detalla – junto con diversas "oraciones", códigos de conducta y rituales – en un "manifiesto" escrito distribuido comúnmente a miembros de todo el país. Los miembros de los Reyes Latinos también reciben tradicionalmente "nombres de King" o "nombres de Queen", que son nombres distintos a sus nombres legales por los cuales son conocidos por otros miembros de la pandilla y terceros en la calle.  A nivel local, los grupos de Reyes Latinos se organizan en "tribus", entre ellas Royal Lion Tribe, MOG, Sun Tribe y UTL.

Según su acuerdo de declaración de culpabilidad, Echevarria se convirtió en miembro de la Tribu Tiger en Brooklyn en la primavera de 2008 y luego pasó a ser miembro de las tribus Murda Maya y TBF en Brooklyn y también la Tribu MOG en Maryland. Echevarria admitió haber tenido puestos de liderazgo en los Reyes Latinos, entre ellos el puesto de Tercera Corona/ejecutor en la tribu MOG en el otoño de 2008 y en la tribu Murda Maya a fines del verano de 2009.

Echevarria admitió que como parte de sus actividades pandilleras, intentó asesinar a una persona en Wheaton, Md., el 1 de noviembre de 2008 después de que la persona hiciera un comentario despectivo sobre los Reyes Latinos en una fiesta en la que estaban presentes muchos miembros y asociados de los Reyes Latinos. Además, el 23 de mayo de 2009, Echevarria y otros miembros de Reyes Latinos se pelearon con miembros de una pandilla rival en Brooklyn y luego Echevarria le disparó con un arma a uno de los miembros de pandillas rivales. La bala no impactó a esa persona, sino a otra, y le provocó una abrasión en la espalda.

Según la declaración de los hechos, durante el verano de 2009, Echevarria y otros miembros de la pandilla planearon robar a un titular federal de armas de fuego [federal firearms licensee (FFL)] en Frederick, Md., después de enterarse de que el FFL estaba recibiendo una gran cantidad de armas de fuego. Echevarria y los demás miembros de la pandilla planeaban robar las armas y venderlas para obtener ganancias, pero cuando se estaban preparando para robar al FFL, vieron a una importante cantidad de personal militar cerca del FFL y abortaron su misión. Además, también según la declaración de los hechos, en el verano de 2009, Echevarria y otros miembros de Reyes Latinos llevaron a cabo el robo armado de un narcotraficante en los condados de Frederick y Montgomery, Md., en la cual Echevarria le apuntó con un arma a la cabeza del narcotraficante.

Según su acuerdo de declaración de culpabilidad, en 2007, Castillo se unió a la Tribu Royal Lion de los Reyes Latinos. A fines del verano o el otoño de 2007, Castillo y otros miembros de los Reyes Latinos, entre ellos Francisco Ortiz, planificaron y llevaron a cabo el robo a mano armada a un narcotraficante en los condominios Marylander en Langley Park, Md., dirigidos por el Inca/Primera Corona. Castillo admitió que, después de que uno de los Reyes Latinos llamó a la puerta, él, Ortiz y otro asociado de los Reyes Latinos entraron al apartamento por la fuerza, todos portando armas. Una vez que entraron, el narcotraficante y su hija pequeña fueron retenidos en el dormitorio amenazados a punta de pistola mientras los demás Reyes Latinos registraban la residencia y robaban algunas bolsas de cocaína en polvo.

Castillo también admitió que el 8 de enero de 2008, siguiendo las indicaciones del Inca/Primera Corona, él y dos otras personas planificaron y llevaron a cabo el uso de bombas explosivas contra una residencia en el Condado de Montgomery. Castillo y sus codemandados armaron dos cócteles molotov y condujeron hasta la residencia en la cuadra 13000 de Parkland Drive en el área de Rockville - Aspen Hill, Md. Esperaron del otro lado de la calle hasta que los residentes que se encontraban en el interior de la casa apagaran las luces y aproximadamente a las 4 a.m., encendieron y lanzaron las bombas molotov a la casa. Al menos una de ellas estalló contra la casa y se prendió fuego. Las víctimas en el interior de la casa se despertaron con la explosión, vieron un incendio en el exterior de la residencia y llamaron al 911. Los cócteles molotov se apagaron solos y nadie resultó herido. El 10 de octubre de 2008, Castillo se declaró culpable de posesión de dispositivos destructivos (los cócteles molotov).

Castillo enfrenta una sentencia máxima de cadena perpetua. La lectura de la sentencia está programada para el 17 de noviembre de 2010 a las 9:30 a.m. Castillo permanece detenido.

Los codemandados Miguel Cruz, alias "Skibee" y "King Skibee", 45, de Bronx, N.Y., uno de los fundadores de la tribu Maryland de los Reyes Latinos; Nelson Santos, alias "Nelly" y "King Nelly", 27, de Silver Spring, Md.; y Francisco Ortiz, alias "Francis Gabriel Ortiz", "Pone" y "King Pone", 26, de Rockville, se declararon culpables con anterioridad a conspiración para cometer delincuencia organizada en conexión con sus actividades pandilleras y serán sentenciados el 16 de septiembre de 2010, el 22 de octubre de 2010 y el 1 de diciembre de 2010 respectivamente, todos a las 9:30 a.m.

Los casos están siendo investigados por la División Local en Baltimore del ATF; el Departamento de Policía del Condado de Montgomery; la Fiscalía Estatal del Condado de Montgomery; el Departamento de Policía del Condado de Prince George; la Fiscalía Estatal del Condado de Prince George; y el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York. Se recibió asistencia adicional por parte del Departamento de Policía de Gaithersburg, Md.; la Oficina del Alguacil del Condado de Montgomery; la Policía de Parques Nacionales de Maryland de la División del Condado de Prince George; la Policía Estatal de Maryland; el Servicio Secreto de los EE.UU.; la División de Investigaciones Criminales de Servicios de Impuestos Internos; y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los EE.UU.

Están a cargo de la acusación en los casos los Fiscales Federales Auxiliares Emily Glatfelter y David Salem, y la Abogada Litigante Lara M. Peirce de la Unidad Antipandillas de la División Criminal.

10-996
División Criminal