busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Martes, 26 de julio de 2011
Chevron Puerto Rico LLC acepta mejorar la detección de fugas en las estaciones de servicio de Puerto Rico

WASHINGTON - Un acuerdo conciliatorio anunciado hoy entre los Estados Unidos y Chevron Puerto Rico LLC resuelve violaciones de la Ley de Recuperación de la Conservación de Recursos [Resource Conservation Recovery Act (RCRA)] en aproximadamente 100 de las instalaciones de tanques de almacenaje subterráneos en Puerto Rico. Según los términos del acuerdo, Chevron ha aceptado gastar aproximadamente $5.2 millones de dólares en mejorar sus métodos de detección de fugas y operaciones en estas estaciones de propiedad de Chevron que llevan la marca "Texaco", y pagará una multa de $600,000.

Las fugas de petróleo de tanques de almacenaje subterráneos pueden contaminar el agua, haciendo con que no sea potable, presentan peligro de incendio y explosión, y pueden tener efectos de corto y largo plazo en la salud de las personas. Las normas de la Agencia de Protección Ambiental [Environmental Protection Agency (EPA)] exigen que los propietarios y operadores mantengan tanques de almacenaje subterráneos para evitar las fugas al medio ambiente. Además, las normas exigen que los propietarios y operadores limpien las fugas para restaurar y proteger los recursos de agua subterránea, y proveer un ambiente seguro para las personas que vivan o trabajen en las proximidades de estas instalaciones.

La demanda presentada ayer por los Estados Unidos contra Chevron alegan las siguientes omisiones: brindar detección de fugas para tanques y tuberías, proveer equipos de protección contra sobrellenado apropiados, realizar pruebas anuales en sistemas automáticos de detección de fugas en línea y mantener registros adecuados de la detección de fugas para tanques y tuberías.

"Para identificar fugas actuales o potenciales, Chevron instalará sistemas avanzados de detección de fugas, monitoreo y alarma que mejorarán el tiempo de respuesta y ayudarán a prevenir la contaminación del agua subterránea en Puerto Rico", dijo Ignacia S. Moreno, Secretaria de Justicia Auxiliar del Departamento de Medio Ambiente y Recursos Naturales. "Esta solución de vanguardia para todo el sistema debe servir de modelo para los propietarios y operadores de tanques de almacenaje subterráneos".

"Según los términos de este acuerdo, se protegerá mejor la salud de las personas que viven en comunidades de todo Puerto Rico contra el peligro de la contaminación del agua subterránea debido a potenciales fugas de tanques subterráneos", dijo la Administradora Regional de la EPA Judith A. Enck. "Espero que otros propietarios de tanques de almacenaje subterráneos en todo el estado trabajen en el mantenimiento de sus tanques subterráneos a fin de prevenir futuras fugas".

Según el acuerdo, Chevron instalará sistemas de detección de fugas Veeder-Root totalmente automatizados en los tanques de almacenaje subterráneos de todas sus instalaciones en Puerto Rico antes del 31 de marzo de 2013, y seguirá operando estos sistemas en sus instalaciones por un mínimo de cinco años. Este sistema automatizado que detecta contaminantes antes de que ingresen al medio ambiente, brinda un método más protector de detección de fugas que otros métodos, tales como el monitoreo del agua subterránea o de vapor empleado actualmente por Chevron. Chevron estima que los sistemas automatizados costarán aproximadamente 1.8 millones de dólares. Además, Chevron presentará informes trimestrales a la EPA sobre su uso de estos sistemas, y deberá brindar información sobre el uso de los sistemas por Chevron a pedido de la EPA.

Asimismo, Chevron ha acordado implementar dos proyectos ambientales complementarios. El primero requiere la instalación por Chevron de un sistema de monitoreo centralizado en aproximadamente 155 estaciones de servicio "Texaco" de Chevron que contienen tanques de almacenaje subterráneos hasta el 31 de marzo de 2013. El sistema de monitoreo contendrá alarmas audibles y visibles que alertarán al personal de la estación sobre la presencia de fugas y otros hechos potencialmente peligrosos. El segundo requiere la instalación por Chevron de sensores de líquido bajo bandejas de surtidores en todas sus instalaciones hasta el 31 de marzo de 2013, así como la conexión de estos sensores a un sistema de monitoreo centralizado. Ambos proyectos ambientales complementarios requieren informes periódicos por parte de Chevron a la EPA. Juntos, los dos proyectos le costarán aproximadamente 3.4 millones de dólares a Chevron.

La RCRA le brinda a la EPA la autoridad de controlar residuos peligrosos del principio al fin. Esto incluye la generación, el transporte, el tratamiento, el almacenaje y la eliminación de residuos peligrosos. Las enmiendas de 1986 a la RCRA permiten a la EPA ocuparse de los problemas ambientales que podrían surgir a partir del almacenaje de petróleo y otras sustancias peligrosas en tanques subterráneos.

Para obtener más información sobre tanques de almacenaje subterráneos, visite www.epa.gov/oust.

Siga la Región 2 de EPA en Twitter en http://twitter.com/eparegion2 y visite nuestra página en Facebook, www.facebook.com/eparegion2.

11-967
División de Medio Ambiente y de Recursos Naturales