busque en este portal
 
 
Noticias
Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos
PARA DIVULGACIÓN INMEDIATA
Viernes, 17 de junio, 2011
El Departamento de Justicia Llega a un Acuerdo Conciliatorio con Nixon State Bank para Resolver Alegatos de Discriminación en Préstamos
El acuerdo conciliatorio brinda compensación a prestatarios hispanos con préstamos sin garantía para consumidores

WASHINGTON – El Departamento de Justicia anunció hoy que Nixon State Bank de Nixon, Texas, establecerá políticas de precios uniformes, llevará a cabo capacitación de empleados y pagará casi 100,000 dólares como parte de un acuerdo conciliatorio para resolver alegatos de que adoptó un patrón o práctica de discriminación en base al origen nacional.

El acuerdo conciliatorio, que está sujeto a aprobación del tribunal, fue presentado junto con la demanda del Departamento de Justicia en el Tribunal Federal de Distrito del Distrito Oeste de Texas.   La demanda alega que Nixon cobraba mayores precios en préstamos sin garantía para consumidores realizados a prestatarios hispanos en las sucursales de Nixon, lo que viola la Ley de Igualdad de Oportunidades de Crédito [Equal Credit Opportunity Act (ECOA)].

“Un acceso justo e igualitario al crédito es crucial y las entidades crediticias tienen la responsabilidad de implementar protocolos para garantizar que todos sus programas de préstamos cumplan con la ley y no discriminen”, dijo Thomas E. Perez, Asistente Fiscal General de Justicia de la División de Derechos Civiles. “La División de Derechos Civiles está comprometida a hacer valer los préstamos justos para detener los abusos en todo el espectro de mercados crediticios.  Nos complace saber que este acuerdo conciliatorio compensará a las víctimas de esta conducta discriminatoria y felicitamos a Nixon por trabajar en cooperación con el Departamento de Justicia para llegar a una resolución correcta de este caso”.

“Toda forma de discriminación es intolerable, lo que incluye el préstamo de dinero”, declaró el Fiscal Federal John E. Murphy. “Las tasas que los clientes pagan por los créditos deben basarse únicamente en factores directamente relacionados con su capacidad crediticia, sin importar su raza u origen nacional”.

“La Corporación Federal de Seguros de Depósitos Bancarios [Federal Deposit Insurance Corporation (FDIC)] está comprometida a garantizar que los bancos que supervisa cumplan con leyes de préstamos justos, entre ellas la Ley de Igualdad de Oportunidades de Crédito”, dijo Mark Pearce, Director de la División de Protección de Inversionistas y Consumidores. “Este caso específico subraya los peligros de establecer precios discrecionales en productos de préstamo. Agradecemos la colaboración del Departamento de Justicia para tratar este asunto”.

Antes de mediados de 2009, Nixon no tenía una directriz escrita para precios en los préstamos en el caso de sus préstamos sin garantía para consumidores,  sino que los agentes de préstamos del banco podían manejar todos los aspectos de la transacción del préstamo sin garantía para consumidores con amplia discreción.  La demanda del Departamento de Justicia alega que esta política tenía un impacto dispar en los prestatarios hispanos. 

Nixon comenzó a desarrollar políticas de precios uniformes a fines de 2009, que incluían la implementación de una matriz de tasas uniformes para los préstamos sin garantías para consumidores.  Como parte del acuerdo conciliatorio, Nixon revisará estas y otras políticas de precios para garantizar que el precio cobrado por sus préstamos esté fijado de manera no discriminatoria de acuerdo con los requisitos de la ECOA.  El acuerdo conciliatorio también le exige a Nixon que pague casi 100,000 dólares a las víctimas hispanas de la discriminación, controle sus préstamos en busca de disparidades basadas en el origen nacional y les brinde capacitación sobre igualdad de oportunidades crediticias a sus empleados.  El acuerdo también le prohíbe al banco discriminar en base al origen nacional en cualquier aspecto de una transacción de crédito. 

La demanda se originó en una remisión de 2010 a la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia por parte de la FDIC.  Nixon es un miembro de la FDIC. 

La División de Derechos Civiles, la Fiscalía Federal del Distrito Oeste de Texas y la FDIC son miembros de la Fuerza de Tarea de Coacción contra el Fraude Financiero.  El Presidente Obama estableció la Fuerza de Tarea Interagencia de Coacción contra el Fraude Financiero para llevar a cabo una iniciativa enérgica, coordinada y proactiva para investigar y enjuiciar los delitos financieros.  La fuerza de tarea incluye a representantes de una amplia gama de dependencias federales, autoridades regulatorias, inspectores generales y miembros de las fuerzas del orden público estatales y locales, quienes, trabajando juntos, aprovechan un poderoso espectro de recursos de coacción penal y civil.  La fuerza de tarea está trabajando para mejorar la labor en todo el poder ejecutivo federal, y con asociados estatales y locales, para investigar y enjuiciar los delitos financieros importantes, asegurar un castigo justo y eficaz para quienes cometan delitos financieros, combatir la discriminación en los mercados de préstamos y financieros y recuperar fondos para las víctimas de delitos financieros.  Para obtener más información sobre la fuerza de tarea, visite www.StopFraud.gov.

Para obtener una copia de la demanda, así como también información adicional sobre la labor del Departamento de Justicia para hacer valer las leyes de otorgamiento justo de préstamos, visite el portal del Departamento de Justicia en www.justice.gov/fairhousing.

11-791
División de Derechos Civiles