Noticias
Discurso del Secretario de Justicia de los Estados Unidos Eric Holder en el anuncio de la Operación Confianza Deshecha
Washington, D.C. ~ Lunes, 6 de diciembre de 2010

Buenos días y gracias a todos por venir.

 

Me complace que me acompañen hoy varios líderes importantes en nuestra iniciativa colectiva de combate al fraude financiero - el Director Auxiliar Ejecutivo del Buró Federal de Investigaciones [Federal Bureau of Investigation (FBI)] Shawn Henry y el Director de Control de la Comisión de Títulos y Valores [Securities and Exchange Commission (SEC)] Robert Khuzami, así como el Inspector Postal Principal del Servicio de Inspección Postal de EE.UU., Guy Cottrell; el Delegado de Investigaciones Criminales del Servicio de Impuestos Internos [Internal Revenue Service (IRS)] Rick Raven; y el Director Interino de Control de la Comisión del Comercio en Futuros sobre Mercancía de los Estados Unidos, Vicent McGonagle.  

 

Estamos aquí para anunciar los resultados de la Operación Confianza Deshecha, una iniciativa de tres meses y medio de investigación de ardides de fraude de inversión en todo el país - y un paso crítico hacia adelante en la labor de las fuerzas del orden público de proteger a los inversionistas estadounidenses, asegurar la fuerza de nuestros mercados y prevenir ardides de fraude financiero.

 

Si bien no hay nada nuevo sobre la realización de operaciones y redadas nacionales - este es diferente en el sentido de que reunió a una amplia gama de herramientas de control criminal y civil, tanto en el ámbito federal como el estatal, para atacar colectivamente a los ardides de fraude de inversión.   La Operación Confianza Deshecha es la primera operación nacional en la historia en combatir los distintos tipos de ardides de fraude de inversión que acechan directamente al público inversionista.

 

La labor histórica ha sido coordinada, ejecutada y liderada por miembros de la Fuerza de Tarea de Control contra el Fraude Financiero creada por el Presidente Obama en noviembre de 2009.  Esta fuerza de tarea es la mayor coalición de dependencias de las fuerzas del orden público, de investigación y regulatorias ya establecidas para combatir el fraude.   Múltiples agencias federales, así como asociados en el ámbito estatal, están trabajando unidos para asegurar que no se deje nada de lado cuando se trate de proteger a los consumidores e inversionistas.

 

Nuestra misión es simple - revelar los ardides de fraude financiero y enjuiciar a los responsables por los mismos.   Y nuestro enfoque enérgico y coordinado está funcionando.

 

Desde que se lanzó la Operación Confianza Deshecha el 16 de agosto en todo el país, se ha dado prioridad a los casos de fraude de inversión en el país.   Hasta la fecha, la operación ha realizado acciones impositivas contra 343 demandados criminales y 189 demandados civiles, cuya conducta perjudicó a más de 120,000 víctimas.   Varias personas han sido acusadas de haber estafado a hombres y mujeres de todo el país en miles y, a veces, millones de dólares.   Los casos en esta operación están asociados a una variedad de distintos ardides de fraude de inversión que han permitido más de $8.3 billones de dólares apenas en casos criminales.   Los números son sorprendentes.   Estas pérdidas representan el dinero ganado con el trabajo arduo y hasta los ahorros de toda una vida.   Representan necesidades que ya no serán cubiertas y sueños que no serán cumplidos.

 

Todas estas víctimas pueden contar una historia trágica y aleccionadora de haber sido engañados y explotados, muchas veces por una persona en la que confiaban.   De hecho, muchos de los estafadores que hemos identificado estaban acechando a sus propios vecinos - y a los miembros más vulnerables de sus comunidades.   Varias de las personas enjuiciadas durante esta operación buscaron inversionistas en sus propias iglesias, convirtiéndolos en víctimas.   Supuestamente, un hombre en Texas acechó a los miembros de su iglesia, pidiéndoles que invirtieran con él alegando que su éxito en el cambio de divisas era una "bendición de Dios".

 

En Florida, un demandado fue condenado recientemente por su papel en un ardid de inversión específicamente contra la comunidad local haitiana.   En Ohio, un ex agente de la policía que operaba un ardid del tipo "Ponzi" pidió inversiones a agentes de la policía retirados y bomberos.   Y, en Chicago, otro ardid Ponzi resultó en más de $30 millones de dólares en pérdidas a centenas de víctimas, muchas de ellas inmigrantes italianos ancianos. Como resultado de nuestro enjuiciamiento, el hombre a cargo de este ardid ha sido sentenciado a más de 20 años en prisión.

 

Muchos de los delincuentes que hemos identificado utilizaron fondos de los inversionistas para mantener estilos de vida ostentosos. Un hombre que operó un ardid Ponzi de $880 millones de dólares en Florida estafó a inversionistas de todo el país - y utilizó el dinero para comprar asientos preferenciales en partidos de pelota al baloncesto profesional y para pagar cuotas de su yate profesional, su casa en la playa y su Mercedes Benz.   Un hombre de Nueva Jersey acusado de operar un ardid de inversión supuestamente utilizó fondos de inversionistas para pagar tres automóviles de lujo distintos y para pagar cuotas en dos clubes de campo.

 

Con esta operación, la fuerza de tarea está transmitiendo dos mensajes.   Un mensaje al público: estén atentos a estos fraudes, tomen medidas adecuadas para protegerse y denuncien estos ardides a las autoridades correspondientes cuando ocurran.   Y un segundo mensaje a cualquier persona que opere o intente operar un ardid de inversión: utilizaremos todas las herramientas a nuestras disposición para encontrarlo, detenerlo, y hacerlo enfrentar la justicia.   El engañar a los inversionistas, haciéndoles perder sus ahorros e ingresos ha dejado de ser un plan de negocios seguro.  

 

Junto con las dependencias representadas aquí en el escenario, también deseo agradecer a la Comisión Federal de Comercio, el Servicio Secreto de EE.UU. y la Asociación Nacional de Secretarios de Justicia. Debido a su trabajo, y a los aportes de todas las personas que participaron en la Operación Confianza Deshecha, docenas de delincuentes que operaron ardides fraudulentos pasarán mucho tiempo en la cárcel, incluida una sentencia de 85 años.

 

Si bien esta operación marca un paso importante hacia adelante, nuestra lucha contra el fraude financiero continúa.   La fuerza de tarea seguirá trabajando con los grupos de consumidores para mejorar los conocimientos financieros y la concienciación sobre las señales de advertencia de los ardides financieros.   Y alentamos a los inversionistas a que compartan denuncias e inquietudes con nosotros, visitando el portal stopfraud.gov.   Con el compromiso de tantos asociados y con la ayuda de un público informado, confío en que podremos mejorar más aún nuestra lucha contra el fraude financiero.

 

Y ahora, le doy la palabra al Director Auxiliar Ejecutivo del FBI, Shawn Henry.