Noticias
Comentarios del Secretario de Justica de EE.UU. Eric H. Holder, Jr. en laConferencia de prensa sobre el Acuerdo de Puerto Rico
San Juan, Puerto Rico ~ Miércoles, 17 de julio de 2013

Good afternoon – buenas tardes – y gracias a todos por venir.

Agradezco al Gobernador García Padilla por recibirme hoy en San Juan y por llevar a cabo esta importante conferencia de prensa. Es un honor unirme a él, al Subsecretario de Justicia West, el Jefe de la Sección de Litigios Especiales Jonathan Smith, el Secretario de Justicia de Puerto Rico Sánchez Betances - y nuestros distinguidos colegas - para anunciar la más reciente acción del Departamento de Justicia para reducir la delincuencia, garantizar la seguridad pública y promover los estándares más altos de profesionalismo e integridad en todo el ámbito de la comunidad de las fuerzas del orden público de los Estados Unidos.

Hoy, el Departamento de Justicia y el Estado Libre Asociado de Puerto Rico presentaron un acuerdo histórico y con fuerza de orden judicial para asegurar que los servicios policiales locales se presten de manera tanto efectiva como compatible con la Constitución, las leyes de los Estados Unidos y nuestros valores más preciados. Este acuerdo exigirá que el Departamento de Policía de Puerto Rico implemente - y mantenga - una variedad de políticas y prácticas asociadas a la prestación de servicios policiales éticos y responsables; la capacitación policial; el uso de la fuerza; los allanamientos y las confiscaciones; protección y actitudes no discriminatorias igualitarias; la participación comunitaria, etc. Estas acciones y políticas fueron diseñadas como remedio para una gama de deficiencias antiguas y arraigadas que fueron reveladas por una investigación exhaustiva del Departamento de Justicia - muchas de las cuales causaron o contribuyeron a las conductas ilícitas, tales como el uso de fuerza excesiva, incluida la fuerza letal; conducta indebida para suprimir el ejercicio de derechos protegidos por la Primera Enmienda; detenciones, allanamientos y arrestos inconstitucionales; y otras prácticas discriminatorias, tales como la falta de investigación sistémica de alegatos de agresión sexual y violencia doméstica.

Una vez aprobado por el Juez Federal de Distrito Gustavo Gelpi y plenamente implementado por el Estado Libre Asociado - y los hombres y mujeres del Departamento de Policía de Puerto Rico - este acuerdo servirá de diseño para la construcción de una moderna agencia de las fuerzas del orden público que esté bien equipada para mantener seguro al pueblo de Puerto Rico, protegiendo sus derechos y libertades civiles.

Deseo reconocer la fuerte asociación que tenemos con el Gobernador García Padilla, el Superintendente Héctor Pesquera y otras autoridades de Puerto Rico. Les agradezco por su compromiso de ocuparse de los problemas descubiertos, los que resultaron tanto generalizados como profundamente arraigados. Deseo prestar reconocimiento a los valientes agentes que sirven en el Departamento de Policía de Puerto Rico, quienes - a través de este acuerdo - obtendrán las herramientas, la capacitación y el apoyo crítico que necesitan. Las reformas que fluyen de este acuerdo no solo facilitarán su trabajo sino que también permitirán que sea más seguro, más eficaz y más gratificante. Y a medida que se implementa el acuerdo, la confianza del público en el Departamento, y su voluntad de cooperar en iniciativas de seguridad pública, aumentará.

Finalmente, deseo prestar reconocimiento a todas las personas cuyos aportes individuales fueron fundamentales para el avance de la investigación del Departamento de Justicia y para hacer realidad este acuerdo. Bajo el liderazgo del Subsecretario de Justicia West, así como del Secretario de Justicia Auxiliar Tom Perez y el Secretario de Justicia Auxiliar Adjunto Roy Austin de la División de Derechos Civiles del Departamento, los hombres y las mujeres de la Sección de Litigios Especiales han trabajado sin descanso durante más de dos años para hacer posible el anuncio de hoy. Mis agradecimientos especiales a los abogados, investigadores y asistentes legales de carrera, encabezados por el Jefe Adjunto Interino Luis Saucedo, quien condujo la investigación y negoció este acuerdo importante.

Agradezco al Gobernador García Padilla y su predecesor Luis Fortuño, quienes han exhibido un verdadero compromiso con la reforma. Más importante aún, deseo agradecer a los numerosos profesionales policiales, investigadores, abogados, expertos, autoridades locales, líderes comunitarios y otros interesados que se reunieron para examinar prácticas perturbadoras e ilegales y encontrar soluciones responsables. Y, en especial, deseo prestar reconocimiento y apoyo a los esfuerzos del Estado Libre Asociado de Puerto Rico para garantizar que se protejan los derechos de todas las personas, incluidos nuestros niños.

En este momento, el Departamento de Justicia está colaborando con autoridades del Estado Libre Asociado en el desarrollo de alternativas seguras, legales y económicas a la encarcelación de los numerosos jóvenes que se encuentran en instituciones juveniles en Puerto Rico, cuyas condiciones inseguras han sido objeto del escrutinio y la supervisión del Departamento hace más de 15 años. Debo observar que este gobierno ha asumido el compromiso de explorar alternativas correccionales juveniles que han funcionado bien en otros lugares. Prevemos que estos esfuerzos reducirán significativamente la necesidad de instituciones correccionales grandes y, con frecuencia, poco seguras, para los jóvenes de esta hermosa isla.

Creo que todos los presentes pueden estar orgullosos del resultado de hoy, lo que representa un paso esencial hacia adelante y reafirma el compromiso del Departamento de Justicia con hacer valer la ley de manera justa y enérgica en todos los niveles. Los acompañamos como asociados comprometidos con este objetivo, y me complace anunciar varias maneras en las que el Departamento de Justicia refuerza nuestra asociación. Debido a que el acuerdo institucionalizará una cultura de rendición de cuentas, el Departamento de Justicia pondrá a disposición 10 millones de dólares en fondos de confiscación de bienes - además de la parte equitativa de Puerto Rico de cualquier bien confiscado y liquidado en el futuro - para sufragar el costo de modernizar y reformar el PRPD. Además, el Departamento está invirtiendo recursos adicionales en fuerzas de tarea conjuntas entre componentes del Departamento de Justicia y agencias locales de las fuerzas del orden público. Estamos ampliando una iniciativa existente contra el hurto violento de vehículos que comprende 13 agentes de la fuerza de tarea local destacados en el Buró Federal de Investigación. Estamos creando una nueva fuerza de tarea con el apoyo de 26 agentes de fuerza de tarea locales, para optimizar la labor de interdicción de armas de fuego y drogas en la isla. Estas fuerzas de tarea ejercen verdadero impacto en los delitos violentos. Los agentes que participan en las mismas obtendrán capacitación crítica que compartirán con sus compañeros, y ayudarán a construir la capacidad interna de Puerto Rico para mejorar la seguridad pública en el largo plazo.

El acuerdo y los recursos adicionales que anunciamos hoy destacan nuestra determinación de trabajar estrechamente con autoridades federales, locales y tribales para proteger no solo la seguridad de nuestro pueblo sino también los derechos civiles que tanto valoramos.

Y, si bien reconozco que no se producirá una reforma completa y duradera de la noche al día, confío en que este acuerdo abre un camino claro para responder a inquietudes, corregir prácticas perturbadoras, salvaguardar los derechos de los ciudadanos de Puerto Rico, restaurar la confianza pública y garantizar la seguridad pública.

Ahora, tengo el privilegio de presentar a nuestro distinguido anfitrión, y un asociado clave en esta iniciativa de reforma, el Gobernador García Padilla, quien brindará detalles adicionales sobre el anuncio de hoy.