News and Press Releases

Procurador Oficial Federal de los Estados Unidos Benjamin B. Wagner Distrito del Este de California

Cinco Personas Han Sido Acusadas De Perpetrar Un Artificio De Rescate De Ejecuciones Hipotecarias

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
CONTACT: Lauren Horwood
 

Lunes, 5 de deciembre de 2011

PHONE: (916) 554-2706

 

www.usdoj.gov/usao/cae

usacae.edcapress@usdoj.gov

 

Docket #:

 

 

SACRAMENTO, Calif. — El Procurador Oficial Federal de los Estados Unidos, Benjamin B. Wagner, anunció que el día de hoy han hecho público un pliego acusatorio en el que se acusa a cinco personas de fraude en relación con un artificio de rescate de ejecuciones hipotecarias. El 1 de diciembre de 2011, un gran jurado federal acusó formalmente a Jewel L. Hinkles, alias Cydney Sanchez, de 61 años, de Los Ángeles; Bernadette Guidry, de 43 años, de Irvine; Jesse Wheeler, de 34 años, de Roseville; Cynthia Corn, de 58 años; de Oakland; y Brent Medearis, de 45 años, de Modesto. Tanto a Hinkles como a Guidry se les ha acusado de fraude de correos. Todos los acusados, excepto Guidry, también enfrentan cargos por fraude de bancarrota.

Hinkles fue arrestado en Los Angeles el 5 de diciembre por agentes del FBI, el Servicio de Inspección Postal, y la Oficina del Inspector General de la Agencia Federal de Financiación de Viviendas (FHFA).  Hinkles tuvo su primera audiencia ante un juez magistrado en Los Angeles el mismo día.  Medearis fue detenido por agentes del FBI en Modesto, y apareció ante el Juez Gregory G. Hollows en Sacramento.  Guidry, Wheeler y Corn voluntariamente se entregaron a los autoridades.

Conforme a los documentos del tribunal, Hinkles fue el fundador y gerente general de Horizon Property Holdings, LC, en Beverly Hills. Desde el año 2008 hasta el 2010, Hinkles le ofreció al público un servicio llamado «Save My Home» (Salven Mi Casa) o un programa llamado «Homesaver» que prometía rescatar a los propietarios de viviendas en apuros financieros de la ejecución hipotecaria y reducir el capital de las hipotecas de los propietarios de las viviendas. Guidry era gerente de la oficina de Horizon y ayudó a Hinkles con la promoción del programa de ejecución hipotecaria y «reducción del capital». Horizon ofrecía su programa directamente a los clientes y también a través de varios niveles de «afiliados» que promovían y vendían el programa a clientes, mayormente en el norte de California. Estos afiliados incluyeron a Property Relief!, operada por Corn en el sur de San Francisco, y a JW Financial Solutions, operada por Wheeler en Roseville. Medearis vendió el programa desde Modesto como afiliado de Property Relief!.

Se alega que los acusados les informaban a los propietarios de viviendas que salvarían sus residencias de la ejecución hipotecaria al negociar con inversionistas para comprar sus hipotecas existentes por una cantidad descontada, reduciendo así el pago hipotecario mensual del propietario de la vivienda. Para evitar la ejecución hipotecaria y defraudar a los prestamistas existentes, los acusados presentaron escrituras fraudulentas que transferían un interés en el inmueble del dueño de la vivienda a una entidad ficticia llamada Pacifica Group 49/II. En muchos de los casos los acusados también presentaron peticiones fraudulentas en el tribunal de bancarrotas, a menudo nombrando al propietario de la vivienda y a Pacifica Group 49/II como deudores. El propósito de estas peticiones fue invocar las disposiciones automáticas de la ley federal de bancarrotas que detienen inmediatamente cualquier acción de ejecución hipotecaria contra la propiedad de un deudor.

Debido a que las escrituras y peticiones de bancarrota fraudulentas retrasaban los procesos de ejecución hipotecaria, los acusados pudieron hacer creer que estaban proveyendo un servicio legítimo y continuar cobrándoles a los propietarios de viviendas a los que defraudaban. Para inscribirse en el programa Save My Home, los clientes tenían que pagar una cantidad inicial de aproximadamente $3,500 y cargos mensuales de hasta $1,500. El programa Homesaver requería que los clientes paguen una cantidad inicial que variaba entre los $1,750 y $6,500 y cargos mensuales de hasta $850. En total, los acusados cobraron por lo menos $5 millones a más de 1,000 clientes.

Según el pliego acusatorio, los acusados nunca negociaron la compra de ninguna hipoteca de ninguno de los prestamistas de los clientes ni negociaron tampoco en ningún momento ninguna reducción del capital de ninguna hipoteca para ninguno de los clientes de Horizon.

Este caso es producto de una investigación llevada a cabo por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y el Servicio de Inspección Postal de los Estados Unidos. El Subprocurador Oficial Federal de los Estados Unidos Dominique N. Thomas está encausando el caso.

De resultar culpables, los acusados enfrentan una sentencia estatutaria máxima de 20 años en prisión por fraude de correos, cinco años en prisión por fraude de bancarrota y una multa de $250,000. No obstante, la sentencia real será determinada a discreción de la corte después de tomar en consideración cualquier factor de los estatutos que sea aplicable y las Guías de Sentencia Federales, las cuales toman en cuenta una serie de variables.

Los cargos son solamente alegatos y se presume que los acusados son inocentes hasta que se pruebe que son culpables más allá de duda razonable.

####

####

 

Return to Top