Acerca

Informe del Fiscal de los EE.UU. al Distrito

Edición # 47                                                                                      
febrero 2014

Informe del Procurador Federal al Distrito

El Congreso acordó recientemente un presupuesto federal para este año fiscal que debería mejorar un poco las circunstancias presupuestarias de la Oficina del Procurador General con respecto al año pasado. Durante la mayor parte del 2013, esta Oficina y demás Oficinas del Procurador General en el país trabajaron bajo el “secuestro”  -importantes recortes presupuestarios que desautorizaron fondos destinados a gastos de capacitación, de desplazamiento y operativos e impidieron la contratación de personal que había de sustituir a los empleados salientes.  Además, el gobierno federal permaneció cerrado durante 16 días, durante los cuales el personal de apoyo y los abogados civiles  que recobran grandes sumas de dinero adeudado al gobierno federal fueron enviados a sus casas y se les prohibió trabajar.  A pesar de esos impedimentos, esta Oficina recaudó el año pasado decenas de millones de dólares para el contribuyente norteamericano, demostrando una vez más que resulta fiscalmente ilógico recortar los presupuestos relativamente pequeños de los procuradores de los EE.UU, al obstaculizar el trabajo de los procuradores que ingresan mucho más dinero del que cuestan a los contribuyentes.
 
            Durante el año fiscal 2013, que finalizó el 30 de septiembre, recaudamos más de 75,6 millones de dólares en resoluciones judiciales criminales y civiles.  En procesos civiles, recibimos más de 73 millones de dólares en pagos derivados de casos que comprendían fraudes contra el gobierno, destrucción negligente de recursos públicos y de otras demandas.  Las recaudaciones más importantes procedentes de demandas civiles incluyeron 14,2 millones de dólares en un caso de la Ley de Reclamaciones Fraudulentas contra una empresa de servicios sanitarios, y más de 50 millones de dólares en casos de agravio derivados de incendios en tierras forestales nacionales en este distrito.  En casos criminales, recaudamos más de 2,4 millones de dólares  en concepto de resarcimiento para  las víctimas de crímenes.  Estas cantidades son fondos reales recaudados en el año fiscal 2013 y no incluyen los importes de las sentencias.  Una parte reducida de estas recaudaciones procedía de casos en los que colaboramos con otras agencias del Departamento de Justicia.  Estas cifras no incluyen ninguna porción de un acuerdo por valor de miles de millones de dólares que se alcanzó con JPMorgan y que fue hecho público a finales del año pasado.

            Por otra parte, en el año fiscal 2013 recaudamos más de 6,1 millones de dólares en decomisos criminales y civiles.  Algunos de esos fondos fueron utilizados para resarcir a las víctimas de crímenes por las pérdidas sufridas a través del programa de restitución e indulto del Departamento de Justicia.  Una porción más reducida será entregada a agencias de orden público cooperantes a nivel federal, estatal y local para ser utilizada en investigaciones criminales, para fines de capacitación y otras finalidades policiales.

            Nuestro éxito quedó reflejado por las procuradurías de EE.UU. a nivel nacional.  En el año fiscal 2013, el Departamento de Justicia de EE.UU. recaudó más de 8 mil millones de dólares en demandas civiles y criminales en nombre de los contribuyentes norteamericanos.  Esta suma representa casi tres veces las apropiaciones directas por parte del Congreso, que sufraga las 94 Procuradurías de EE.UU. y las principales Salas de lo Contencioso del Departamento de Justicia.

Cada año esta Procuraduría recauda mucho más de lo que cuesta administrarla.   En los cuatro años transcurridos desde el ejercicio fiscal 2010, esta procuraduría ha recaudado un total de más de 328,5 millones de dólares en casos civiles y criminales.  Tres de los cuatro años más importantes en términos de recaudaciones realizadas por esta Procuraduría tuvieron lugar durante ese período de tiempo.  Se trata de fondos adeudados al contribuyente norteamericano y a las víctimas de crímenes, dinero que de otro modo hubiera engrosado las cuentas bancarias de los demandados que cometieron fraudes contra el pueblo norteamericano o que perjudicaron tierras y propiedades federales.  Recortar los recursos disponibles para realizar ese trabajo no es manera de proteger al contribuyente.

Si desea usted comunicarse con nuestra oficina, póngase en contacto con el número principal en Sacramento, o envíe una sugerencia haciendo clic en el botón que aparece abajo.  Gracias.

 


Procurador Federal
Benjamin B. Wagner

**************************


comment

Nlace a la previa Distrito Informes

Volver al Iinicio