Noticias

Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos

PARA DIVULGACION INMEDIATA
Jueves, 24 de junio de 2021

El Departamento de Justicia resuelve una acusación presentada contra operadores de un programa de capacitación laboral en Utah por haber discriminado a un postulante que era asilada

El Departamento de Justicia anunció hoy que ha firmado un acuerdo conciliatorio con Easterseals-Goodwill Northern Rocky Mountain Inc. («ESGW»), con sede en Montana y operaciones en Utah, Idaho y Wyoming. El acuerdo resuelve una acusación de que la oficina de ESGW en Utah había discriminado a una asilada al rechazar sus documentos, los cuales eran pruebas válidas de su autorización para trabajar, y exigir documentos diferentes para verificar su elegibilidad para trabajar, por motivos de su estatus de ciudadanía. Asimismo, la investigación también determinó que ESGW requirió que otros no ciudadanos de los EE. UU. presentasen documentos migratorios innecesarios para demostrar su autorización para trabajar en los Estados Unidos, en contra de la disposición antidiscriminatoria de la ley de Inmigración y Nacionalidad («INA», por sus siglas en inglés).

El Departamento inició su investigación tras la presentación por parte de una asilada de una denuncia de discriminación contra ESGW que se basaba en su experiencia con el programa de capacitación laboral de ESGW. La investigación halló que ESGW no permitió a la asilada escoger los documentos legalmente aceptables que quería presentar para demostrar que estaba autorizada para trabajar en los Estados Unidos. La asilada había presentado un carnet de identidad estatal válido y una tarjeta de seguro social sin restricciones, lo que debe ser suficiente como para completar el formulario federal (Formulario I-9) que los empleadores usan para comprobar la identidad de sus empleados, así como su elegibilidad para trabajar. No obstante, ESGW rechazó los documentos y pidió documentos adicionales innecesarios para demostrar una autorización para trabajar. Asimismo, el Departamento concluyó que, como práctica habitual, otra oficina de ESGW en Utah exigía un documento migratorio a todo individuo no ciudadano de los EE. UU., incluso cuando estos trabajadores ya habían presentado otros documentos que deberían ser suficientes como para completar el Formulario I-9. La disposición antidiscriminatoria de la INA prohíbe que los empleadores pidan documentos adicionales o diferentes a los que sean necesarios o que rechacen documentos que parecen ser genuinos para demostrar la autorización para trabajar con base en el estatus migratorio o de ciudadanía del empleado o bien por su nacionalidad de origen. A su vez, en la INA, el Congreso determinó que los trabajadores pueden elegir los documentos válidos y legalmente aceptables que desean presentar para demostrar su elegibilidad para trabajar en los Estados Unidos, independientemente de su estatus de ciudadanía o nacionalidad de origen.

«Los empleadores no pueden exigir, por motivos del estatus migratorio o de ciudadanía de un trabajador, más documentos de los que por ley se requieren para demostrar su autorización para trabajar» afirmó Kristen Clarke, la Fiscal General Auxiliar de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia. «La División de Derechos Civiles se ha comprometido a proteger a los asilados y otros individuos que no son ciudadanos de los EE. UU. de la discriminación ilícita».

Conforme los términos del acuerdo conciliatorio, ESGW pagará una sanción civil que asciende a 6.186 $ a los Estados Unidos; revisará sus políticas y procedimientos y capacitará a los empleados relevantes acerca de la disposición antidiscriminatoria de la INA.

La Sección de Derechos de Inmigrantes y Empleados («IER», por sus siglas en inglés) de la División de Derechos Civiles es responsable de hacer cumplir la disposición antidiscriminatoria de la INA. La ley prohíbe la discriminación por motivos de estatus de ciudadanía y nacionalidad de origen en los procesos de contratación, despido o reclutamiento o recomendación por comisión, prácticas documentales injustas y represalias e intimidación.

Hay más información sobre los derechos de refugiados y asilados en el proceso del Formulario I-9 e E-Verify aquí. Aquellos aspirantes o empleados que creen haber sido discriminados por motivos de su estatus migratorio o de ciudadanía, o bien por su nacionalidad de origen, en los procesos de contratación, despido, reclutamiento o verificación de la elegibilidad para trabajar (p. ej. el Formulario I-9 e E-Verify) o sujetos a represalias pueden presentar una denuncia. El público también puede llamar a la línea directa de la IER para trabajadores al 1-800-255-7688; llamar a la línea directa de la IER para empleadores al 1-800-255-8155 (1-800-237-2515, TTY para personas con discapacidades auditivas); enviar un correo electrónico a IER@usdoj.gov; inscribirse a un seminario en línea gratuito; o visitar la página web de la IER en inglés o español. Para recibir las últimas noticias de la IER, inscríbase a GovDelivery.

Número de comunicado de prensa: 
21-596
Actualizado 24 de junio de 2021