Noticias

Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos

PARA DIVULGACION INMEDIATA
Martes, 14 de julio de 2015

El Departamento de Justicia y la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor Realizan Acuerdo Conciliatorio Innovador en Resolución de Alegatos de Discriminación en Créditos para Automoviles por parte de Honda

WASHINGTON – El Departamento de Justicia [Department of Justice (DOJ)] y la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor [Consumer Financial Protection Bureau (CFPB)] anunciaron hoy un acuerdo conciliatorio innovador para resolver alegatos de que American Honda Finance Corporation (Honda) mantuvo un patrón o práctica de discriminación contra prestatarios afroestadounidenses, hispanos y asiáticos/isleños del Pacífico en préstamos automóviles.  Honda tiene sede en Torrance, California.

El acuerdo conciliatorio es especialmente destacable debido al compromiso de la compañía de limitar significativamente la libertad de criterio de los concesionarios de automóviles para cobrar sobreprecios en las tasas de interés en préstamos de Honda.  Específicamente, Honda aceptó cambiar la manera en que establece el precio de sus préstamos limitando los márgenes de ganancias de los vendedores a 125 puntos base (o 1.25%) para préstamos de 60 meses o menos y a 100 puntos base (o 1%) para préstamos de más de 60 meses.  El acuerdo conciliatorio también establece 24 millones de dólares en compensación para supuestas víctimas de discriminación pasada por parte del noveno mayor prestamista automotor del país.

“Felicitamos a Honda por su liderazgo en aceptar imponer límites inferiores a los márgenes de ganancias discrecionales y por su compromiso de tratar de manera justa a todos sus clientes sin importar su raza u origen nacional”, dijo la Secretaria de Justicia Auxiliar Adjunta Principal Vanita Gupta de la División de Derechos Civiles.    “Reconocemos que los concesionarios brindan un servicio valioso al conectar a los clientes con los prestamistas, y que deben ser compensados de manera justa por ese servicio.  Creemos que el nuevo sistema de compensación de Honda logra el equilibrio entre una compensación justa para los vendedores y préstamos justos para los consumidores. Esperamos que el liderazgo de Honda incentive al resto de la industria a restringir los márgenes de ganancias de los vendedores para abordar el tema de la fijación de precios discriminatorios”.

Las investigaciones coordinadas por parte del departamento y la CFPB que precedieron al acuerdo conciliatorio de hoy establecieron que este sistema de determinación subjetiva y libre de los precios hace que prestatarios calificados afroestadounidenses, hispanos y asiáticos/isleños del Pacífico de Honda terminen pagando más que los prestatarios blancos no hispanos calificados. El Departamento y la CFPB preveen que los nuevos límites de Honda respecto a los márgenes de ganancias discresionales reducirán o eliminarán substancialmente estas disparidades.

Honda es conocida como prestamista automotriz “indirecta” porque, en vez de recibir solicitudes directamente de los consumidores, la compañía realiza la mayoría de sus préstamos a través de concesionarios de todo el país que ayudan a sus clientes a pagar por su automóvil nuevo o usado presentando su solicitud de préstamo a Honda.  La práctica comercial de Honda, como la de la mayoría de las grandes sociedades de préstamo automotores, permite que los concesionarios varíen la tasa de interés de un préstamo respecto de la tasa inicialmente establecida por Honda según factores crediticios objetivos del prestatario.  Los concesionarios reciben pagos más altos de Honda por préstamos que incluyan una tasa de interés más alta. 

El acuerdo conciliatorio resuelve alegatos del Departamento y la CFPB de que Honda discriminó por cobrar a miles de prestatarios afoestadounidenses, hispanos y asiáticos/isleños del Pacífico mayores tasas de interés que a prestatarios blancos no hispanos. Las agencias alegan que Honda les cobraba mayores tasas de interés a los prestatarios debido a su raza u origen nacional, y no debido a su solvencia u otros criterios objetivos relacionados con el riesgo crediticio. La demanda de los Estados Unidos alega que la víctima afroestadounidense promedio fue obligada a pagar más de 250 dólares más durante el préstamo por discriminación, la víctima hispana promedio fue obligada a pagar más de 200 dólares más durante el préstamo por discriminación y la víctima asiática/isleña del Pacífico promedio fue obligada a pagar más de 150 dólares más durante el préstamo por discriminación.  La Ley de Igualdad de Oportunidades de Crédito [Equal Credit Opportunity Act (ECOA)] prohibe esta clase de discriminación en todos los tipos de préstamos, entre ellos los préstamos automotores. El acuerdo conciliatorio de Honda con el DOJ, que está sujeto a la aprobación del tribunal, fue presentado hoy en el Tribunal Federal de Distrito del Distrito Central de California junto con la demanda del DOJ. Honda resolvió los alegatos de la CFPB firmando un acuerdo conciliatorio administrativo público.

“El CFPB está comprometido a crear un mercado justo para todos los consumidores, y otros prestamistas automotores deberían tener en cuenta la acción de hoy”, dijo el Director Richard Cordray de la CFPB. “El nuevo sistema de fijación de precios y compensación de Honda demuestra liderazgo en la industria y representa un paso significativo en la protección de los consumidores contra la discriminación”.

“Las prácticas de financiamiento de Honda que permitían a los concesionarios poner sobreprecios en préstamos individuales trajeron como resultado discriminación ilegal, ya que compradores de autos minoritarios pagaron más por sus préstamos que compradores no pertenecientes a minorías con historiales crediticios similares”, dijo la Fiscal Federal Eileen M. Decker del Distrito Central de California. “Este acuerdo conciliatorio establece que Honda aportará 24 millones de dólares a un fondo del acuerdo conciliatorio para ofrecer un desagravio a miles de prestatarios minoritarios, no solo en este distrito, donde tienen sede las operaciones en Estados Unidos de Honda, sino en todo el país. Esto envía un mensaje claro de que no se tolerará ningún tipo de discriminación, y de que las demás empresas automotrices deberían seguir el camino de Honda y tomar medidas para asegurarse de que sus prácticas de venta y financiación no traigan como resultado actos de discrminación”.

Además de los 24 millones de dólares en pagos por su conducta en el pasado, bajo la orden por consentimiento del DOJ, Honda también deberá pagar 1 millón de dólares para financiar un programa de educación financiera al consumidor enfocado en la financiación automotriz para clientes que está diseñado para beneficiar a poblaciones afroestadounidenses, hispanas y asiáticas/isleñas del Pacífico.

El acuerdo conciliatorio también exige que Honda mejore sus sistemas de monitoreo y cumplimiento. El acuerdo conciliatorio permite que el prestamista experimente con diferentes enfoques para reducir la discriminación y requiere que informe periódicamente al departamento y la CFPB sobre los resultados de sus iniciativas, así como también comente maneras potenciales de mejorar los resultados. El departamento felicita a Honda por trabajar de manera cooperativa para llegar a una resolución adecuada de este caso.

El acuerdo conciliatorio establece la existencia de un administrador para ubicar a las víctimas y distribuir los pagos de compensación sin costo para los prestatarios a los que el departamento y la CFPB identifiquen como víctimas de discriminación de Honda. El departamento y la CFPB realizarán un anuncio público y publicarán información en sus portales una vez que existan más detalles sobre el proceso de compensación. El administrador del acuerdo se comunicará con los prestatarios que son elegibles para recibir compensación bajo el acuerdo conciliatorio y no es necesario que se comuniquen con el departamento o la CFPB por el momento.

La División de Derechos Civiles, la Fiscalía Federal para el Distrito Central de California y la CFPB son miembros de la Fuerza de Tarea de Coacción contra el Fraude Financiero. El Presidente Obama fundó la Fuerza de Tarea de Coacción contra el Fraude Financiero para generar una iniciativa enérgica, coordinada y proactiva para investigar y enjuiciar los delitos financieros. La fuerza de tarea incluye a representantes de una amplia gama de agencias federales, autoridades regulatorias, inspectores generales y fuerzas del orden público estatales y locales quienes, trabajando juntos, implementan un conjunto poderoso de recursos de coacción penal y civil.  La fuerza de tarea está trabajando para mejorar las iniciativas en todo el poder ejecutivo federal y, junto con asociados estatales y locales, investigar y enjuiciar delitos financieros importantes, garantizar un castigo justo y eficaz para quienes cometen delitos financieros, combatir la discriminación en los mercados de préstamos y financieros, y recuperar ganancias para las víctimas de delitos financieros.

La coacción asociada a las leyes de otorgamiento justo de préstamos por parte del departamento es llevada a cabo por la Unidad de Préstamos Justos de la Sección de Vivienda y Cumplimiento de la Ley Civil de la División de Derechos Civiles. Desde que se estableció la Unidad de Préstamos Justos en febrero de 2010, entabló o resolvió 40 casos de préstamos bajo la Ley de Vivienda Justa, la ECOA y la Ley de Alivio Civil para los Miembros de las Fuerzas Armadas [Servicemembers Civil Relief Act]. Los acuerdos en estos casos proveen un total de al menos 1,200 millones de dólares en asistencia monetaria para comunidades afectadas.  Los informes anuales del Secretario de Justicia de EE.UU. al Congreso sujetos a ECOA destacan los logros del Departamento en el otorgamiento de préstamos justos y están disponibles en www.justice.gov/crt/publications.

Número de comunicado de prensa: 
15-882
Actualizado 16 de julio de 2015