You are here

Justice News

Department of Justice
U.S. Attorney’s Office
Eastern District of California

FOR IMMEDIATE RELEASE
Thursday, April 24, 2014

26 Demandados Acusados, Cerca De 60,000 Plantas De Marihuana Confiscadas Como Resultado De La Operacion Condados Seguros En Los Condados De Shasta Y Trinidad

SACRAMENTO, California. — Los resultados de una operación de un año de duración con la intervención de múltiples agencias policiales y cuerpos de seguridad dirigida contra los cultivadores y distribuidores de marihuana en los Condados de Shasta y Trinidad fueron anunciados hoy por el procurador federal Benjamin B. Wagner, el alguacil del Condado de Shasta Tom Bosenko, y el alguacil del Condado de Trinidad Bruce Haney.

La operación, denominada “Operación Condados Seguros,” està específicamente dirigida contra individuos y grupos en los Condados de Shasta y Trinidad involucrados en el cultivo de marihuana en terrenos públicos, así como aquellos que cultivan marihuana en propiedad privada y distribuyen su producto por toda California y los Estados Unidos utilizando mensajeros, el Servicio Postal de los Estados Unidos, e incluso aviones privados. Como resultado de estas investigaciones, 16 demandados han sido acusados por la  Procuradería Federal para el Distrito Oriental de California por el delito federal grave por drogas, y 10 màs han sido acusados por el Fiscal Condado de Shasta por delitos relacionados con drogas y el medio ambiente. En el curso de la operación y hasta la fecha, casi 60,000 plantas de marihuana, màs de 2,100 libras de marihuana procesada, 70 armas de fuego y màs de un millón de dólares de los Estados Unidos han sido confiscados. Varias investigaciones que comenzaron como resultado de la Operación Condados Seguros estàn aún en marcha.

Wagner, el procurador federal para el Distrito Oriental de California, dijo: “El uso de terrenos públicos en los Condados de Shasta y Trinidad para el cultivo comercial de marihuana presenta una amenaza para las personas que son dueñas o que utilizan esas tierras y para la tierra misma. El uso de terrenos privados para producir marihuana para su venta en otros estados, a menudo involucrando armas de fuego y violencia potencial, viola la ley federal y crea condiciones peligrosas aquí en el norte de California. Junto con nuestros socios de agencias policiales estatales y locales, estamos comprometidos a combatir estos delitos.”

El alguacil del Condado de Shasta Tom Bosenko declaró: “El centro de los esfuerzos de las agencias policiales son las operaciones criminales contra la marihuana. En años recientes la producción ilegal de marihuana se ha expandido significativamente. Las operaciones ilegales del cultivo de marihuana continúan siendo una amenaza inminente para nuestro medio ambiente, nuestra comunidad, y nuestros ciudadanos. Un esfuerzo colaborador entre agencias federales, estatales y locales es una fuerza multiplicadora no solamente contra estas operaciones sino contra el daño ambiental en terrenos públicos y privados.”

El alguacil del Condado de Trinidad Bruce Haney declaró: “Me gustaría dar las gracias al procurador federal Ben Wagner, y a las agencias policiales federales, locales y estatales que ayudaron a la Oficina del Alguacil de Trinidad con la Operación Condados Seguros el pasado agosto. Al igual que muchas comunidades, el Condado de Trinidad se ha visto abrumado por cultivos comerciales de marihuana que se escudan detràs del Compassionate Use Act (Ley de Uso Compasivo), Prop 215. Aunque hay usuarios legítimos que usan marihuana como medicina, las agencias policiales, los miembros de la comunidad y los cultivadores mismos saben que la mayoría de la marihuana que se cultiva en nuestros condados se transporta y se vende por todos los Estados Unidos. Esto es una violación de la ley estatal y federal. Esta actividad ilegal crea un ambiente peligroso para nuestros hijos y otros miembros de nuestras comunidades. El daño ambiental de la producción comercial de marihuana es también una inquietud muy real y està comenzando a ser el centro de muchas investigaciones. Hasta que la sociedad decida qué hacer con la marihuana, continuaremos trabajando de cerca con nuestros socios estatales y federales para proporcionar un lugar seguro para vivir, trabajar y visitar.”

Un caso que implica el cultivo exterior en terrenos públicos comenzó el 5 de junio de 2013, cuando agentes de policía llevaron a cabo una incursión en un jardín de marihuana en el Bosque Nacional Shasta Trinity. Se erradicaron aproximadamente 28,847 plantas de marihuana. La marihuana era regada con agua desviada del cercano arroyo de Big Bar Creek. Se encontró a Salvador Alcàzar-Varelas, de 28 años de edad, de Santa Rosa, California, trabajando en el lugar y fue acusado de conspiración para producir marihuana y producción de marihuana. Se declaró culpable de los cargos el 10 de abril de 2014 y està programado para recibir sentencia el 10 de julio de 2014.

Un caso que implica propiedad privada comenzó en el 2013, cuando la atención de la policía se dirigió a una propiedad rural en Palo Cedro después de que muchos vecinos se quejaron del fuerte olor a marihuana y actividad inusual en y alrededor de la mencionada propiedad. Un sobrevuelo confirmó el cultivo activo de marihuana en curso. Una búsqueda posterior reveló 531 plantas de marihuana creciendo en este lugar. Un registro de la residencia de John Richard Leithmann reveló 73 plantas de marihuana creciendo adentro. Otros dos individuos, Eric Cop y Mark Cop estaban en la propiedad de Palo Cedro en el momento de la inspección, y ambos admitieron cultivar marihuana en ese lugar. Un cultivo interior de marihuana consistente de 108 plantas de marihuana fue descubierto en la residencia de Mark Cop. Los tres son acusados de conspiración para producir marihuana y de producción de marihuana. Estàn programados para una audiencia preliminar el 16 de mayo de 2014.

Se llevaron a cabo casi tres docenas de investigaciones separadas bajo la agrupación de “Operación Condados Seguros,” por varias agencias policiales federales, estatales y locales. Los casos federales estàn siendo procesados por los ayudantes del procurador federal Michael McCoy y Christiaan H. Highsmith.

Las acusaciones son solamente alegaciones, y a los demandados que han sido acusados en estos casos se les considera inocentes a menos que y hasta que se les declare culpables.

Updated May 20, 2015