Noticias

Departamento de Justicia
Oficina de Asuntos Públicos

PARA DIVULGACION INMEDIATA
09/07/2013
El Departamento de Justicia Revela los Descubrimientos de Su Investigación sobre el Departamento de Policía de Miami y los Incidentes de Disparos que Involucran a la Policía

WASHINGTON - Después de una exhaustiva investigación, el Departamento de Justicia (el departamento) reveló hoy la carta sobre los hallazgos que determinan que el Departamento de Policía de la ciudad de Miami (Miami Police Department, MPD) ha seguido un patrón o práctica de uso excesivo de la fuerza mediante disparos que involucran  a la policía, violando así la Cuarta Enmienda de la Constitución. Entre 2008 y 2011, los agentes dispararon intencionalmente a individuos en 33 ocasiones distintas, tres de las cuales fueron consideradas injustificadas por el mismo MPD. El departamento encontró una serie de prácticas del MPD que contribuyeron al patrón o práctica de fuerza excesiva, tales como tácticas deficientes, acciones inadecuadas por parte de unidades especializadas y retrasos indignantes y deficiencias importantes en las investigaciones de fuerza letal.

Los descubrimientos del departamento demostraron que el MPD no supo brindar supervisión o responsabilizar a los individuos por sus acciones ya que no completaron en su totalidad y en tiempo y forma las investigaciones de disparos que involucran agentes. Para una gran cantidad de disparos, incluyendo el ocurrido en 2008, el MPD no ha llegado a una conclusión interna respecto de si el disparo del oficial fue legal y acorde a las políticas. El Departamento de Justicia determinó que la ineficiencia del MPD para completar en tiempo y forma las investigaciones de disparos que involucran agentes socavó la rendición de cuentas y expuso a los agentes del MPD y a la comunidad a riesgos irracionales que podrían haberse evitado mediante la acción correctiva inmediata. Se demostró también que varias investigaciones permanecieron abiertas por más de tres años. Considerablemente, un pequeño grupo de agentes estuvieron involucrados en una cantidad desproporcionada de disparos, mientras que las investigaciones sobre sus disparos permanecen retrasadas de manera indignante. Los descubrimientos revelados hoy exponen la conclusión de la segunda investigación del departamento sobre el MPD en los últimos años. El Departamento notó que se encontraron deficiencias similares en investigaciones previas que comenzaron en 2002.

“Aunque parecía que el MPD había corregido su curso luego de nuestra primera investigación, muchos de los problemas sistémicos que identificamos previamente se han vuelto a enraizar profundamente en las prácticas del MPD. Nuestros descubrimientos deben ser un catalizador para ayudar al MPD y a la ciudad de Miami a restaurar la confianza de la comunidad en un orden público justo, efectivo y lógico,” dijo Roy L. Austin Jr., Asistente Suplente del Fiscal General de la División de Derechos Civiles. “Esperamos poder colaborar con el Prefecto Orosa, el Alcalde Regalado y la gente de Miami para diseñar e implementar un plan exhaustivo, supervisado por la corte, que asegure una reforma sostenible.”

El Fiscal de los Estados Unidos Wifredo Ferrer declaró: “En noviembre de 2011, la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia comenzó una investigación formal para determinar si el Departamento de Policía de la ciudad de Miami había seguido un patrón o práctica de uso excesivo de la fuerza letal por arma de fuego. Después de un análisis cuidadoso y profundo de los hechos y circunstancias que rodearon a la serie de disparos que involucran a la policía, la División de Derechos Civiles determinó que el Departamento de Policía sí mantuvo tal conducta prohibida. Hoy revelamos los descubrimientos detallados de la investigación, con la meta doble de arrojar luz sobre errores pasados y,  aun es más importante, de marcar un curso claro para el futuro que garantice a los residentes de la ciudad de Miami que este tipo de conducta no se repetirá en nuestra ciudad. Agradecemos al Prefecto Orosa por reconocer algunos de los problemas que encontró la División de Derechos Civiles y por implementar iniciativas para solucionarlos. Confiamos en que los descubrimientos y recomendaciones serán oídos y conllevarán a una reforma institucional a largo plazo que mejorará más que nunca nuestra ciudad y policía.”

La investigación del departamento implicó un análisis profundo de miles de documentos, entre los que se incluyeron procedimientos y políticas escritas, material de entrenamiento, informes internos, fotografías, videos y audios grabados y expedientes de investigación. El análisis se nutrió del diálogo productivo con los agentes y supervisores del MPD, agentes de la ciudad de Miami, el Fiscal del Estado, el Panel de Investigación Civil y miembros de la comunidad de Miami. El Departamento de Justicia brindó devoluciones al MPD durante la investigación y agradece al Prefecto Manuel Orosa por dar pasos hacia la solución de algunas de las deficiencias identificadas desde que la investigación comenzó.

La investigación fue llevada a cabo por la Sección de Litigación Especial de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia y la Fiscalía de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Florida, con la ayuda de un experto en aplicación de la ley, conforme a la disposición en relación al patrón o práctica del Acta de 1994 sobre Control de Crímenes Violentos y Aplicación de la Ley. La carta sobre los descubrimientos estará disponible en la página Web del Departamento en: http://www.justice.gov/crt/about/spl/. El Departamento recibe comentarios o dudas de la comunidad en el siguiente correo electrónico: community.miamipd@usdoj.gov.

13-770