Pasar al contenido principal
Comunicado de prensa

Cargos adicionales presentados en relación con el tiroteo en la sinagoga Tree of Life

Para Divulgacion Inmediata
Oficina de Asuntos Públicos
Robert Bowers Charged with 63 Counts Including Hate Crimes Resulting in Death

PITTSBURGH – Un gran jurado federal del Tribunal Federal de Distrito para el Distrito Occidental de Pensilvania acusó a un hombre de Pensilvania de delitos de odio adicionales y de delitos relacionados con armas de fuego por su conducta durante el tiroteo del 27 de octubre del 2018 en la Sinagoga Tree of Life en Pittsburgh, Pensilvania, anunció hoy el Fiscal Federal Scott W. Brady.

Robert Bowers, de 46 años, vecino de Baldwin, Pensilvania, fue acusado de 63 delitos en la acusación formal sustitutiva emitida hoy. La acusación formal original, presentada el 31 de octubre del 2018, acusó a Bowers de 44 delitos. La acusación formal sustitutiva añade 13 vulneraciones de la ley de Prevención de Delitos de Odio de Matthew Shepard y James Byrd, Jr. así como los delitos correspondientes por la descarga de un arma de fuego durante esos delitos violentos. En concreto, la acusación formal sustitutiva alega que Bowers causó de modo intencional daños corporales a once víctimas y a dos supervivientes por motivos de su religión real y percibida.

Según la acusación formal sustitutiva, el 27 de octubre del 2018, Bowers manejó a la sinagoga Tree of Life en Pittsburgh, Pensilvania, donde miembros de las congregaciones de Tree of Life, Dor Hadash y New Jewish Light se habían juntado para rezar. Bowers entró en el edificio armado de varias armas de fuego, incluyendo tres pistolas Glock .357 y un rifle Colt AR-15. Estando ya dentro de la sinagoga Tree of Life, Bowers abrió fuego y mató y lesionó a miembros de las tres congregaciones. También lesionó a varios policías que respondieron a la escena durante su intento de rescatar a las víctimas supervivientes.

Más aún, la acusación formal sustitutiva alega que el 10 de octubre del 2018, Bowers colgó una serie de declaraciones en la página web bag.com que criticaban a la Hebrew Immigrant Aid Society (Sociedad Hebrea para Asistencia a Inmigrantes, HIAS, por sus siglas en inglés) y congregaciones afiliadas por organizar eventos relacionados con refugiados. La lista de congregaciones incluía la congregación judía Dor Hadash de Pittsburgh. Antes de entrar en la sinagoga Tree of Life el 27 de octubre del 2018, Bowers colgó lo siguiente en el sitio web gab.com: «A HIAS le gusta traer a invasores que asesinan a nuestra gente. No puedo quedarme con los brazos cruzados mientras matan a mi gente. A la mierda sus puntos de vista, yo voy a entrar». Según la acusación formal sustitutiva, estando ya dentro de la sinagoga Tree of Life, Bowers hizo declaraciones que indicaron su deseo a «matar a judíos».

En concreto, la acusación formal sustitutiva acusa de lo siguiente:

  • Once delitos de obstrucción al libre ejercicio de creencias religiosas, resultante en muerte;
  • Once delitos de odio resultante en muerte;
  • Dos delitos de obstrucción al libre ejercicio de creencias religiosas que conllevan un intento de asesinato y el uso de un arma peligrosa resultante en lesiones corporales;
  • Dos delitos de odio que conllevan un intento de asesinato;
  • Ocho delitos de obstrucción al libre ejercicio de creencias religiosas que conllevan un intento de asesinato y el uso de un arma peligrosa, lo que resultó en la lesión corporal de agentes del orden público;
  • Cuatro delitos de obstrucción del libre ejercicio de creencias religiosas que conllevan el uso de un arma peligrosa, resultante en la lesión corporal de agentes del orden público;
  • Veinticinco delitos de descarga de un arma de fuego durante estos delitos violentos.

Entre las víctimas en la sinagoga Tree of Life están los 11 devotos que fueron asesinados, los dos congregantes que sufrieron lesiones graves a manos de Bowers y los doce congregantes que lograron escapar ilesos. Además, las víctimas incluyen cinco agentes de policía que respondieron a la escena y quienes fueron lesionados en su intento de rescatar a las víctimas supervivientes y de detener a Bowers.

Los Fiscales Federales Auxiliares Troy Rivetti y Soo C. Song, juntos con Julia Gegenheimer, una Abogada de Litigios del Departamento de Justicia, están enjuiciando este caso por parte del Gobierno.

El Fiscal Federal Brady elogió el trabajo del Buró Federal de Investigaciones, la Policía de Pittsburgh y la Policía del Condado de Allegheny, que llevaron a cabo la investigación que llevó a la acusación formal sustitutiva en este caso. Brady también reconoció y dio las gracias a decenas de agentes de la policía local, estatal y federal que ayudaron en la investigación.

El acusado se enfrenta a una máxima condena posible de cadena perpetua seguida de una condena a 250 años de cárcel. Más aún, 22 de los delitos contenidos en la acusación formal sustitutiva son elegibles para la pena de muerte. Si el Fiscal General de los Estados Unidos determina que las circunstancias de los delitos son tales que justificarían la pena de muerte, la ley requiere que se notifique al tribunal de lo mismo de manera oportuna antes del juicio.

Una acusación formal sustitutiva es una acusación formal de conducta y no representa una prueba de culpabilidad. Al acusado se lo considera inocente mientras no se pruebe su culpabilidad.

Enlace a la acusación formal sustitutiva de Robert Bowers del Distrito Occidental de Pensilvania

Actualizado 25 de febrero de 2021

Tema
Civil Rights
Número de comunicado de prensa: 19-17