Pasar al contenido principal
Comunicado de prensa

El Departamento de Justicia y el Estado de North Carolina llegan a un acuerdo de $13.5 millones con First National Bank de Pennsylvania para resolver quejas de exclusión financiera en North Carolina

Para Divulgacion Inmediata
Oficina de Asuntos Públicos

El Departamento de Justicia y el Estado de North Carolina anunciaron conjuntamente hoy que First National Bank de Pennsylvania (FNB) ha acordado pagar $13.5 millones para resolver las alegaciones que incurrió en un patrón o una práctica de discriminación crediticia al practicar la exclusión financiera en barrios de mayoría negra e hispana en Charlotte y Winston-Salem, North Carolina. La exclusión financiera es una práctica ilícita en la que los prestamistas evitan la provisión de servicios crediticios a individuos que viven en comunidades de color por motivos de la raza, el color de piel o el origen nacional de las personas que viven en esas comunidades.

“La discriminación crediticia infringe la ley y perjudica a comunidades y familias enteras durante generaciones”, comentó el Fiscal General Merrick B. Garland. “El acuerdo de hoy invertirá $13.5 millones en la expansión del acceso a servicios crediticios para barrios negros e hispanos en Charlotte y Winston-Salem que durante demasiado tiempo se les ha denegado. Con este acuerdo, la Iniciativa contra la Exclusión Financiera del Departamento de Justicia ha conseguido más de 122 millones de dólares en ayuda para comunidades por todo el país. No obstante, reconocemos cuánto trabajo nos queda por hacer, y no desistiremos nuestros esfuerzos por combatir la discriminación crediticia dondequiera que ocurra”.

“Este acuerdo tendrá un impacto transformador para las comunidades negras e hispanas, proporcionándoles nuevas oportunidades para convertirse en propietarios, realizar operaciones bancarias en sus mismos barrios y crear riqueza generacional”, afirmó Kristen Clarke, la Fiscal General Auxiliar de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia. “A medida que dedicamos tiempo en todo el país para conmemorar el Mes de la Historia Negra, también debemos crear un espacio para reconocer los daños continuos causados por el racismo estructural y la discriminación a largo plazo. La exclusión financiera de hoy es una mancha en nuestra economía y subraya la necesidad de seguir presionando para lograr la igualdad de oportunidades económicas y la justicia racial en nuestro país. El Departamento de Justicia está preparado para responsabilizar a los bancos e instituciones financieras con el fin de garantizar que las comunidades de color no dejen de tener acceso al crédito hipotecario debido a la exclusión financiera actual”.

“Los efectos devastadores de los préstamos discriminatorios que se arraigan en los barrios pueden reverberar durante generaciones”, declaró Sandra J. Hairston, al Fiscal Federal para el Distrito Centro de North Carolina. “El acuerdo que se ha anunciado hoy demuestra nuestro compromiso a combatir la exclusión financiera y garantizar el acceso igualitario al crédito requerido por la ley. Seguiremos esforzándonos por responsabilizar a las instituciones financieras que evitan las comunidades de color en sus mercados o que construyen barreras que dificulten el acceso al crédito a los residentes minoritarios. Los bancos y las compañías hipotecarias deben evaluar sus prácticas crediticias y tomar medidas correctivas inmediatas para llegar a las comunidades desatendidas en sus áreas de mercado”.

“Cuando los bancos son discriminatorios, significa que las personas trabajadoras no pueden comprar una casa, establecer un negocio o invertir en su futuro”, afirmó Josh Stein, el Fiscal General de North Carolina. “Quiero que todo residente de North Carolina tenga la misma oportunidad, y me complace que este acuerdo cree mejores oportunidades crediticias para todos en North Carolina”.

La queja alega que, desde el 2017 hasta el 2021, el FNB, incluido como sucesor en interés de Yadkin Bank, que adquirió en el año 2017, no proporcionó servicios de préstamos hipotecarios a barrios de mayoría negra e hispana en Charlotte y Winston-Salem, y desalentó a las personas que buscaban crédito en esas comunidades de obtener préstamos hipotecarios. Los préstamos hipotecarios de FNB se centraron de forma desproporcionada en áreas blancas de Charlotte y Winston-Salem. Por ejemplo, otros prestamistas generaron solicitudes en barrios de mayoría negra e hispana a una tasa dos veces y media mayor a la del FNB en Charlotte y cuatro veces mayor a la del FNB en Winston-Salem. Las sucursales del FNB en ambas ciudades también estaban, de forma abrumadora, ubicadas en barrios de mayoría blanca, y el banco cerró su única sucursal en un barrio de mayoría negra e hispana en Winston-Salem en el 2021.

Más aún, la queja alega que el FNB se basó en prestamistas hipotecarios que trabajaban en áreas de mayoría blanca para generar solicitudes de préstamos y que el banco no realizó un seguimiento de cómo sus prestamistas hipotecarios desarrollaron referencias de préstamos o cómo distribuyeron los materiales de mercadeo hipotecario del banco.

El Departamento de Justicia y el Estado de North Carolina han resuelto sus quejas a través de dos órdenes de consentimiento propuestas, que están sujetas a la aprobación del tribunal. Las órdenes de consentimiento requieren que el FNB invierta $13.5 millones para mejorar las oportunidades crediticias para las comunidades de color en Charlotte y Winston-Salem. En concreto, FNB:

  • Invertirá al menos $11.75 millones en un fondo de subsidios para préstamos para aumentar el acceso a préstamos hipotecarios, mejoras en la vivienda y préstamos de refinanciamiento residencial para residentes de barrios de mayoría negra e hispana en las áreas de servicio del FNB en Charlotte y Winston-Salem;
  • Gastará $1 millón en asociaciones comunitarias para proporcionar servicios relacionados con el crédito, la educación financiera del consumidor, la adquisición de viviendas y la prevención de ejecuciones hipotecarias para residentes de barrios de mayoría negra e hispana en esas áreas de servicio;
  • Gastará $750,000 en publicidad, proyección comunitaria, educación financiera al consumidor y asesoramiento de crédito centrado en barrios de mayoría negra e hispana en esas áreas de servicio;
  • Abrirá tres nuevas sucursales en barrios de mayoría negra e hispana en Charlotte y Winston-Salem (dos en Charlotte y uno en Winston-Salem), con al menos un bancario hipotecario asignado a cada sucursal; y
  • Empleará a un Director de Préstamos Comunitarios que supervisará el desarrollo continuo de préstamos en comunidades de color.

Asimismo, el FNB acordó contratar a consultores independientes para mejorar su programa de préstamos justos y satisfacer mejor las necesidades de crédito hipotecario de las comunidades. El banco llevará a cabo una evaluación de las necesidades crediticias comunitarias, evaluará sus sistemas de gestión de cumplimiento con las leyes de préstamos justos y llevará a cabo capacitaciones del personal.

El FNB colaboró con el Departamento de Justicia y el Estado de North Carolina para resolver y corregir las preocupaciones de exclusión financiera que se identificaron y acordó resolver este asunto sin litigios impugnados. Durante el transcurso de la investigación, el FNB estableció un programa de crédito para fines especiales para proporcionar mayor acceso a préstamos hipotecarios en comunidades de color en los siete estados donde opera y en el Distrito de Columbia.

Con activos de más de $45 mil millones, el FNB tiene su sede central en Pennsylvania y opera aproximadamente 350 sucursales en todo el Distrito de Columbia, Maryland, North Carolina, Ohio, Pensilvania, South Carolina, Virginia y West Virginia. Se encuentra entre los 100 bancos más grandes de los Estados Unidos.

En octubre del 2021, el Fiscal General Merrick B. Garland y la Fiscal General Auxiliar Kristen Clarke lanzaron la Iniciativa contra la Exclusión Financiera del Departamento de Justicia, un esfuerzo coordinado de aplicación de la ley para abordar esta forma persistente de discriminación contra las comunidades de color. Desde el año 2021, el Departamento ha anunciado doce casos de exclusión financiera y ha obtenido más de $122 millones por concepto de compensación para comunidades de color que han sido víctimas de discriminación crediticia por todo el país.

Puede encontrar una copia de la queja e información sobre la aplicación de las leyes de préstamos justos del Departamento en www.justice.gov/fairhousing. Para informarnos de incidentes de discriminación en el ámbito crediticio, llame a la línea informativa del Departamento de Justicia para discriminación en la vivienda al 1-833-591-0291 o entregue un informe en línea.

Actualizado 14 de febrero de 2024

Temas
Civil Rights
Fair Housing
Número de comunicado de prensa: 24-141