Justice News

Department of Justice
Office of Public Affairs

FOR IMMEDIATE RELEASE
Friday, October 31, 2014

El Departamento De Justicia Llega A Un Acuerdo Con La Ciudad De Albuquerque Para Implementar Reformas Amplias Sobre El Uso De Fuerza Por El Departamento De Policia De Albuquerque

El Departamento de Justicia anunció hoy que ha logrado un acuerdo de resolución detallado con la Ciudad de Albuquerque, el cual traerá amplias reformas al Departamento de Policía de Albuquerque (“APD” sus siglas en inglés) y su uso de fuerza contra civiles.  Tras un año de investigaciones del uso de fuerza por parte de oficiales del APD y la publicación de la carta de hallazgos en abril, 2014,  El Departamento de Justicia y la Ciudad han acordado entrar en un acuerdo ejecutable ante los tribunales el cual cambiará la manera en que oficiales del APD usan fuerza.  Una vez que el Consejo de la Ciudad de Albuquerque considere el acuerdo de resolución en una sesión especial programada para la semana del 3 de noviembre, el Departamento de Justicia y la Ciudad presentarán el acuerdo de resolución ante el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para su aprobación e introducción como una ordenanza.

“La gran mayoría de los oficiales de policía de nuestra nación llevan a cabo sus labores con valor, integridad y profesionalismo excepcionales-arriesgando su vida a diario para mantener sus comunidades seguras.  Pero cuando un patrón preocupante de mala conducta es revelada, o no se cumple con los estándares, el Departamento de Justicia tiene que tomar acción”, dijo el Procurador General Eric H. Holder Jr.  “El acuerdo de amplio alcance que hemos logrado en este caso, transformará la cultura y las prácticas del Departamento de Policía de Albuquerque.  Y confío que, con la cooperación de los líderes de la ciudad y los valientes oficiales de la policía, tomaremos pasos importantes para restaurar la confianza de los ciudadanos locales y construiremos para los residentes de Albuquerque comunidades más fuertes y seguras que es lo que todos los americanos se merecen”.

Además del uso de prácticas de fuerza, la investigación del Departamento de Justicia encontró que los oficiales utilizan fuerza mortal y fuerza menos letal de manera irrazonable y que deficiencias sistémicas en políticas, entrenamiento y supervisión han contribuido al este patrón o práctica.  Después de la publicación de los hallazgos investigativos, el Departamento de Justicia solicitó información y recomendaciones para la reforma de la comunidad;  así como de una variedad de interesados, incluyendo oficiales de policía, líderes comunitarios, defensores de salud mental y de otros residentes de Albuquerque.  La información recibida tuvo un papel significante en la creación del acuerdo de resolución para que fuera algo positivo para las necesidades de la comunidad de Albuquerque y del APD.

“Este acuerdo de resolución sin precedentes, comenzará el proceso de restaurar confianza y cooperación entre la comunidad de Albuquerque y los oficiales de policía.  Prácticas policiales constitucionales son la clave para construir confianza entre los departamentos de policía y las comunidades a las cuales sirven y por supuesto, la confianza es clave para asegurar la seguridad del público y de los oficiales”, dijo Vanita Gupta, Procuradora General Asistente Interina de la División de Derechos Civiles.  “Este acuerdo de resolución provee el modelo para una reforma  sostenible que proporcionará una colaboración y participación continua por parte de la comunidad.  Agradecemos al Alcalde Berry, al Jefe de Policía Eden y a todos los individuos que compartieron con nosotros sus experiencias referentes al APD, para que este histórico acuerdo de resolución fuera una realidad”.

“Estamos verdaderamente orgullosos de nuestra comunidad y de nuestro departamento de policía por haber trabajado juntos durante un tiempo cuando la Ciudad enfrentaba serios desafíos, y ofrecer sus consejos y recomendaciones para seguir adelante,” dijo Damon P. Martínez, Procurador Federal por el Distrito de Nuevo México.  “La reforma no pasará de la noche a la mañana y tomará tiempo para que nuestra comunidad sane, pero ya estamos en camino.  A través del acuerdo de resolución que se logró hoy, la Ciudad está de acuerdo en implementar reformas fundamentales de una manera transparente, las cuales asegurarán que la fuerza será usada de acuerdo a derechos constitucionales y que generará más confianza entre los dedicados hombres y mujeres del Departamento de Policía de Albuquerque y los residentes a quien han jurado proteger”. 

Bajo el acuerdo de resolución, la Ciudad y el APD implementarán reformas detalladas en nueve áreas sustantivas.  Un equipo de monitoreo independiente será seleccionado conjuntamente y supervisará las reformas las cuales se espera será implementadas durante los próximos cuatro años.  Las áreas que cubre el acuerdo de resolución son:

  • Uso de fuerza:  incluirá que los supervisores acudan a la escena dónde se usó fuerza; proveer cuidados médicos a los sujetos, objetos de la fuerza, inmediatamente después del incidente; mejorar la calidad de las investigaciones del uso de fuerza; desarrollar un comité de revisión del uso de fuerza para detectar y corregir patrones y tendencias, utilizando agencias de policías circundantes como parte de un equipo poli-agencia que investigará tiroteos que involucren a oficiales de la policía  para así obtener mayor objetividad y sentido de responsabilidad. 

  • Unidades especializadas:  incluyendo medidas que requieran de trabajos y deberes bien definidos para las unidades tácticas especializadas y de investigación; asegurarse que los oficiales estén suficientemente entrenados para salvar vidas en situaciones de alto riesgo; y el desmantelamiento del proyecto de reincidentes del APD, y así restaurar su misión esencial investigativa en lugar de unidad táctica.

  • Intervención en situaciones de crisis:  incluyendo el establecimiento de un comité asesor de salud mental; proveer entrenamiento sobre la salud del comportamiento a todos los oficiales, despachadores y operadores del 911; y mantener grupos especialmente entrenados de proveedores de primeros auxilios, detectives y profesionales de salud mental, los cuales proveerán intervención en situaciones de crisis y darán apoyo a individuos con enfermedad mental grave o que están crónicamente sin hogar. 

  • Políticas y entrenamiento:  incluyendo el desarrollo de políticas claras y detalladas sobre el uso de fuerza, prevención de represalias, apoyo a oficiales que reportan la mala conducta y mejorar el programa de entrenamiento para asegurar que los oficiales desarrollen la habilidades técnicas y prácticas requeridas para usar fuerza de una manera legal y efectiva. 

  • Investigaciones internas y a quejas de civiles:  incluyendo medidas para eliminar fechas límites arbitrariamente impuestas para la presentación de quejas por parte de civiles;  estándares para llevar a cabo investigaciones de manera objetiva, profunda y a tiempo;  medidas para asegurar que el sistema de disciplina sea justo y consistente; y protocolos para proteger los derechos de los oficiales contra la autoincriminación. 

  • Personal y supervisión:  incluyendo un estudio de personal y recursos para determinar la distribución de recursos; hacer a los supervisores responsables de una supervisión cercana y efectiva;  y proveer orientación sobre los sistemas de grabación colocados en el cuerpo para promover responsabilidad y aumentar la confianza pública.

  • Reclutamiento y promociones:  incluyendo el desarrollo de un plan de reclutamiento estratégico que incluya metas y objetivos bien definidos y tomar los pasos necesarios para atraer a solicitantes cualificados quienes vengan de todos los sectores de la comunidad y asegurar que prácticas de promoción sean justas y consistentes. 

  • Asistencia y ayuda a oficiales:  incluyendo medidas para asegurar que personal del APD tenga acceso inmediato a servicios de salud mental y que supervisores estén entrenados para enviar a un especialista de tal manera que minimice el estigma; y

  • Participación comunitaria y supervisión:  incluyendo medidas que refuercen el proceso de supervisión por parte de civiles de la Ciudad; programas de información pública que mantengan al público informado del progreso del APD hacía la reforma; requisitos para fomentar prácticas policiales comunitarias en todos los niveles del APD; y poner en sitio comités para establecer prácticas policiales comunitarias a lo largo de la ciudad para asegurar que se obtenga información significativa de la comunidad. 

Un equipo independiente de monitoreo supervisará la implementación de las reformas, dará asistencia técnica y reportará sobre el cumplimiento por parte de la ciudad a través

de reportes que se harán periódicamente y serán públicos.  El equipo de monitoreo tendrá acceso  a todos los documentos, personal, instalaciones e información relacionada con el acuerdo de resolución y se relacionará con oficiales y miembros de la comunidad continuamente.  El equipo de monitoreo también será responsable de asesorar los resultados para determinar si las metas del acuerdo de resolución se están cumpliendo.  Esto se hará a través de indicadores de cumplimento y medidas objetivas.  El acuerdo de resolución requiere dos años sostenidos de cumplimiento antes de que pueda ser finalizado.

Para más información sobre la División de Derechos Civiles, por favor visite www.justice.gov/crt.  Para más información sobre la Oficina del Procurador Federal por el Distrito de Nuevo México, por favor visite http://www.justice.gov/usao/nm.

APD Commitment Letter
DOJ-ABQ Agreement Fact Sheet
SPL Police Accomplishments
 

Component(s): 
Press Release Number: 
14-1217
Updated November 4, 2014